Conecta con nosotros

Especiales

NBA avanzada: cambios hacia el futuro

La NBA está comenzando un nuevo año y desde The Wing les traemos las mejores modificaciones que se vienen.

La NBA y los cambios

NBA Spain / Emilio Cobos

La NBA es una organización que se preocupa mucho por el producto que vende y no teme a los cambios

en pos de acrecentar el espectáculo. Dentro de las grandes ligas de EEUU es la más progresista en cuento a ideología y la que mayor mancomunión tiene con sus jugadores, pero en cuanto al juego ¿qué cambios serían necesarios en los próximos años para lograr dichos objetivos?

Vamos a concentrarnos en cuatro aspectos que considero particularmente van a tener que tratarse tarde o temprano y la liga empieza a poner a prueba en diversas “pruebas pilotos”.

Ampliación de las dimensiones del campo de juego:

El primer apartado tiene una explicación lógica, tanto por el lado de la evolución física humana, como la transformación del juego en sí.

El básquet nació a principios de la última década decimonónica con las dimensiones actuales del campo de juego, pero con actores muy diferentes a los de actuales.

 

 

La mejora física de los jugadores es evidente con solo mirar imágenes de las primeras competiciones en la costa Este norteamericana o, sin ir más lejos, hace apenas unas décadas atrás. En sus comienzos el prototipo era más bajo, con poca musculatura y con menor soltura a la hora de desplazarse por la cancha. La medicina, la especialización de la tecnología aplicada al deporte, el entrenamiento y el juego en particular han llevado a los prototipos físicos actuales.

Esto no es algo supeditado al deporte de la pelota naranja, el cambio morfológico ha llegado a todas las disciplinas, y este video, nos puede dar una muestra cabal de a qué nos referimos (activen los subtítulos).

 

 

Como acabamos de ver la hiper especialización y el avance de la tecnología ha modificado los físicos, pero también el juego ha cambiado para, en algunos casos, impulsar dicho cambio y en otros acompañarlos.

El “pace and space” empujó a que los protagonistas de este deporte a tener que desplazarse por el campo de juego a alta velocidad/movilidad y abrir la cancha más allá de los 7.25 metros para permitir el vacío en la pintura.

Jugadores que ocupan mayor volumen, se desplazan más rápido, explotan mejor las dimensiones del campo y prácticamente no tienen limitaciones a la hora de acercarse al aro, están llevando a que se produzcan cada vez más inconvenientes a la hora de exprimir los acotados espacios.

La NBA informaba hace unos meses que la mayor cantidad de pérdidas se estaban produciendo por pisar la línea lateral o de fondo, situaciones provocadas por lo que venimos explicando hasta el momento. Tras conocerse la noticia el debate sobre la ampliación del rectángulo volvió al tapete y se está estudiando la posibilidad de realizarlo en un futuro cercano.

Los que no tardaron en experimentar en este sentido, fueron los de la ACB, que en su circuito de pretemporada probaron agregarle un metro de ancho a la pista (50 cm de cada lado) llevando la distancia entre el triple y la línea lateral a 1,4 mts.

 

 

Según las declaraciones de los implicados en el circuito Movistar, todos han quedado conformes con esta modificación.

Los jugadores declararon que podían correr mejor la cancha, que se perdían menos balones, que se anotaba en más oportunidades, en definitiva, todas cuestiones que sirven al espectáculo lo que en el fondo es el objetivo de ligas como la NBA.

El tiempo ha pasado y el mundo es cada vez más pequeño, la cancha de básquet no escapa a esta sentencia y será cuestión de tiempo para que tanto la FIBA como la NBA tomen cartas en el asunto.

 

Faltas intencionales sin pelota:

El famoso “hack a Shaq” o el hacer faltas sin balón a malos lanzadores de tiros libres para cortar el ritmo rival, ya había sufrido modificaciones allá por el año 2016. En aquella oportunidad se amplió el tiempo en que no se permitía realizar esta estrategia (últimos dos minutos de cada cuarto) so pena de tiros libres y reposición.

