Conecta con nosotros

NBA

Los New York Knicks, tankear o morir

El equipo neoyorquino debe evitar a toda costa otra temporada quedando en tierra de nadie.

Los New York Knicks necesitan dar más importancia a Frank Ntilikina. Guillermo Mayol (The Wing)

La temporada regular de la NBA esta cerca de entrar en su etapa final. Muchos podrían imaginar que a estas alturas todos los equipos ya tendrían claro cuál es su camino y objetivo. Los New York Knicks están aquí para demostrarles que no.

23 victorias, 31 derrotas y undécimos en el Este. La situación del equipo no invita al optimismo. Un año más parece que los neoyorquinos se quedarán lejos de la lucha por los Playoffs y tampoco se subirán al tanque que les haría conseguir un «pick» top cinco del «draft«.

Ante esta situación y estas fechas los Knicks tienen que tomar una decisión. De nada sirve quedar undécimo o duodécimo intentando entrar en una pelea imposible por los PO y lejos de las rondas más valiosas del draft. La dos únicas opciones están claras.

 

Luchar por los playoffs, una misión imposible

161215 NYK at GSW-15

Por un lado pueden pelear por entrar en PO. Los Sixers con 25 victorias y 25 derrotas ocupan ahora mismo la octava posición. Los de New York están lejos de ese 50% de récord y mucho tendrían que mejorar para que eso cambie. Son actualmente el quinto peor equipo en partidos como visitantes. Con este dato, a poco se puede aspirar.

Pero además también ostentan el premio de equipo que menos triples intenta por partido. Con Porzingis y Tim Hardaway como máximos anotadores, algo mal se está haciendo para que dos grandes tiradores no estén consiguiendo tiros abiertos.

Estos son dos problemas destacados pero no son ni mucho menos los únicos. Un ataque con pocas soluciones cuando un jugador no destaca y una defensa que a pesar de haber mejorado sigue teniendo grandes carencias, alejan al equipo de PO.

En resumen, que la plantilla de los New York Knicks no da para entrar en playoffs.

 

Vayan subiendo al tren del tanking

New York Knicks

Guillermo Mayol (The Wing)

No hay que ser muy listo para saber la opción restante. Pero no os penséis que esto va a ser fácil. En este caso también hay que cambiar varias cosas. Lo primero la rotación. Jeff Hornacek debe entender que un jugador de 34 años como Jarret Jack no puede disfrutar de 26.6 minutos por partido. Menos aún cuando Ntilikina está en los 20 y bajando en los últimos partidos.

Es cierto que la reducción de minutos del «rookie» se ha debido a la llegada de Trey Burke, un base que puede ser valioso para la franquicia. La cosa es que el jugador que tendría que haber visto reducidos sus minutos es Jack y no Ntilikina. Primer cambio necesario.

Pero el francés no es el único joven que debe jugar más en este supuesto «tanking«. Aquí es donde entra Willy Hernagómez, jugador que debido a su situación habría expresado su deseo de ser traspasado. Con la congestión de pívots que tiene el equipo esta claro que uno tiene que salir, pero ese en ningún caso debe ser el español.

Willy Hernagómez New York Knicks

Guillermo Mayol (The Wing)

Kyle O’Quinn debe ser el interior traspasado ya que además será interesante para ciertos equipos de playoffs. Con el fuera del equipo Willy entraría de nuevo en la rotación. Algunos podéis decir que tener a dos pívots como Kanter y Hernangómez no es bueno ya que ambos son ofensivos y tienen carencias en defensa. En parte tenéis razón pero no olvidéis que el objetivo del tanking es desarrollar jóvenes, no ganar partidos.

Por desgracia junto a Porzingis estos son todos los valores de futuro con los que cuenta el equipo. Habría que añadir a los mencionados Burke o Kanter y Hardaway, pero el resto es difícil que se queden en Nueva York durante muchos años.

Teniendo ya claro quiénes son los jugadores a los que hay que dar importancia, sería el momento de buscar traspasos. El tiempo corre y además del «trade» de O’Quinn los Knicks también podrían intentar sacar algo por Beasley despúes de su gran temporada. Otro jugador con mercado es McDermott pero esa marcha dejaría un agujero muy grande en la posición de alero. Aunque claro, estando ya subidos al tanque, ¿por qué no?

 


 

La situación de los New York Knicks no permite muchas opciones más. La clasificación a los playoffs es (casi) imposible y si no quieren morir en tierra de nadie solo hay una opción. Tankear siempre es duro, a nadie le gusta perder pero a menos de 30 partidos del fin de la temporada regular, es la decisión más sensata. Con otro joven top 10 del draft el proyecto con Porzingis y Ntilikina ya podría empezar a ver la luz al final de un larguísimo túnel. Sin tanking no hay paraíso.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This