Conecta con nosotros

Draft NBA

NBA Mock Draft 2019: ¿Zion Williamson o R.J Barrett?

Una clase con dos talentos internacionales y muchos prospects intrigantes.

Prev1 of 3
Use your ← → (arrow) keys to browse

Vuelven los NBA Mock Draft de The Wing tras la última edición de 2018. Ahora con una nueva camada para analizar, Gerard Solé y Jordi Alfonso se aventuran en esta complicada tarea de ordenar jugadores. Un trabajo de análisis, reflexión y debate que tiene como resultado esta elección de 30 jugadores y un podcast con información adicional.

En esta primera edición hacemos una variante del NBA Mock Draft, pues no aparece equipo alguno para seleccionar a los jugadores. A estas alturas de la temporada el orden de los equipos puede variar considerablemente (la diferencia entre el primero y el quinto del Esta es similar a la del primero y el decimotercero del Oeste) y no sería muy lógico asignar esas relaciones prospect-jugador en este punto de la temporada.

Sin embargo, este NBA Mock Draft mantiene la esencia del status de los jugadores y hemos tenido en cuenta qué suelen buscar las franquicias NBA según el rango, para determinar de forma más precisa a los jugadores que finalmente han conformado nuestra lista.

A continución, adjuntamos el podcast que amplía la información ofrecida en este artículo.

 

NBA Mock Draft 2019

30. Shamorie Ponds (PG, Junior, St John’s)

El pequeño base de los Red Storm es un jugador eléctrico, un microondas para el banquillo de un equipo competitivo. Desde su primer año en St John’s ha promediado 17 puntos por partido o más, pero esta temporada ha dejado claras muestras de progresión, anotando 30 o más en tres de los ocho partidos que ha jugado. Shamorie Ponds ha vuelto a transmitir sensaciones positivas desde el triple y cuida mucho mejor el balón que en su temporada sophomore.

Es uno de los mejores bases de la NCAA pero, ¿dará el salto a la NBA o preferirá quedarse en la competición universitaria? De momento abre nuestro primer NBA Mock Draft.

 

29. Ayo Dosunmu (PG, Freshman, Illinois)

Difícil es poder brillar en un contexto competitivo en el que tú no eres la estrella principal. Pero aún así, este base de primer año está siendo una de las sensaciones agradables en los Fighting Illini. Con más intermitencia que regularidad, Dosunmu se ha erigido como líder en muchas ocasiones en un equipo con demasiadas armas exteriores para que este proyecto de NBA pueda tener todos los focos que merece.

Dosunmu es ya un director de juego notable, con gran capacidad atlética (aprovecha muy bien su 1,98) y muy agresivo atacando la canasta. Aunque debe seguir mejorando su eficiencia en el tiro exterior, ha demostrado ya unas dotes de liderazgo que le hacen ser candidato a estar en la primera ronda del próximo Draft.

 

28. Kezie Okpala (SF/PF, Sophomore, Stanford)

Tras la marcha de Reid Travis a Kentucky, Okpala manda en los Cardinal y está demostrando que tiene el talento suficiente para aparecer en esta primera edición del NBA Mock Draft. Su tamaño es perfecto para ejercer como combo forward, aunque debe ganar algo de peso para no sufrir en los contactos contra ala-pívots, tanto a nivel ofensivo como defensivo.

Su mejora ha llegado a través del tiro, en el que se aprecia una evolución en  cuanto al volumen de triples que asume y su porcentaje de acierto (22 por ciento como freshman, 47 por ciento como sophomore). Atrás está siendo de los mejores de su equipo, es un defensor versátil a nivel posicional.

 

27. Jontay Porter (PF/C, Sophomore, Missouri)

No busquen sus estadísticas de esta temporada porque no las encontrarán. Salvo sorpresa a última hora, Jontay Porter no disputará ni un minuto en esta campaña 18/19 por un desgarro en el ligamento cruzado anterior y en el ligamento colateral medial. Este duro contratiempo afectará notablemente a sus posibilidades de ser elegido en primera ronda en el Draft de la NBA, más en un año en el que los Tigers iban a ser un escenario ideal para este poderoso cuatro con capacidad para abrir el campo y atacar de cara al aro.

¿Se la jugará algún equipo NBA o estamos delante de otro caso de jugador que caerá por problemas físicos como le pasó a su hermano Michael?

 

26. Jaxson Hayes (PF/C, Freshman, Texas)

Texas es territorio de pívots, desde 2011 han llevado a la primera ronda del Draft a cuatro, tres de ellos como top 10. Jaxson Hayes podría ser el nuevo producto NBA de los Longhorns. Su perfil de juego es muy útil en la liga actualmente: gran potencial físico, defensa de aro y uso off the ball en ataque.

