Conecta con nosotros

Draft NBA

Malik Monk

Malik Monk compite por el puesto de mejor anotador puro del Draft 2017 - The Big Lead

Malik Monk compite por el puesto de mejor anotador puro del Draft 2017 – The Big Lead

Ficha técnica

Posición Escolta (nº8 en TW’s Ranking)
Año Freshman
Universidad Kentucky
Edad 19

 

Datos físicos

Altura con zapatillas (pies) 6-4
Peso (lbs) 197
Wingspan 6-6
Max vertical

 

Estadísticas 2016-17

  • Básicas
Partidos Puntos Minutos Rebotes Asistencias Robos Pérdidas FG% 3P%
38 19.8 32.1 2.5 2.3 0.9 2 45% 39.7%

 

  • Por 100 posesiones
Puntos Rebotes Asistencias Robos Pérdidas FG% 3P% ORtg DRtg
33.3 4.2 3.8 1.6 3.3 45% 39.7% 118 100.7

 

Descripción del jugador

Físico

El tema físico de Malik Monk es algo controvertido, porque tiene muchas cualidades positivas que encajan a la perfección con su faceta de anotador, pero muchas que le castigan en cuanto a su posición. El primer problema es que él posee un físico adecuado para un base, pero sus habilidades son las de un escolta anotador, por lo que se saca la conclusión de que le falta tamaño para su posición.

Sin embargo, sí que posee bastantes herramientas físicas que le ayudan en su tarea, como pueden ser su explosividad y capacidad atlética. Son 6-4 los pies que mide, con una envergadura de 6-6, tamaño prototipo para un escolta de su magnitud. Su explosividad le permite, entre otras cosas, penetrar con rapidez y aunar buenos porcentajes en tiros de dos (cerca del 50% este año), así como influye en otras facetas, como la defensa. Junto a su capacidad atlética, la explosividad permitirá, en un futuro, a Monk defender bases o escoltas perfectamente, si se centra y deja de implicarse tan poco en esta faceta.

Por último, cabe destacar que su físico también le proporciona la velocidad que necesita para efectuar su primer paso rápido en ataque, que puede desequilibrar a los defensores, así como también le sirve para atacar el aro con mates, bandejas con contacto o para capturar y hundir alley oops.

 

Juego Ofensivo

El freshman de Kentucky es, en ataque, lo que el NBA 2K definiría como «Máquina de anotación», ya que sabe anotar canastas de todos los colores, y desde múltiples puntos de la pista.

En primer lugar, vamos a discutir sus jugadas preferidas, y donde mejores resultados obtiene. El pull-up, tanto de media como larga distancia, es su situación de tiro preferida. Sabe cómo crearse espacio con fintas, e incluso dribla en estático para mantener a raya a la defensa y mejorar su posición para encestar. Su juego ofensivo en transición, ya use este tipo de tiro o no, sigue siendo muy efectivo. Sus 19.8 puntos por partido este año (33.3 por 100 posesiones) dan muestra del anotador en ciernes que tenemos delante.

La mecánica de Malik Monk en los pull-ups son bastante sólidas, y una jugada que su equipo usa mucho es la de pick and roll, siendo él el hombre con balón, y saliendo con suficiente espacio de la jugada como para ejecutar un tiro de este tipo. No necesita estar en equilibrio, pero confía demasiado en estas situaciones, cosa que no es favorable.

Pasamos a su segunda faceta más peligrosa del tiro: situaciones de catch and shoot. Es mucho más peligroso cuando posee el balón en las manos y crea su propio espacio y tiro, pero obviamente, al ser buen tirador, aúna las habilidades necesarias para ser efectivo con este tipo de tiros.

Lo único capaz de ‘estropear’ de alguna manera el acierto a canasta de Malik Monk es su selección de tiro. Hay algunos hechos que le condenan, como su carácter algo egoísta en pista, o su tendencia a lanzar demasiado desde más allá del perímetro, siendo también buen penetrador. Pese a ser bastante efectivo atacando temprano en la jugada, tiende a ser inconsistente y fallar, cosa que perjudica bastante a su equipo. Lo de tirarse triples nada más llegar al límite del perímetro y sin pasar a nadie más tampoco ayuda. A pesar de todos estos inconvenientes, no ha estado poco acertado este año: hay que destacar que sus porcentajes son adecuados, un 45% en tiros de campo, y casi 40% desde el triple, bastante sorprendente para un escolta anotador.

