Conecta con nosotros

Power Rankings

Power Ranking NBA: mejores actuaciones en un Game 7

Los Game 7son sinónimo de grandes gestas pero sólo unos pocos pueden acabar en los libros de historia.

Bill Russell, uno de los protagonistas en varios Game 7

Bill Russell, uno de los protagonistas en varios Game 7. | LBJ Library (CC)

¿Cuáles son vuestras dos palabras favoritas en la NBA? Yo lo tengo claro: ‘Game seven’. No hay nada más emocionante que un séptimo partido en la NBA – salvo quizá el TL de Wojnarowski en el Trade Deadline. Y por eso hoy aquí vamos a hablar de las mejores actuaciones individuales en un séptimo partido de una eliminatoria de los Playoffs.

 

5. Jerry West, 1969 NBA Finals Game 7

Los Ángeles Lakers y los Boston Celtics. Dos equipos que sin duda siempre dan que hablar, no se iban a escapar de este ranking. En esta ocasión, venimos con una historia un tanto agridulce para nuestro protagonista: Jerry West. El jugador de los Lakers consiguió ganar el premio al mejor jugador de las Finales de la NBA. En el séptimo partido, anotó 42 puntos repartió doce asistencias y capturó trece rebotes… Y los Lakers perdieron el partido 108-106 para perder por sextas finales consecutivas ante los Celtics de Bill Russell y compañía. Jerry West estaba impotente ante esa sensación de constante fracaso ante la franquicia de Boston. En los libros quedará como el único jugador hasta la fecha que ha sido MVP de las Finales sin ganarlas. Y, por supuesto, este mítico partido que nos dejó para cerrar una serie que dejó otra gran estampa para la historia con la polémica que supuso la celebración anticipada por el entonces dueño de los Lakers, Jack Kent Cooke.

 

4. Tom Heinsohn, 1957 NBA Finals Game 7

Seguimos con los Boston Celtics que, en esta ocasión, disputaban las finales de la NBA contra los Saint Louis Hawks. En ese momento, los Boston Celtics no tenían ningún campeonato de la NBA y estaban buscando en un ‘elimination game’ en el Game 7 ganar un primer anillo. Y así fue. El primero de los muchos que estaban por venir. Y fue un chico llamado Tom Heinsohn quién fue capaz de, en su año ‘rookie’, cargar con el equipo en el partido más decisivo de la temporada y conseguir así la ansiada gloria. Bob Cousy y Bill Sharman, estrellas del equipo, no tuvieron un gran partido, pero dos rookies como Bill Russell y Tom Heinsohn fueron capaces de liderar al equipo. Bill Russell anotó 19 puntos y capturó 32 rebotes mientras que Tom anotó otros 37 puntos y capturó 23 rebotes en un partido de infarto. Se decidió en dos prórrogas. Bob Petit consiguió forzar la primera con dos tiros libres al final del tiempo regular pero los problemas de faltas sentenciaron a los Hawks en la prórroga.

 

 

3. James Worthy, 1988 NBA Finals Game 7

Los Detroit Pistons visitaban a los Lakers en el séptimo partido de las finales de 1988 con un Isiah Thomas tocado, que pudo disputar sólo hasta el tercer cuarto después de una épica actuación en el sexto partido. Pese a que los Pistons se iban al descanso por delante en el marcador, los Lakers iban a remontar con la especial actuación de James Worthy. Desde el poste, empezó a aniquilar a la defensa de los de Michigan. Worthy había empezado muy bien las series pero se había ido apagando con el paso de los partidos… Hasta que un triple doble con 36 puntos, 16 rebotes y 10 asistencias le dio el título a los angelinos y le ayudó a conseguir el MVP de las finales. No había conseguido un triple doble hasta la fecha, pero lo hizo en el momento más oportuno. Los Lakers se estaban acercando a los Celtics en cuanto a campeonatos se refiere.

2. Bill Russell, 1962 NBA Finals Game 7

A pesar de que Sam Jones no estaba teniendo para nada un buen partido, los Celtics estaban con ventaja en el marcador al descanso. A falta de poco menos de seis minutos, Tom Heinsohn fue eliminado por faltas, así como ya lo estaban otros dos compañeros que se ocuparon de la defensa de Elgin Baylor: Sanders y Loscutoff. Pero pese a todos los problemas en el tiro de los Celtics, consiguieron llevarse el título gracias a un monstruo bajo los aros. Bill Russell anotó treinta puntos y capturó ¡cuarenta! rebotes en el Game 7 ante los Lakers para asegurar un nuevo título para los Celtics ante una franquicia sumida en la desesperación como eran los Lakers en ese momento. No se contabilizaban los tapones por aquella, pero sin duda Bill Russell podría haber rellenado ese apartado estadístico seguramente. Los interiores de los Lakers no pudieron lucir en ataque en toda la serie prácticamente, pero especialmente en el séptimo partido.

 

1. Walt Frazier, 1970 NBA Finals Game 7

Es increíble la NBA y las historias que nos deja semana tras semana, pero esta puede ser una de las más curiosas. Como bien recordaran, sobre todo aquellos que sean aficionados de los New York Knicks, este partido es más que famoso por la aparición de Willis Reed y su famosa cojera jugando un partido decisivo de las finales sin poder apenas caminar. Pero fue Walt Frazier el que decidió el partido con una soberbia actuación que dejó el partido muy encaminado contra los Lakers ya en la primera parte. Terminó con 36 puntos, 19 asistencias y siete rebotes prácticamente sin forzar la máquina pues el partido fue encaminado desde muy pronto.

 


Sin duda, los séptimos partidos son una maldita locura. En las finales de la NBA, más aún. ¿Quién no recuerda el séptimo partido entre los Cavaliers y los Warriors en 2016? Si además de eso le sumamos rivalidades históricas… Pau Gasol ganó su primer anillo en 2009 contra los Magic pero la gran mayoría, con el paso de los años recordaremos mucho mejor el de 2010 en el séptimo partido ante los Celtics. Y la lista continúa. El pasado curso ya pudimos ver dos séptimos partidos brutales de LeBron James ante los Pacers y los Celtics, esperemos que esta temporada nos deje una nueva dosis de emoción.

Comentarios

Más en Power Rankings

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This