Conecta con nosotros

Draft NBA

Los tres motivos que desatan el hype con Mo Bamba

Cada año, el Draft deja nombres propios que despiertan excitación extra. Este 2018 el favorito es Bamba. ¿Por qué?

Mo Bamba

Mo Bamba apunta a ser elegido por Dallas o Chicago | SB Nation

El Draft se acerca y con ello aumentan las ganas, la emoción. Los rumores y el humo también se disparan, el fenómeno Draft es una máquina incombustible que genera decenas de historias curiosas. Hoy revisamos una de ellas que golpea especialmente fuerte en España.

Cada año hay un grupo reducido de jugadores que genera un hype importante respecto al resto, dentro del hype que siempre provoca el Draft. Por unos u otros motivos, para la edición de este año tenemos nombres como Jaren Jackson Jr, Donte DiVincenzo o el protagonista de hoy, Mo Bamba.

 

El hype con Mo Bamba

Ya desde hace un par de semanas las expectativas sobre este jugador han crecido de forma salvaje. Todo el proceso del Draft posterior a la Final Four del Mach Madness universitario es un camino en el que Mo Bamba se ha sentido, y se siente, muy cómodo.

El jugador norteamericano, natural de Nueva York, es una de las sensaciones del próximo Draft y, si los mocks ya le situaban en el top 7 del Draft de forma indiscutible, ahora parece imposible que vaya a salir del top 5. Aunque ya sabemos cómo funciona esto, las sorpresas están a la orden del día.

Lo que nos atañe en este artículo es el hype con Mo Bamba. Varios motivos han despertado un interés extra, una emoción añadida con este jugador. Y desde The Wing vamos a repasar los elementos que hacen del jugador formado en Texas A&M una atracción hasta la gran noche del 22 de junio.

 

1.- Un físico histórico

La tarjeta de bienvenida de Mo Bamba arranca con sus 2’16 metros de altura. Pero es el tercer hecho más significativo de su físico, hay dos por delante. Uno es la velocidad, esa explosividad que tiene y que con trabajo le dará en la NBA la capacidad de asumir emparejamientos más pequeños, cambiar en bloqueos, realizar flashes

Sorprendió a todos cuanto se filtró que en un entrenamiento privado con los Chicago Bulls, Bamba recorrió los tres cuartos de una cancha en 3’04 segundos. Cifra más baja a la que registraron otros como Westbrook (3’08), Harden (3’13), Wall (3’14) u Oladipo (3’25). Hablamos de estrellas de la NBA y, todas ellas, en posiciones exteriores.

Pero existe otro factor, el que más llama la atención en este jugador: la envergadura de Mo Bamba. Unos brazos kilométricos preparados para romper todos los récords, un total de 239 centímetros. Barre así la cifra más alta registrada en el Combine, los 236 de Gobert, seguidos por los 226 de Anthony Davis o los 223 de Durant.

Estos tres elementos juntos crean un molde físico sin precedentes. Estamos ante un coloso en bruto para el baloncesto moderno, una unión de partes perfectas que forman un bloque inaudito. El hype con Mo Bamba nace desde su físico.

 

2.- Estudioso, maduro y trabajador

Cuando escuchas hablar a jugadores jóvenes que se preparan para dar el salto a la NBA (incluso algunos profesionales), sus respuestas se llenan de muletillas y expresiones muy informales. En cambio, hacerlo con Mo Bamba significa escuchar al que sería el estudiante modélico. El que desde fuera parece el hijo que todos los padres querrían.

Un joven de 20 años (nacido en 1998) que demuestra una madurez y cabeza impropias para su edad y situación. Muchos a esta edad se preocupan más por otros factores, mientras que Bamba transmite la sensación de estar al 100% concentrado en el baloncesto.

Tiene muy claro lo que debe trabajar, ahora particularmente está centrado en el tiro, y está muy decidido. Lo cierto es que agrada mucho ver una entrevista de Mo Bamba.

Y si queréis saber más sobre su ética de trabajo, no dejéis de leer esta maravilla de The Ringer. De lo mejorcito publicado de Bamba hasta la fecha.

 

3.- Kevin Garnett y Joel Embiid

Todos conocemos la importancia de las redes sociales, y ahí Mo Bamba ha recibido dos impulsos importantes. El primero llegaba el 11 de mayo, cuando Kevin Garnett publicaba la siguiente foto.

Si uno de los mayores gladiadores que ha visto jamás la NBA publica una foto contigo después de un entrenamiento personalizado es que algo has hecho bien. También es cierto que al día siguiente subió una con Jaren Jackson, pero es un chico que también gusta y que, precisamente, despierta mucha expectación estos días.

Luego está la perlita, la que al menos en la comunidad NBA España de Twitter se difundió de forma viral. Un vídeo en que se comparan los entrenamientos de Mo Bamba con los de Joel Embiid. Y lo cierto es que los clava.

 


 

Todos estos elementos forman una bola, pero también un reconocimiento muy merecido a un jugador de elevado potencial y de ética fortísima para su edad y situación.

Quizás no tiene los recursos de Bagley en la ofensiva o ese poderío que desprende Ayton. Mo Bamba es otra cosa. Es un jugador capaz de influir de manera escandalosa en un partido sin anotar un solo punto, sin que el balón pase por sus manos. Y aún así demuestra que tiene sus detalles y sabe jugar por encima del aro.

La envergadura más bestia de la historia del baloncesto, en 216 centímetros que corren más rápido que Russell Westbrook. Por si fuese poco, además, maduro, trabajador y con las ideas claras.

Los puestos dos al cinco del Draft parecen una lotería, Orlando apunta a tomar una mala decisión y los Bulls prefieren a otros jugadores. Su posición final es una incógnita, pero lo importante es la expectación. ¿Entendemos ahora el hype con Mo Bamba? Lo entendemos.

Comentarios

Más en Draft NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This