Conecta con nosotros

NBA

Los Memphis Grizzlies, sanos y de vuelta

Con Conley y Gasol de vuelta, los Grizzlies están de vuelta. ¿O simplemente son un equipo diferente?

Mike Conley Memphis Grizzlies

Mike Conley vuelve y los Memphis Grizzlies funcionan.

Parecía que una era había acabado en Memphis. El ‘Grit & Grind’ parecía haber terminado. Quizá sí lo haya hecho y esto es sólo el inicio de una nueva era. Pero al final, el equipo sigue a la espalda de los mismos pilares, con complementos más adecuados a la NBA actual. Mike Conley y Marc Gasol sanos al mismo tiempo, y los Grizzlies vuelven a ser los que eran. ¿O son una versión mejorada?

El ‘Grit and Grind’ de los Memphis Grizzlies ha muerto

Los Grizzlies son ahora mismo el mejor equipo del Oeste con doce victorias y cinco derrotas. Sólo están por detrás de los Toronto Raptors y los Milwaukee Bucks, sosteniendo así el tercer mejor récord de la NBA. Y es que este equipo, cuando está bien, es un martillo pilón. El calendario ha tenido de todo: partidos realmente complicados y partidos contra equipos de nivel inferior. De momento, apenas han fallado cuando no se puede fallar y han ganado partidos en canchas difíciles como en Utah y Milwaukee, entre otras.

 

El ataque bajo el radar de los Memphis Grizzlies

Los Grizzlies son el peor equipo de la liga en puntos por partido. Por supuesto, no es que sean el peor equipo ofensivo de la liga y es que el siguiente dato ya nos explica muchas cosas: son el equipo con menos posesiones por partido en la NBA. Y es que también es el equipo que da más pases en toda la liga. Tratan de mover el balón, llevar el ritmo del partido y buscar las mejores situaciones para l anzar. Están entre los mejores diez equipos de la liga en porcentaje de pérdidas, en el rátio de asistencias y en asistencias por pérdida.

Es un equipo que gasta de media 22,4 segundos en sus ataques. Además, es el tercer equipo que lanza más porcentaje de pases en las penetraciones, siempre intentando una opción mejor. Y no es casualidad que busquen ese tipo de situaciones porque son también uno de los mejores equipos de la liga en ‘catch & shoot’ tanto desde el triple como desde los dos puntos. Es el cuarto equipo de la liga en tiros abiertos intentados, con unos porcentajes, además, altísimos.

Los nuevo complementos del equipo

Podrían parecer movimientos menores, pero los Memphis Grizzlies han hecho dos operaciones clave este verano que ha elevado muchísimo  su nivel de juego. Se notan tanto los cambios en el roster que en el quinteto más utilizado sólo tenemos a Conley y Gasol como jugadores que ya estaban el año pasado en plantilla. Los otros tres son Jaren Jackson, Garrett Temple y Kyle Anderson.

El primero, está siendo uno de los mejores ‘rookies’ en lo que llevamos de temporada. Es un jugador proyectado hacia la posición de center en un futuro pero se está adaptando y combinando muy bien con Marc Gasol en la pintura. Garrett Temple y Kyle Anderson por su parte aportan una versatilidad en defensa tremenda. El quinteto acumula un ‘rating’ defensivo de 87,6: una maldita barbaridad.

 

Marc Gasol, la leyenda

Marc Gasol sigue rellenando los libros de historia en los Memphis Grizzlies. La semana pasada se convirtió en el máximo reboteador histórico de la franquicia y ya acumula 5650 rebotes, por encima de Zach Randolph y de su propio hermano, Pau Gasol. Pero ahí no queda la cosa: Marc Gasol lidera muchísimas estadísticas en la historia de los Grizzlies. Por ejemplo, lidera la franquicia en puntos, en minutos, en tiros de campo anotados, tapones… Es incluso el segundo máximo asistente de la historia siendo un pívot.

Además, si nos vamos a estadísticas avanzadas, lidera también la franquicia en ‘win shares’, ‘box plus/minus’… Es un mastodonte. Es historia de la franquicia de Tennessee. Los Memphis Grizzlies tienen un antes y un después de la llegada de Marc Gasol a la franquicia.

 

¿Es Joakim Noah lo que necesitan ahora?

Una de las noticias más sorprendentes de las últimas semanas es el interés que parecen tener los Memphis Grizzlies en hacerse con los servicios de Joakim Noah. El pívot francés está libre tras desvincularse de los New York Knicks y ha sonado para jugar en el equipo entrenado por Bickerstaff. Todo tiene sus pros y sus contras, por supuesto. Joakim Noah, hasta aproximadamente 2015, era considerado uno de los jugadores más duros de la NBA. Su ética de trabajo era indiscutible.

Sin embargo, las lesiones lastraron su rendimiento. Salió de Chicago y en Nueva York las cosas fueron de mal en peor. El rendimiento no justificó su altísimo salario y los problemas posteriores con Jeff Hornacek, aún menos.

A día de hoy no parece un jugador que pueda aportar mucho en cancha. Pero una cosa es tenerle en plantilla por el mínimo y otra es que esté cobrando más de dieciocho millones de dólares. Podría ser un gran mentor defensivo para Jaren Jackson, pero a la vez le podría quitar minutos jugando como pívot en pista. Si la pareja de Jaren Jackson fuera de otro corte, sería otro cantar. Pero con Marc Gasol a su vera la adición de Joakim Noah no parece tener todo el sentido del mundo todo y que fuera también defensor de la año e incluso cuarto en la votación por el MVP en su momento.

 


 

Los Memphis Grizzlies es un equipo que tiene una identidad muy marcada. Puede que siempre sea así. Lo que está claro es que si en Boston se estaban relamiendo en verano con la elección del Draft, ahora la miran con otros ojitos.

Y ojo, que lo de Memphis no tiene por qué ser del todo disponible. El Oeste esta temporada vuelve a estar muy caro y tres derrotas seguidas te mandan a la cola de la pelea por los Playoffs. Más incluso en este inicio de temporada en el que equipos que tienen que ser punteros como los Warriors y los Rockets están fallando tanto.

 

Foto: Scott Daniel Cooper / starting5online.com 

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This