Conecta con nosotros

NBA

Por qué usar a Luka Doncic en la NBA como ‘4’ tiene sentido

En Dallas colocan a Doncic como su ala-pívot titular. ¿Tiene sentido? Mucho, más todavía en los Mavericks.

La idea de usar a Luka Doncic como power forward surge poco después del Draft | Javier Mendia García (CC)

Los Media Day de la NBA importan mucho más de lo que parece. Significan la vuelta oficial del mejor baloncesto, de la mejor liga. Siempre dan mucho juego y dejan anécdotas, fotos, risas y declaraciones. El primer contacto público con equipos, entrenadores y jugadores.

Y lo dicho, siempre dan mucho juego.

 

Luka Doncic figurará como ala-pívot

En el proceso previo al Draft 2018 los Dallas Mavericks se enamoraron de Luka Doncic. Mark Cuban y Rick Carlisle ven en el esloveno un futuro jugador franquicia. El hombre que tomará el relevo de Dirk Nowitzki, presumiblemente al final de la próxima temporada.

Los Mavs no tuvieron ningún inconveniente en dar una primera ronda a los Atlanta Hawks para subir dos puestos en el Draft y hacerse con los derechos de Luka Doncic. Incluso ya tenían en sus mentes el plan para explotar a Lukita, uno que conocen desde hace meses.

“Luka Doncic jugando como power forward va a ser un problema de emparejamiento para muchos equipos”, dijo Rick Carlisle días después del Draft.

Estamos acostumbrados a ver a Doncic cerca del balón, como base o sino el acompañante de un base más clásico. Y todos pensábamos que, con Dennis Smith ya en plantilla, los Mavericks tenían un nuevo backcourt con el que soñar por todo. Pero no, porque Luka Doncic figurará como el ala-pívot titular de Dallas.

 

¿Tiene sentido usar a Doncic como ala-pívot?

Partimos de dos premisas básicas para entender esta situación.

Rick Carlisle es uno de los mejores entrenadores de la NBA. Siempre quiere en su equipo jugadores inteligentes y que encajen en sus estructuras ideas. Con ciertos perfiles más libres (Rajon Rondo) ha tenido inconvenientes, por eso busca marcar a Luka Doncic en una idea diferente. Busca romper al rival por donde no se lo esperen.

El baloncesto moderno en la NBA se basa en la versatilidad y el triple. Lukita ofrece un tiro exterior de altísima calidad y un físico portentoso. Sus 203 centímetros y más de 100 kilos de peso forman a Doncic en otra dirección física de la que quizás esperábamos la mayoría.

Dirk Nowitzki representó en su día la innovación en la NBA. Los interiores capaces de anotar desde el exterior ya existían, pero el alemán destrozó ideas y planteamientos con su combinación de técnica, estilo y -sobre todo- altura. En vistas de su último año, Carlisle quiere replicar el modelo actual de unicornio con Luka Doncic.

El rol de Nowitzki cambia para la nueva temporada. El fichaje de DeAndre Jordan trae el pívot defensivo que tanto necesitaban los Mavericks (Carlisle es un especialista defensivo y siempre le han gustado estos perfiles) y Dirk pasa al banquillo para buscar más ventajas.

En el Media Day Carlisle confirmó que el quinteto planteado era el de usar a Dennis Smith y Wesley Matthews como el backcourt, Harrison Barnes y Luka Doncic como sus forward y DeAndre Jordan como el interior referencial. Y ese es el plan a seguir. Un plan que en la NBA actual tiene sentido.

 

El cambio físico de Luka Doncic

Una de las principales dudas que existían -y existen- con Doncic en la NBA hace referencia al físico. Al jugar en posiciones exteriores, más cerca del balón, se esperaba un trabajo de musculación y piernas para poder defender a guards más bajitos y ágiles.

De momento el trabajo que hemos visto es el de añadir peso. Si vemos al Luka Doncic que hace unos meses ganaba la Euroliga y vemos al de ahora, se observa un mayor volumen en su tren superior. Doncic está más grande y coge peso acorde a su tamaño. No olvidemos que tiene 19 años ni las bestias físicas a las que se va a enfrentar al ser forward.

 

Hacer de Doncic el Ben Simmons europeo

“No veo a Luka y Dennis juntos como nuestro backcourt”. Esto es lo último que ha dicho Carlisle, confirmando que Luka Doncic y Harrison Barnes se intercambiarán las labores de forward dependiendo de los emparejamientos, tanto en ataque como en defensa.

La idea de Carlisle la reflejó Tim MacMahon, de ESPN, al decir que utilizaría a Luka Doncic como ‘playmaking power forward’. El entrenador combina diferentes conceptos para modelas el equipo. Aunque ya se hable de baloncesto aposicional y los roles ganen importancia, Carlilse sigue dando ciertas marcas más clásicas para guiar a sus jugadores.

La realidad es que veremos a un Luka Doncic con mucho balón. En otro equipo esta demarcación de power forward podría dar igual, pero no con Carlisle en Dallas. El entrenador sabe lo que quiere hacer y, la sensación que tengo al ver el camino físico por el que llevan al esloveno y lo que dice Rick, es que quieren hacer de Doncic su propia versión de Ben Simmons.

Los Sixers se basan en un sistema muy horizontal de defensa, pases y cortes, similar a las ideas que gustan en la franquicia tejana. Convertir a Luka Doncic en un prototipo de unicornio es el primer paso para competir en la nueva era de la NBA. Esa en la que los Simmons, Antetokounmpo o Porzingis sorprenden por su combinación de habilidad y físico.

 


 

Una franquicia seria y respetada a nivel deportivo (en cuanto a organización han tenido graves problemas), un entrenador de primerísima línea y con la sensación de eterno infravalorado. Un equipo que sabe jugar y que siempre busca competir. Así son los Dallas Mavericks de Mark Cuban.

El sistema defensivo esconderá los problemas de Lukita y pondrá a Harrison Barnes con el emparejamiento más complicado. En ataque buscarán aprovecharse de las ventajas que tenga ante otros forward, esas mismas que él sufrirá en defensa. En Dallas tienen un plan y no es flor de un día. Lo preparan desde que se enamoraron de él.

Ya sea como base o ala-pívot, Luka Doncic está en buenas manos en Dallas.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This