Conecta con nosotros

NBA

La melancolía de Tom Thibodeau en Minnesota

El entrenador y GM de los Wolves ficha a Deng y quiere a Noah. ¿Qué pasa por su cabeza?

tom thibodeau

Tom Thibodeau parece no querer dejar el pasado atrás. / Foto: Joseph Glorioso Photography (CC).

No. Tiempos pasados no tienen que ser mejores porque una frase hecha lo diga. Es más, es una estupidez como un castillo salvo que ya seas un anciano decrépito. Esto no es un alegato en favor de las bondades del futuro ni llevo las palabras Carpe Diem tatuadas en la espalda. Mirar hacia atrás no trae necesariamente soluciones. Así que, Mr. Thibodeau, el secreto para deshacerte de tus problemas actuales no es repetir al pie de la letra la receta que te funcionó hace unos años.

El ex técnico de los Bulls quiere replicar punto por punto —al menos en lo que fue su quinteto titular— lo que devolvió a Chicago al mapa baloncestístico tras Michael Jordan. Casi nada. Con Thibodeau al frente, la franquicia de Illinois volvió a saborear las mieles del éxito en cierta medida alcanzando las Finales de la Conferencia Este y osando a cuestionar el mandato de LeBron James. Aquel proyecto no acabó materializándose en una herencia acorde a MJ, pero al menos supo arrancar alguna sonrisa a la castigada parroquia de Chicago.

Los Bulls alcanzaron las Finales de Conferencia en 2011 bajo la luz de un Derrick Rose recientemente proclamado MVP y se mantuvieron como habituales en los Playoffs hasta que las rodillas de su base y esperanza local dijeron basta. Aquel equipo se desintegró y toda pieza importante de él viste ya otra camiseta. Incluso Thibodeau pega sus peculiares gritos en otra plaza; concretamente en la fría Minnesota.

¿A qué viene entonces este recuerdo a las puertas de empezar el curso 18/19? Pues bien, el ahora entrenador de los Timberwolves parece haber decidido que la solución a todos sus problemas pasa por poner de nuevo bajo sus órdenes a aquellos que funcionaron bien en su mandato. Estén en las condiciones que estén. Tras reunir la pasada campaña al mencionado Rose junto a Taj Gibson y a su última estrella, Jimmy Butler, el también General Manager les ha echado el ojo a Luol Deng y Joakim Noah.

Y de hecho, Deng ya ha llegado a un acuerdo con los Wolves.

 

¿Qué te pasa, Thibodeau?

Pocas razones estrictamente deportivas pueden estar detrás de estas dos posibles firmas. Ambos han pasado prácticamente en blanco sus últimos años en la NBA y no precisamente en equipos aspirantes. Estamos hablando de dos jugadores que no han contado para los Lakers y los Knicks respectivamente. Eso fastidia el currículum de cualquiera.

Deng y Noah, ambos con 33 años, no son los fichajes que uno espera acometer para subir la apuesta en una Conferencia Oeste feroz. Más bien, parece que Thibodeau debía un favor a alguien. Por lo menos no tendrá que rascarse el bolsillo para convencer a sus ex jugadores. Deng acaba de ser finalmente cortado por los Lakers, mientras Noah debería recibir la ‘stretch provision‘ esta temporada para abandonar los Knicks. Hablaríamos de precio de ganga, pero a saber el estado del producto.

Los cinco problemas de Minnesota para el curso que viene

Tampoco se puede obviar el lado bueno de las cosas. Es de justicia recordar que ambos jugadores han dado sus mejores resultados junto a Thibodeau llegando incluso a ser parte del All-Star Game e, incluso, Noah recibió el premio a mejor defensor del año. Pese a no ser los actores protagonistas, el pívot francés y Deng eran piezas indispensables en el esquema de su técnico y de ahí su intención de recuperarlos para la causa. No obstante, ya ha llovido desde entonces y esto se acerca más a materias de fe que a la cabeza.

Sus carreras están llenas de más luces que de sombras, pero los últimos años no invitan a confiar ni al tipo más optimista del mundo. Deng tiene que rehabilitar su imagen pública tras chupar del millonario pecho de los Lakers, y el caso de Noah no es mucho más diferente. El galo llegó a los Knicks con un gran talón bajo el brazo y, tras pelea con Jeff Hornacek incluida, los neoyorkinos no quieren saber ni su paradero. Aunque sea difícil de esta guisa.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Jah bless the earth

Una publicación compartida de Joakim Noah (@stickity13) el

 

Poco sentido, poca esperanza

En resumen, nadie salvo Tom Thibodeau parece encontrar sentido al movimiento de firmar a Deng e interesarse en Noah. No es que los dos jugadores no estén en su mejor momento, es que, sobre todo en el caso de Noah con Karl-Anthony Towns y Gorgui Dieng en el plantel, ni siquiera tienen hueco.

Los Timberwolves rompieron una pésima racha el año pasado al entrar en Playoffs después de mucho tiempo, aunque los problemas no arreciaron precisamente. Que se lo digan a la defensa, el pésimo rendimiento de Andrew Wiggins y a un Jimmy Butler que ya parece harto en su nueva casa. Hay mucho que solucionar y firmar a Luol Deng y Joakim Noah solo pondría más líos encima de la mesa. Mr. Thibodeau, nadie entiende en qué está pensando.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This