Conecta con nosotros

NBA

Mirotic y Portis, mucho más que un puñetazo

Mirotic y Portis tuvieron un encontronazo que deja a Niko de baja . La sanción para Bobby es de ocho partidos.

Nikola Mirotic

Rachael (CC)

Todos sabían que los Chicago Bulls eran una banda. Y en las bandas pasan cosas de bandas. La sorpresa saltó cuando desde Chicago informaban que Bobby Portis le había pegado un puñetazo en un entrenamiento a Nikola Mirotic. Una noticia más que se escuchaba en Illinois y que era totalmente extradeportiva.

En cuanto a los hechos del incidente, según informa Shams Charania en The Vertical, Nikola Mirotic tuvo que ser hospitalizado tras recibir un puñetazo en la cara de su compañero de equipo Bobby Portis. El ala-pívot se enzarzó en una pelea con Portis, rival en el puesto de ala-pívot titular, y el español se llevó la parte fea del combate. Otras fuentes informan que Portis le estuvo picando durante todo el entrenamiento y acabó dándole un golpe a traición.

 

Las consecuencias del puñetazo

Lo peor de esta situación es que afecta terriblemente a Chicago. Un puñetazo con mucho contexto y en el que todos pierden. Lo primero por la mala imagen que da de un jugador en el que había muchas esperanzas como es Portis.

El ala-pívot se veía ante su ultimátum en Chicago y en esta temporada debía demostrar que merecía ser un pieza importante de futuro. La suspensión de ocho partidos -y la mancha negra en su currículum- le pone las cosas muy difíciles de cara a su futuro en la NBA.

El otro damnificado es (obviamente) Nikola Mirotic. El montenegrino estrenaba contrato y ante él tenía la oportunidad de empezar con buen pie la temporada y llamar la atención de otras franquicias. Cosa que no consiguió hacer en este verano. Mirotic, de momento, tendrá que pasar por el quirófano y estará entre cuatro y seis semanas de baja.

Pero si hablamos de afectados, hay que hablar de Chicago. La franquicia ya no podrá afrontar con tranquilidad el inicio de la temporada y se verá obligada a jugar sus primeros partidos sin dos de sus interiores. Por no hablar de cómo todo esto influye al mal rollo en el vestuario.

No sería de extrañar que se le intentase buscar salida mediante un traspaso a Portis. Un ‘trade’ en el que podrían estar involucrados jugadores que no han tenido nada que ver con la situación y que pueden salir para convencer a la otra franquicia de que lo acepten.

 

El lado «positivo»

Sería injusto tapar,  que de esta situación, hay un claro beneficiado: Lauri Markkanen. El rookie de los Bulls ha visto cómo dos jugadores con los que tenía que competir ferozmente por minutos se han descalificado de esta carrera y le han abierto camino. Ahora tendrá más minutos para desarrollarse y para demostrar todo su potencial. Es el futuro de la franquicia y lo deberá demostrar desde el minuto uno. La posición de ala-pívot es suya y tiene mucho que decir. Seguramente de su rendimiento en cancha dependerá el futuro de Portis en Chicago.

Lauri Markkanen

Markkanen se postula como uno de los interiores con más agilidad del Draft – Sports Illustrated

Lo que ha quedado más que claro es que los Chicago Bulls son una banda. Una franquicia que a día de hoy poco tiene que contar y que ofrecer. Cuesta mucho pensar que todo esto quede aquí y Mirotic y Portis sean capaces de convivir en armonía en ese vestuario. Igualmente, se desestabiliza la figura de Fred Hoiberg, que parece que la situación se le ha ido de las manos.

La situación seguramente esté lejos de solucionarse incorporando a otro base.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This