Conecta con nosotros

NBA

Las lesiones de Milwaukee Bucks ponen en peligro su #1

Las bajas de Malcom Brogdon, Nikola Mirotic y Pau Gasol serán importantes en el final de temporada.

Milwaukee Bucks está cerca de completar la mejor temporada de los últimos 30 años (de momento, tercer mejor porcentaje de victorias de la historia de la franquicia tras el año del anillo y el posterior), pudiendo ser el mejor equipo de la regular season si ganan unos partidos más. La presencia de un candidato a MVP, un equipo muy bien montado a su alrededor y un entrenador que ha implantado su sistema a la perfección les convierten en un equipo divertido de ver y con mucho peligro en Playoffs. En 20 días empieza la postemporada y Budenholzer se ha encontrado con tres lesiones que pueden afectar a la primera ronda de los Playoffs. 

Parece que este año es el indicado para volver a superar una eliminatoria por primera vez en 18 años, pero para ello Budenholzer debe encontrar una solución para que las bajas no afecten tanto a la rotación de una maquinaria bien engrasada y tenerles preparados para una hipotética segunda ronda donde puede llegar algún “coco” a intentar conquistar Wisconsin. 

 

Los lesionados de Milwaukee Bucks

Malcolm Brogdon 

El Rookie del Año 2017 es una pieza importante en el esquema de Milwaukee Bucks. Anota casi 16 puntos por encuentro y además, al no jugar ningún partido más, se va a unir a Larry Bird, Mark Price, Reggie Miller, Steve Nash, Dirk Nowitzki, Kevin Durant y Stephen Curry como miembro del selecto “50-40-90 club”, es decir, terminar la temporada con porcentajes superiores al 50% en tiros de campo, 40% en T3 y 90% en tiros libres. 

Sabe muy bien cuál es su rol como tirador esperando a que la defensa colapse para frenar a Antetokounmpo, aunque siendo base también puede manejar el balón, penetrar y participar en el juego coral de los Bucks con más de tres asistencias por noche. Pese a no cumplir con las expectativas de estrella tras ser el mejor novato de su camada (Ben Simmons no debutó hasta el año siguiente), su presencia es importante y sin duda le echarán de menos. 

Su lesión, una fascitis plantar con la que lleva lidiando desde comienzos de 2019, le va a tener apartado entre 6 y 8 semanas según el primer informe, con lo que probablemente no pueda jugar hasta inicios de mayo, perdiéndose así la primera ronda y puede que parte de una hipotética segunda, donde es probable que llegue Milwaukee Bucks.

Tony Snell, un perfil más defensivo con cierta capacidad de tiro, está siendo el elegido para jugar de escolta titular. Pat Connaughton también tendrá más minutos, aunque su inconsistencia en la larga distancia no permite que Budenholzer pueda confiar tanto en él, especialmente en los momentos calientes de los partidos. George Hill, pese a no haber encajado bien desde el principio (porcentajes muy bajos), también disfrutará de más presencia en un intento de mejorar antes de las eliminatorias por el título. Khris Middleton, que este año juega de alero, puede bajar a su posición más ocupada anteriormente en su carrera y dejar hueco para D.J Wilson o un 4 abierto como Ilyasova. 

 

Nikola Mirotic 

El hispano-montenegrino llegó a Milwaukee Bucks desde New Orleans antes del cierre del mercado y es otra de las lesiones de renombre que sufren los Bucks. Un gran tirador que encajaba bien en el sistema de Budenholzer, pese a que tuviera que trabajar la defensa exterior para poder realizar cambios con Middleton o Antetokounmpo y que el aro, ya con falta de protección por la presencia de Brook López, no quedara totalmente descuidado. 

La buena rotación de los líderes de la liga ha hecho que Mirotic haya jugado menos desde el principio. Además, sus números han bajado en concordancia (excepto las asistencias, donde se nota el estilo Budenholzer frente a su papel en Pelicans), acompañado con una pequeña bajada de los porcentajes de tiro, aunque sigue teniendo un respetable 35% en T3, su mayor virtud y por la cual encaja tan bien. 

Una fractura en el dedo no le está permitiendo jugar estos últimos partidos, aunque parece que el periodo máximo de recuperación es de 4 semanas, por lo que es prácticamente seguro que llegue al inicio de la primera ronda al 100% o muy cerca de su mejor nivel de salud. Su baja significa un aumento de minutos para Ilyasova en un rol similar aunque más cercano al aro. D.J Wilson también podrá disputar minutos como ala-pívot. 

 

Pau Gasol 

El pívot español ha recalado en Milwaukee tras su salida de San Antonio antes de tiempo. Sus inicios no han sido muy esperanzadores, ya que se ha visto un Gasol muy desmejorado y castigado por las lesiones al que es difícil encontrarle un papel activo a la hora de competir en Playoffs. 

Su perfil como interior abierto encaja en el esquema de Budenholzer, pero la falta de potencia física se hace notar en ambos lados de la cancha. Puede ser importante para distribuir en el poste alto ante defensas muy cerradas que bloqueen las entradas de la bestia griega, pero está claro que su falta de explosividad puede ser una mina para los rivales, que buscarán atacarle siempre con aclarados. Sin duda, su papel como veterano y experto en eliminatorias por el título le avalan para jugar un papel importante en el vestuario. 

Su papel ha sido casi residual, por lo que su baja no afecta en exceso a la rotación. La única pega es que Brook López es el único pívot del equipo tras las marchas de Henson y Maker, por lo que las lesiones dejan la rotación interior algo escasa para el tramo final de temporada regular. Es probable que el catalán no llegue hasta una hipotética segunda ronda. 

 

Los Bucks, candidatos a todo

Si los Milwaukee Bucks no sufren más lesiones en el próximo mes, sus posibilidades de superar la primera ronda siguen siendo muy altas y, en caso de llegar a la segunda, es casi seguro que podrán tener a todos sus efectivos disponibles. 

Sin duda, van a echar de menos a Brogdon y a Mirotic en estos partidos en los que se pueden asegurar el factor cancha durante todos los Playoffs, incluyendo unas hipotéticas Finales. Su habilidad para tirar desde lejos es muy apreciada en el sistema que ha implantado Budenholzer. El puesto de Brogdon está bien cubierto, aunque sea difícil igualar su efectividad como anotador. En el caso de Mirotic, puede que la rotación se antoje algo escasa, pero también es verdad que en Playoffs son un poco más cortas y jugadores como Antetokounmpo, Middleton y Bledsoe jugarán más minutos, quitándoselos a otros compañeros con presencias poco notables. 

Pese a estas lesiones, está claro que la temporada de los Milwaukee Bucks va a ser muy buena y veremos si pueden culminarla con unos buenos Playoffs. Tras la marcha de LeBron James al Oeste, los Cavaliers buscan sucesor en la lucha por el anillo, una pelea donde Toronto y Milwaukee son los favoritos, aunque hay que tener mucho cuidado con Sixers, Pacers y Celtics, tres equipos con muy buena plantilla y que son capaces de jugar muy bien al baloncesto. Los Bucks cuentan con un candidato a MVP en sus filas en la mejor temporada de su carrera y una serie de aliados en el exterior que favorece la práctica de un juego coral y difícil de frenar, además de una defensa sólida, marcas de la casa de Mike Budenholzer, uno de los candidatos a Entrenador del Año.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This