Es incapaz de generar juego ante defensas de élite en ocasiones, ya que estas tienen claras sus debilidades a la hora de ostentar el balón y penetrar: le cuesta driblar con balón, ya que es un poco lento en estas situaciones, sobre todo al penetrar por la parte izquierda de la pista. Destacar, no obstante, que aúna mucho potencial penetrando a canasta, como ya manifestamos anteriormente, dado que se ayuda de su atleticismo y explosividad, y posee un skillset adecuado para estas situaciones.

Este año en la NCAA, Malik Monk no ha desarrollado para nada su potencial como organizador, pero es algo que en la NBA pueden enseñarle a hacer, aunque estaría muy lejos de llegar a poder ocupar el puesto de base, aunque sí lograría convertirse en un buen combo guard. Se observa en él cierta visión de juego, aunque su primer objetivo siempre es anotar. Debe transformarse en un jugador menos egoísta, y es algo que a buen seguro aprenderá en su primer año en la liga, donde no va a ser la estrella del equipo, ni mucho menos.

Lo mismo para la transición: su primera elección siempre es anotar, aunque gracias a su gran rapidez es capaz de encontrar a alguien solo en la esquina o sacar la pelota tras penetrar en estos casos. Siendo el que lleva el balón en el pick and roll, posee la visión suficiente como para encontrar a gente en el perímetro, o en la zona, depende de quién sea el hombre del bloqueo. Penetrando, también es capaz de asistir a la gente que se acerque al aro, incluso llegando a la línea de fondo, cambiando de dirección y asistiendo al hombre libre de marca.

Sin embargo, queda resaltar que sus habilidades de pase no son las mejores: no soporta bien la presión, ni el poseer el balón como organizador en momentos críticos. Es muy fácil defenderle en esas situaciones, y necesita aumentar su ritmo al practicar otras jugadas que no sean pick and roll. No es el más preciso a la hora de acertar el pase al compañero, y eso lo demuestran las 2 pérdidas de media que comete por partido, repartiendo solo 2.3 asistencias por contienda.

 

Juego Defensivo

En la actualidad, Malik Monk es bastante inútil en defensa, principalmente por su falta de implicación, esfuerzo y dedicación.  Como decimos, puede desarrollarse en un buen defensor de guards, hombre a hombre, pero lo que ha demostrado hasta el momento no da muchas esperanzas. Tampoco tiene buenos instintos a la hora de parar un pick and roll, y no se implica lo suficiente en dichas situaciones. Por sus no tan impresionantes herramientas físicas, tiene problemas, como es obvio, para defender a bases más grandes.

En cuanto a defensa sin balón, poco más que añadir, tampoco es que muestre mucho interés, no recorre la pista siguiendo su marca a veces, pruebas más que concluyentes de la poca madurez de este chico hasta ahora en la NCAA. Simplemente, parecen ser los típicos errores de novato que podrán ser pulidos en la NBA, cuando estos chicos maduren, aunque su potencial en defensa dé solo para lo justo.

Queda más que claro que la capacidad reboteadora de Malik Monk no es, ni mucho menos, de élite, y está por debajo de la media en la liga. Son solo 2.5 rebotes los que recoge por partido, en más de 32 minutos disputados por encuentro. No es un número muy alentador, pero sí que es cierto que no recoge más por el poco empeño que le pone.

En defensa, es un cero a la izquierda a la hora de cerrar el rebote. Se rinde muy fácilmente y termina permitiendo a los rivales inflar sus números de rebotes ofensivos. En ocasiones se queda mirando, parado en la jugada, algo bastante perjudicial para cualquier conjunto.

 

Previsión: Top 10

 

Fits:

  • Philadelphia 76ers
  • New York Knicks
  • Dallas Mavericks

Comentarios

Más en Draft NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This