Conecta con nosotros

Mercado

Miami Heat reacciona tarde y de forma mejorable

En Florida han cerrado firmas tardías que rindieron bien la pasada temporada. Nos preguntamos si son buenas decisiones.

photocat001 -https://www.flickr.com/photos/46097811@N03/

Miami Heat se ha puesto las pilas y, tras la firma ayer de Dion Waiters, esta madrugada han contratado a otros dos jugadores para seguir con la conformación de su “roster”. El primero, renovado, es James Johnson, que firma por cuatro temporadas y $60M tras su gran año como sexto hombre. El segundo llega de los Celtics y es el canadiense Kelly Olynyk, que estampó su firma en un contrato de otras cuatro temporadas, en su caso a cambio de $50M. Ambas informaciones llegaron vía Adrian Wojnarowski, de la ESPN.

Por su parte, su máximo rival en esta guerra veraniega, Shams Charania, indicó que la franquicia está cerca de cerrar un traspaso en el que enviaría a Josh McRoberts y una segunda ronda a los Mavericks a cambio de AJ Hammons.

Con estos movimientos los de “South Beach” pretenden arreglar un verano de immovilismo en el que han dejado escapar, por segunda temporada consecutiva, a todas las estrellas que sonaban para llegar. Sin Hayward, sin Griffin, sin Millsap… ha tocado parchear un equipo que se asegura seguir siendo competitivo y quién sabe si entrando en puestos de “PlayOffs” viendo el bajo nivel que se espera en el Este. Sin embargo, las cosas son distintas, muy distintas a la pasada campaña.

Mientras que en el verano anterior Pat Riley firmó multitud de contratos de un año para asegurarse la flexibilidad económica para este mercado, las tres firmas que se han producido en las últimas horas son por cuatro campañas; conformando un núcleo duro para el futuro de una calidad discutible para obtener objetivos mayores. Con esta firma la plantilla queda en 12 jugadores (a falta de confirmar el traspaso de McRoberts por Hammons), por lo que todavía se esperan más movimientos en las oficinas para terminar de apuntalar al equipo; ya sea con jugadores jóvenes que probar o con otros más consolidados para intentar asegurar ese puesto en postemporada.

Cabe destacar que una de esas posibilidades, la que más pinta tenía, ha firmado ya con otra franquicia. Se trata de Rudy Gay, que ha sido contratado por San Antonio Spurs. Así las cosas, Miami Heat volverá a ser un año más un equipo de media tabla, sin objetivos claros entre el “tanking” o el competir por algo importante. A base de garra defensiva y algo de calidad en ataque con una línea exterior muy versátil, Miami Heat tiene otra temporada por delante en la que desarrollar a los más jóvenes e intentar contentar a los aficionados con mucha lucha y ganas de ganar. De ganas no faltarán, pero puede que, por segundo año seguido, no sea suficiente.

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This