Conecta con nosotros

Especiales

¿Estamos ante la mejor camada de rookies del siglo?

Ben Simmons, Jayson Tatum… la NBA llevaba mucho tiempo sin ver tanta calidad en un grupo de novatos.

Lonzo Ball Rookies

Sporting News

Tan solo han tenido que pasar algo más de dos meses de competición para que nos demos cuenta de que los «rookies» de este año tienen un talento especial. Cada año y en cada camada hay un total de tres o cuatro jugadores que a pesar de estar en sus primeros meses en la liga se convierten en los auténticos líderes de su franquicia, pero lo que está ocurriendo esta temporada llevábamos mucho tiempo sin verlo.

Son muchos los novatos que actualmente son piezas fundamentales de sus respectivos equipo. Jugadores que con una media de edad que no supera los 20 años no son solo el futuro de la liga, sino que forman también el presente de la NBA. Por ello, desde The Wing nos hemos lanzado una pregunta, ¿Son estos los mejores rookies en lo que llevamos de siglo?

Teniendo en cuenta que en los últimos 17 años han habido camadas de tanto nivel como las de 2003 o 2009, esta pregunta puede sonar un tanto atrevida. Nada más lejos de la realidad. Tan solo hace falta analizar el impacto de estos novatos en sus equipos para darnos cuenta de que tienen algo que hacía mucho tiempo que no veíamos.

 

Rookies que son líderes de sus equipos

kyle kuzma rookies

Si por algo se están caracterizando los rookies de este año es porque muchos de ellos son la primera o segunda espada de sus equipos. Un claro ejemplo es el robo del draft, Kyle Kuzma, que con tan solo 22 años es líder de los Lakers en puntos (17.5) y tercero en rebotes (6.4 rebotes). Lo mejor de todo es que a pesar de promediar más de 17 puntos por partido, Kuzma no es ni siquiera el máximo anotador de esta camada.

Donovan Mitchell está actualmente en 18.3 puntos por partido, lo que le convierte en el líder anotación en su equipo y a nivel general de rookies. Lo más sorprendente es que se tira el 17.7% de los tiros de su equipo (556 de 3131) un porcentaje muy alto para lo que es un novato. Para que veáis la relevancia de este dato Curry lanzó el 16.11% de los tiros de los Warriors en su año de novato y Kevin Durant el 19% de los lanzamientos de los SuperSonics.

Rookies

Guillermo Mayol (The Wing)

Tanto Kuzma como Mitchell fueron jugadores que quedaron fuera del top 10 del «draft» lo que habla todavía mejor de esta camada. Si nos adentramos en las primeras posiciones encontramos a Lauri Markannen, segundo de los Bulls en puntos (14.9) y primero en rebotes (7.6 rebotes), Dennis Smith que se ha convertido en la pieza clave de la reconstrucción de los Mavs con 13.8 puntos y 4.4 asistencias por partido (segundo mejor del equipo en ambos apartados).

Hasta Lonzo Ball, el cual es fácil leer que no termina de arrancar, lidera a los Lakers en rebotes y asistencias (6.9 y 7), todo ello complementado además con 10 puntos por partido. Algunos pueden pensar que sí, que estos jugadores están haciendo grandes números pero que todo se debe a los equipos donde juegan. Lakers, Jazz, Mavs o Bulls son actualmente algunas de las franquicias con peor récord de la liga, pero hay dos excepciones que rompen cualquier tipo de argumento.

 

La madurez de Jayson Tatum

Rookies

Guillermo Mayol (The Wing)

Comencemos hablando por el jugador de los Celtics. Con tan solo 19 años se ha convertido en uno de los aleros con mejor acierto en el tiro de la liga, siendo la tercera espada ofensiva de los líderes de la Conferencia Este. Una auténtica animalada. El «pick» tres del draft está promediando 14.1 puntos, 5.5 rebotes y 1.4 asistencias por partido, pero lejos de estos buenos números lo que más destaca es su efectividad.

50.5% de acierto en tiros y 46.8% de efectividad en los lanzamientos de tres. Unos porcentajes al alcance de muy pocos y que suenan a broma cuando te dicen que los ha conseguido un novato. Ser importante en un equipo aspirante a llegar a las Finales de la NBA, sería cualquier otro año causa suficiente para ser el claro aspirante sin ningún tipo de duda a ganar el «Rookie of the Year«. Pero amigos, recordad que hemos empezado el artículo diciendo que esta camada tiene algo especial.

 

Ben Simmons, el jugador total

Alex Güell (The Wing)

Una lesión nos privó de verle en el año en el que fue elegido número 1 del draft, pero es que lo bueno se hace esperar. Ben Simmons es el ejemplo claro del cambio que ha sufrido la liga en estos últimos años. Un jugador con físico para ser ala-pívot pero que hace las funciones de base del equipo, ¿os suena de algo? Puede que a Lebron James sí.

16.9 puntos, 8.5 rebotes y 7.4 asistencias son los números de un Ben Simmons que lidera el juego de unos Sixers que ya están en puestos de Playoffs. Verle jugar con tanta superioridad es una auténtica maravilla y te hace olvidar el hecho de que tan solo lleva unos meses en la NBA. Su único fallo es su tiro de media y larga distancia, un aspecto que si consigue pulir y mejorar podremos estar ante el jugador más dominante de la liga en los próximos años.