 

 

Claramente es algo que se sigue utilizando cotidianamente (Popovich, Stevens entre otros) y que vuelve el ritmo de juego cansino y anodino, perjudicando el ritmo y la calidad del espectáculo.

El emparejamiento con la reglamentación de FIBA tiene que llevarse al tapete de la junta de directores de la NBA, que está dividida entre seguir con la normativa actual o ampliar la sanción, como en el básquet internacional, a dos tiros libres y reposición para el equipo perjudicado, motivando al infractor a no realizarlo por la penalidad excesiva.

Teniendo en cuenta que las federaciones están acercándose cada vez más en cuanto a sus diferencias reglamentarias, no me extrañaría que en el corto plazo veamos en FIBA la anulación del barrido sobre el aro y alejamiento de la línea de tres a 7.25 mts (ya hay propuestas serias de esto) y el punto tratado aquí por parte de la NBA.

 

Desaparición del sistema de divisiones:

El sistema de competición de la NBA está quedando prácticamente obsoleto en la actualidad, mas allá de las desigualdades entre las conferencias (últimamente el Oeste domina la liga) la estructura divisional dejó de tener sentido.

Creada para reducir los desplazamientos de los equipos durante la temporada regular, esta organización que nació en los 70 no tiene razón de ser en la actualidad.

El avance tecnológico en transporte y logística de las franquicias, sumado a que tras lo ocurrido en 2015 (Portland entró dentro de los cuatro primeros con peor récord que Spurs y Grizzlies) la Junta de Gobernadores eliminó, no solo el privilegio de estar entre los cuatro primeros para el campeón sino, incluso, la posibilidad de asegurar la postemporada.

 

“Quizás sea el momento de cambiar algunas cosas. Las divisiones se han hecho innecesarias y debemos dar un aire fresco a la competición”, declaró Silver

 

El por ese entonces recién llegado Comisionado planteaba el tema en el año 2013 como uno de sus objetivos de mandato. Se especula que en cuanto se produzca una nueva expansión de la liga (los rumores hablan de la temporada 2020/21) se reestructurará el mapa NBA y se aprovechará la situación para erradicar definitivamente este formato de competición.

 

Unificación del tiempo de juego entre FIBA y NBA:

Este punto es de los más discutidos y el que más resistencia tiene entre algunos sectores de la Liga. Desde la organización se viene tratando de reducir la cantidad de minutos disputados por los jugadores con el objetivo de evitar las lesiones y empobrecer el producto ante el público.

En los últimos años (sobre todo desde la asunción de Adam Silver) hemos visto como se han recortado la cantidad de partidos en noches consecutivas, los cuatro juegos en cinco noches y la ampliación del calendario de competición en prácticamente 20 días.

El pedido del gremio de jugadores fue escuchado por el comisionado, que ya está poniendo en práctica todo este tipo de medidas con los objetivos que contábamos más arriba.

En la última Summer League (banco de prueba para modificaciones futuras) se probó con reducir los cuartos a 10 minutos en vez de 12, emulando a la competencia internacional con el fin de probar, tanto con el público, como con los actores en particular.

Si se aplicara la reducción temporal se disminuirían aproximadamente el tiempo de 15 juegos, y el cansancio, las lesiones y el desgaste para la postemporada, donde la marca NBA hace valer su negocio tradicionalmente.

El problema fundamental es que, con esto, los sponsors y TV tendrían que reestructurar los formatos de transmisión y los contratos con los dueños, ya que el tiempo de facturación se reduce y son los primeros interesados en mantener o maximizar ganancias.

 

En conclusión:

Estos cuatro puntos están en el tapete de discusión entre el gremio de jugadores, los dueños y la organización de la NBA, algunos son más factibles a corto plazo que otros, pero lo cierto es que cuando el río suena, piedras trae.

Si tomamos en cuenta la comunicación existente entre los jugadores y la NBA aquellas cuestiones que atañen al juego en sí serán oídas, mientras que las que son más de índole organizativa, tendrán un tipo de discusión más ampliada. Mientras tanto, solo nos queda disfrutar el comienzo de una nueva temporada en la mejor liga del mundo.

 

Comentarios

Más en Especiales

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This