Conecta con nosotros

NBA

Mike D’Antoni, el gran desarrollador de talentos de la NBA

Más de 30 jugadores han realizado su mejor temporada bajo la sombra de Mike D’Antoni, ¿casualidad? No lo creo.

james harden houston rockets Mike D'Antoni

James Harden ha realizado sus mejores temporadas bajo las órdenes de Mike D’Antoni. Keith Allison (CC)

Cuando en el verano de 2016 Mike D’Antoni fichó por los Houston Rockets fueron muchos los que hablaron de que el equipo de Houston cavaba su propia tumba. Tras su incapacidad para hacer de los New York Knicks un equipo competitivo y su fracaso en los Lakers, el «coach» llegaba a un equipo que se había clasificado de milagro a las Playoffs y que sin Howard dependían completamente de James Harden.

Ahí estaba el supuesto problema. Juntar a un jugador ineficiente en defensa con un entrenador que su talón de Aquiles siempre ha sido esa faceta no parecía buena idea. Nos callaron la boca. D’Antoni sacó a relucir la mejor versión de un Harden que se quedó a la puerta de ser MVP y el equipo acabó tercero en el Oeste con un 55-27.

Mike D’Antoni ha hecho su propia mini revolución del baloncesto con sus Rockets. Con un juego ofensivo muy rápido y un completo abuso (eficaz) de la línea de tres son el gran ejemplo del baloncesto moderno, pero su llegada a Houston no solo le ha servido para eso. D’Antoni se ha destapado como un genio de la optimización capaz de sacar lo mejor de cualquier jugador.

 

Explosión de secundarios Houston

Mike D'Antoni

Keith Allison (CC)

Sin duda alguna el jugador más beneficiado de la llegada del entrenador a los Rockets ha sido James Harden. Tanto cuando se reconvirtió a base el año pasado como en la vuelta a su posición natural con la llegada de Chris Paul, «La Barba» ha desplegado su mejor juego bajo las ordenes de D’Antoni. 28.5 puntos y 8.5 asistencias avalan una temporada de MVP (con el respeto de Westbrook).

Ya no hay rastro de aquel jugado que brillaba por su pasividad defensiva y egoísmo. James Harden convierte en mejores a sus compañeros y este año encara de nuevo como favorito la lucha por ser el jugador más valioso de la liga. Pero la estrella no ha sido el único que ha desplegado su mejor juego bajo las órdenes de Mike D’Antoni.

Jugadores como Patrick Beverley o Eric Gordon ya habían desplegado un buen juego en el pasado, pero este ha sido el entrenador que les ha cambiado la carrera. El primero de ellos se convirtió en uno de los mejores defensores de perímetro de la liga y Eric Gordon por fin llegó a un equipo competitivo y demostró su valía siendo nombrado mejor sexto hombre del año.

Mike D'Antoni

Keith Allison (CC)

Y qué pasa si vemos las actuaciones de jugadores que ya no están en su «prime«. Absolutamente lo mismo. Nene Hilario no ha tenido ningún reparo en reconocer que a sus 34 años antes de llegar a los Rockets se sentía un exjugador pero que gracias a D’Antoni volvió a sentirse útil en una cancha de baloncesto.

El último ejemplo lo encontramos en Gerald Green. El polémico jugador de 31 años se encontraba esta temporada sin equipo y a finales de año los Rockets le dieron una oportunidad. Ha respondido a la perfección. Sus 16.1 puntos en 9 partidos han llegado en el momento que más se necesitaba, durante la ausencia de Harden, y se ha convertido en un secundario de lujo más en Houston. Todo ello bajo la confianza de D’Antoni, ¿casualidad? No lo creo.

 

La siempre complicada vida en New York

Mike D'Antoni

Gene Wang flickr (CC)

Nueva York y el Madison son lugares donde la gloria tiene un precio muy alto y Mike D’Antoni lo pudo comprobar por si mismo. Pero a pesar de que su etapa en la Gran Manzana no se recuerde de la mejor forma, el entrenador dejo muestras del talento que tiene para sacar la mejor versión de sus jugadores.

Tanto David Lee (20.2 puntos y 11.7 rebotes) como Al Harrington (20.7 puntos y 6.3 rebotes) realizaron su mejor temporada con Mike al mando y ambos se convirtieron en estrellas de unos Knicks que vagaban sin rumbo. Ellos estaban llamados a ser los líderes del equipo y su rendimiento era entendible pero otros jugadores como Nate Robinson, Raymond Felton o Wilson Chandler también realizaron sus mejores temporadas en aquellos años (2008-2012). Jugadores que no fueron estrellas pero que lejos de la sombra de D’Antoni les ha costado demostrar su importancia.

Mike D'Antoni

Alex Güell (The Wing)

Incluso si nos adentramos a investigar los jugadores más secundarios como Iman Shumpert o Toney Douglas también nos damos cuenta del efecto del coach. Los dos no solo realizaron su mejor temporada con D’Antoni sino que sin él han sido incapaces de demostrar que lo de aquellos años no fue una mera coincidencia. Uno relegado a un papel prescindible en los Cavs y otro en Europa tienen mucho que agradecer a quien fue su entrenador.

Pero sin duda quien mejor representa el papel de desarrollo de talentos de Mike D’Antoni es Jeremy Lin. El actual jugador de los Nets protagonizó la escalada al olimpo más rápida que se recuerda. En unas semanas pasó de ser un desconocido a ser una estrella de la NBA. En la temporada 2011-12 se convirtió en el primer jugador de la historia promediar 20 puntos y siete asistencias en sus primeras cinco titularidades en la NBA.

A espera del nivel que puede mostrar en los Nets, el «guard» sigue lesionado, nunca hemos visto a un Lin rindiendo como en aquellos 35 partidos en los Knicks. Esta claro que esta vez el factor suerte tuvo mucho que ver pero nadie puede quitar el mérito a Mike D’Antoni de ser el gran descubridor de Jeremy Lin.

 

Mike D’Antoni y unos Suns de leyenda

Mike D'Antoni

Keith Alison (CC)

Por supuesto no podíamos dejarnos a los Suns de principios de siglo. Al contrario que en los otros equipos aquí no podemos hablar tanto de jugadores secundarios sino de auténticas estrellas. Amar’e Stoudemire y Steve Nash se convirtieron en reyes de la liga con el «run and gun» de D’Antoni donde incluso el base fue ganador dos años del MVP.

Shawn Marion, Raja Bell y Leandro Barbosa fueron tres piezas fundamentales en aquel proyecto aspirante a todo que también dieron su mejor versión entre 2005 y 2007. Ellos no lo sabían pero eran los primeros nombres de una larga lista de «secundarios estrella» que va ampliando D’Antoni allá por donde pasa.

Por último tocaría hablar de Boris Diaw. Si bien el francés ha rendido muy bien en otros equipos de la NBA su gran salto cualitativo se produjo al llegar a los Suns de Mike D’Antoni. Una vez más (y van….) le tenemos que dar las gracias al entrenador.

 


 

Más de 30 jugadores han tenido su mejor temporada bajo las filas de Mike D’Antoni. Un númerode jugadores demasiado grande para que sea una coincidencia. Es un dato que evidencia el gran talento que tiene el coach para desarrollar jugadores. Lo mejor de esto es que no parece tener fin y Mike continua resucitando y descubriendo jugadores como si nada. Como espectadores solo queda sentarnos a esperar con qué talento nos volverá a sorprender Mike D’Antoni.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This