 

Rookies que cumplen su rol

Rookies

Sports Illustrated

Las grandes actuaciones de los jugadores mencionados tapan el buen papel que están realizando otros novatos. Varios jugadores del top 10 del draft están cumpliendo con su función de jugador de rol y van dejando grandes destellos de la gran proyección que tienen.

Un ejemplo perfecto es De’Aaron Fox. El base de los Kings promedia 9.7 puntos y 3.7 asistencias (mejor del equipo en este apartado), unos números que tampoco llaman la atención pero que ya evidencian el alto techo que tiene el jugador. Un gran base anotador que no despista su faceta organizadora, sin duda la pieza sobre la que reconstruir en Sacramento.

Josh Jackson es otra de las «victimas» del gran nivel de sus compañeros. Un excelente defensor que se ha estampado de cara contra el temido «rookie wall»Es cierto que necesita demostrar más en ataque (9.2 puntos), pero se está destapando como el complemento perfecto para una estrella. Teniendo a Devin Booker, los Suns pueden haber encontrado la pareja que les vuelva a llevar a lo más alto.

Rookies

Slam Magazin

Un caso muy parecido es el de Frank Ntilikina. Un base que sus números no llaman la atención (5.8 puntos y 3.4 asistencias) pero que ha dejado claro que es uno de los mejores defensores individual y colectivo de esta camada. Además su dominio del «pick and roll» y «pick and pop» le convierten en el compañero ideal para la gran estrella de los Knicks, Kristaps Porzingis.

Por último dentro de esta categoría tendría cabida hasta el nombre de Luke Kennard, el escolta de los Pistons. El jugador proveniente de Duke demostró en la NCAA ser un gran anotador y a pesar de que esté contando con tan solo 17 minutos por partido, promedia más de seis puntos. En el momento en el que empiece a contar con más minutos podemos estar ante uno de los jugadores clave de unos Pistons que apuntan a Playoffs.

 

A la espera de Markelle Fultz

Alex Güell (The Wing)

Si el artículo terminase aquí ya tendríamos argumentos suficientes para hablar sobre que esta es una de las camadas más interesantes de este siglo. Pero aún hay más. El pick número uno, Markelle Fultz, sigue recuperándose de su lesión y tan solo ha podido disputar 4 partidos en lo que va de NBA.

El jugador que más maravilló en la NCAA y que está llamado a ser uno de los bases más importantes de la liga, aún no ha podido demostrar nada. Cuenta con uno de los talentos ofensivos más completos que se han visto en los últimos años y junto a Embiid y Simmons puede llegar a dominar la NBA en unos años.

Pero Fultz no es el único talento que aún no ha podido demostrar su valía. Jonathan Isaac elegido en la posición número seis solo ha podido jugar 15 partidos debido a una lesión y otros como Malik Monk o Zach Collins aún están lejos de demostrar en la NBA todo el potencial que nos dejaron ver en la NCAA.

 

¿Es entonces la mejor camada de rookies del siglo?

Lebron James y Dwyane Wade formaron una gran pareja en la NBA.

Keith Allison (CC)

Solo llevamos dos meses y desconocemos totalmente donde van a llegar estos jugadores, pero si valoramos tan solo el año de rookie podemos decir con seguridad que estamos ante la mejor camada del siglo. Al menos siete jugadores son líderes de sus equipos y otros tantos están rindiendo a un nivel adecuado para ser novatos. Ni en los grandes draft de 2003, 2009 o 2011 habíamos visto eso.

Si cogemos la legendaria camada de 2003 nos encontramos auténticas estrellas como Lebron James, Carmelo Anthony, Cris Bosh o Dwyane Wade. Todos ellos rindieron de gran manera en sus primeros meses, pero otros de los grandes jugadores del draft como West o Korver tuvieron un inicio de carrera bastante modesto.

Lo mismo pasa con el año 2009. Blake Griffin, Tyreke Evans, Stephen Curry o incluso Ricky Rubio rindieron a un gran nivel, pero el resto de estrellas tardó en explotar. Ni James Harden, ni DeMar DeRozan, ni Jrue Holiday ni Jeff Teague, tuvieron un impacto tan grande como los jugadores de esta camada de 2017.

Por último tocaría hablar del draft  de 2011, otro más que sale perdedor en la comparativa. Kyrie Irving ganó plácidamente el ROY y es que el resto de estrellas (Klay Thompson, Kemba Walker, Kawhi Leonard, Jimmy Butler e Isaiah Thomas) no puede presumir de su año de rookie.

 


 

Como venimos diciendo todo el artículo, estos chicos son muy especiales. Estamos ante un grupo de jóvenes que está llamado a dominar la liga. Desde hace muchísimo tiempo no veíamos una camada con tanto potencial. Veremos si esto es fruto de que el artículo se está escribiendo en enero o si en abril siguen demostrando que son el mejor draft del siglo. Por el momento solo nos queda esperar. Siéntense y disfruten de estos niños grandes.

Comentarios

Más en Especiales

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This