Conecta con nosotros

NBA

Memphis Grizzlies, regresando al Grit and Grind

Un buen verano invita a pensar en unos Grizzlies luchadores como en sus mejores tiempos.

Marc Gasol debe volver a ser la estrella de los Memphis Grizzlies. Verse Photography (CC)

La NBA está apunto de comenzar y los analistas ya han comenzado con sus previsiones y análisis de las 30 franquicias y sus opciones de éxito en esta presente campaña y aunque parece evidente quienes estarán en la zona noble de la clasificación, hay muchas dudas sobre la clase media; y es que hay muchos equipos que están pasando por encima del radar y, tal vez, tengan mimbres suficientes para dar más de una sorpresa. En esta lista, uno de los casos más interesantes es el de los Memphis Grizzlies, uno de los peores equipos hace unos meses pero que, objetivamente, hay más de un motivo para que sus aficionados vuelvan al FedEx Forum.

Los Memphis Grizzlies ahora mismo podrían estar considerados como los underdogs de la NBA (haciendo una referencia al mundo de la lucha libre como un equipo con pocas posibilidades) y todo viene provocado por su pasado más reciente. Las lesiones de Mike Conley, el bajón de rendimiento por falta de motivación de Marc Gasol y la pérdida de parte de su identidad con las marchas de Tony Allen y Zach Randolph fueron las principales causas del bajonazo de unos Grizzlies que estaban muy bien acostumbrados a luchar por los mejores. No obstante, dos de estos tres problemas ya han tenido solución en palabras de su entrenador, J. B. Bickerstaff al afirmar que llegarán al training camp con «jugadores sanos de alto calibre».

 

Recuperando a los Memphis Grizzlies

La temporada pasada ya estaba sentenciada desde sus inicios, cuando dos instituciones en la franquicia como Randolph y Allen abandonaban Tennessee poniendo rumbo a los Kings y a los Pelicans respectivamente. Además, estas bajas no tuvieron sus sustitutos debido a la ajustada economía de los Grizzlies. Pero todo esto empeoró con la lesión que mantuvo casi toda la temporada a Mike Conley en el dique seco y a la mala relación de Fizdale con Marc Gasol, que acabó con el despido del primero.

En una situación tan complicada, tampoco les ayudó sus pésimas elecciones en los Draft, provocando que en un momento así no tuvieran jóvenes que pudieran explotar, sabiendo aprovechar esta oportunidad una segunda ronda de la pasada edición: el canadiense Dillon Brooks.

Los recurrentes fallos de Memphis en el Draft, a revisión

Pero… año nuevo, vida nueva; y los Memphis Grizzlies han conseguido hacerse con piezas interesantes para mejorar el rostro defensivo de la plantilla. Kyle Anderson y Garret Temple son dos fichajes que fortalecerán unas alas muy débiles desde hace varios años mientras que el joven Jaren Jackson Jr., aunque todavía por pulir, es un «4» que acaba de redondear el presente quinteto además de abrir una ventana al futuro.

De todos modos, los dos grandes fichajes que pueden hacer los Grizzlies en esta offseason son las recuperaciones, una física y otra moral, de Mike Conley y Marc Gasol, dos de los mejores jugadores en su posición de toda la NBA y que si están a su mejor nivel acercan a cualquier franquicia a los Playoffs.

 

El banquillo, la gran incógnita

El quinteto titular tiene buena pinta; pero su banquillo es, ahora mismo, un problema por la falta de recursos y las pocas garantías que están dando varios jugadores de aportar lo que piden de ellos. A excepción del mencionado Dillon Brooks y de JaMychal Green, un interior muy consistente, el resto del roster no da seguridad. Andrew Harrison como reserva de Conely y MarShon Brooks, tras un regreso triunfal la última campaña, han destacado con el camino despejado pero que deben demostrar que pueden producir al mismo nivel cuando la competencia aumente.

MarShon Brooks, de vuelta a la NBA con nueva etiqueta

Después todavía cuentan con dos años más de gran contrato de un Chandler Parsons que ha jugado 70 partidos en sus dos años como grizzlie muy lejos de rendir como esperaban. Si el alero de Florida consiguiera acabar con sus problemas médicos, podría ser una ayuda interesante como suplente, aunque no hay muchas esperanzas de que esto ocurra.

 

¿Opciones reales de Playoffs?

Con Marc Gasol y Mike Conley con contrato hasta 2020 y 2021 —el español tiene una opción de jugador que lo convertiría en agente libre para el próximo verano, pero los 25 millones que va a cobrar no parece que nadie lo vaya a igualar para un center ya que, por muy bueno que sea, saldría a la agencia libre con 34 años.

Por lo tanto, con los dos all-star en nómina, los Memphis Grizzlies están obligados a competir aunque muchos esperen que estén en el fondo de la clasificación. En un Oeste con los Warriors, los Rockets, los nuevos Lakers de LeBron James y un largo etcétera de franquicias que apuestan por competir (como recientemente hemos escrito en The Wing sobre los Dallas Mavericks).

Hay demasiada competencia en esta Conferencia y los Grizzlies podrían no estar en la lista de candidatos para alargar su temporada por mayo, pero tampoco hay motivos para pensar en una debacle de Temporada Regular, a fin de cuentas, esta plantilla es mejor que la de la última, y de esa se preveía llegar a los Playoffs, por lo que lo más probable es que, aunque acaben fuera de los ocho mejores del Oeste, darán mucha guerra y estarán hasta el final en la pelea.


Los Memphis Grizzlies no han hecho mucho ruido este verano, siendo uno de los tapados de cara a esta próxima NBA. Recuperar a sus estrellas, aprovechar (y acertar) su pick top del Draft y tras la primera agencia libre aprobada en mucho tiempo, no se puede esperar otra cosa del conjunto de Bickerstaff más que el de competir a partir de la defensa y luchar cada encuentro para aspirar a sacar billetes para la postemporada.

 

 

 

 

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This