Hayes es uno de los pívots ejecutores de este NBA Mock Draft, no el mejor, pero sí uno con un potencial tan atractivo como para convencer a una franquicia para que apueste por él. No es necesario que sea titular, en Texas ya está aportando desde el banquillo y un equipo competitivo podría apostar por este tipo de rol player (véase la apuesta de Houston por Clint Capela en su momento).

 

Simisola Shittu, uno de los grandes perdedores de este NBA Mock Draft | Vanderbilt University

Simisola Shittu, uno de los grandes perdedores de este NBA Mock Draft | Vanderbilt University

25. Simisola Shittu (PF, Freshman, Vanderbilt)

Hablan de él como la siguiente gran estrella del baloncesto canadiense junto a RJ Barrett. Y únicamente hay que verle jugar para ver que le rodea un aura especial. Sin ser un interior de gran capacidad física o altura (apenas llega a un ser un 6-10), Simisola Shittu se ha convertido en la gran referencia cerca del aro de una Vanderbilt que deberá replantear sus roles tras la lesión de Darius Garland.

Esto puede darle más responsabilidad a este versátil cuatro, con buena técnica aunque aún demasiado finalizador y poco generador. Y si asume dicha responsabilidad de forma positiva, su stock subirá como la espuma para acabar siendo, incluso, todo un lottery pick.

 

24. Moses Brown (C, Freshman, UCLA)

El pívot de los Bruins ha sido una de las sorpresas agradables de la temporada. El esquema de Steve Alford le deja la zona a su disposición y un jugador de tal tamaño (7-0 de altura y 7-4 de envergadura) solo puede hacer una cosa: barrer la pintura. Moses Brown es el pívot con mayor porcentaje de rebotes (20 por ciento) de este NBA Mock Draft.

Su rango ofensivo no es amplio precisamente, pero tampoco le hace falta, pues ejecuta en los aros la mayor parte de su juego. En una NBA con más espacios, su potencial en situaciones de bloqueos es más que atractivo. Además reúne las herramientas físicas e instintos para ser un defensor de aro excelente, un ancla defensiva a la que desarrollar a fuego lento y con paciencia.

 

23. Goga Bitadze (C, 1999, Mega Bemax)

Pívot. Capaz de tirar de tres y pasar con gran facilidad. Y que está jugando en el Mega Bemax. No, esta no es una review anterior sobre Nikola Jokic… aunque podría serlo. Y es que las comparaciones con la estrella de los Denver Nuggets son inevitables cuando ves jugar a Goga Bitadze. Un cinco de largos brazos y con buenas piernas, pero, especialmente, un cerebro privilegiado para este deporte.

En su primera gran campaña como gran estrella de este peculiar equipo lleno de jóvenes talentos de la agencia BeoBasket, Bitadze está dando ese paso hacia adelante tan necesario que le debe servir para jugar la próxima temporada en la mejor liga del mundo. ¿Se imaginan a un jugador tan especial en las manos de un cerebro como el de Rick Carlisle o Gregg Popovich?

 

22. Kris Wilkes (SF, Sophomore, UCLA)

El alero de UCLA decidió regresar a la universidad tras dejar buenas sensaciones como freshman. Ahora como líder de los Bruins, se está mostrando como un jugador más eficiente sobre la pista, pero sobre todo muy regular.

Kris Wilkes no está dejando grandes sensaciones a nivel de tiro pero llegando al aro se muestra como un jugador agresivo, que sabe utilizar bien su altura y explosividad para definir. Algunos lo proyectan como slasher pero, ¿podrá demostrar que es mucho más que eso? Aumentar sus recursos es imprescindible para hacer rentable la inversión de quedarse un año más en la liga universitaria.

 

21. Nickeil Alexander-Walker (SG, Sophomore, Virginia Tech)

Agresividad pura en ataque y defensa, el juego de Alexander-Walker encaja a la perfección con la propuesta de Buzz Williams en los Hokies. Defender y atacar agresivo, sin miedo al tapón o a la falta. Y con este espigado exterior (6-5 de altura, 6-9 de envergadura) como arma principal a ambos lados de la canasta.

Capaz de anotar desde la línea de tres con cierta fluidez, Alexander-Walker es realmente imparable cuando ataca el aro con fuerza, ya sea en situaciones con balón o recibiendo (con mucha pericia) un pase de un compañero. Y esta es una virtud que puede trasladar con gran eficiencia a la NBA, un baloncesto con muchos espacios y en el que los defensores cada vez están menos atentos a esos tipos de situaciones de desmarque.

Prev1 of 3
Use your ← → (arrow) keys to browse

Comentarios

Más en Draft NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This