Conecta con nosotros

Mercado

Luka Doncic y los Mavericks: los retos de su futuro más cercano

El esloveno tendrá que trabajar para adaptarse a la NBA mientras su equipo puede necesitarle para competir si aciertan en la agencia libre.

Luka Doncic cambiará el 7 por el 77 en su nueva etapa en los Dallas Mavericks/Javier Mendia García (CC)

En Dallas no había ninguna duda: Luka Doncic es el jugador por el que tenían que apostar en este Draft costase lo que costase y, lo mejor de todo, es al final da la sensación que les ha salido hasta barato: su primera ronda del próximo año protegida. Y es que el joven esloveno ha caído en una de las franquicias en las que parece encajar mejor y con un futuro, ya incluso de cara a la próxima temporada, que debe ilusionar a los aficionados de los Dallas Mavericks. Las conversaciones entre el jugador y la franquicia han sido constantes y los Mavs se han esforzado mucho en hacerle ver el gran interés que tenían en hacerse con sus servicios. Ahora que ya lo tienen en sus filas, necesitan seguir tomando decisiones para que las palabras de Mark Cuban, afirmando que deben competir en la próxima temporada sí o sí, tengan fundamentos de verdad para pensar que puedan ser ciertas.

Tal es la repercusión que ha generado la elección de Luka Doncic por los Mavericks previo traspaso con los Atlanta Hawks que no solo los jugadores de los Mavs mostraron su alegría en las redes sociales; Salah Mejri tuiteó que las dos franquicias que lo dejaron pasar se terminarán arrepintiéndose, sino que europeos de otros equipos como Rudy Gobert también dieron su visto bueno a la joven perla eslovena. Pau Gasol también tiró de Twitter para felicitar a Doncic por su llegada a la NBA, recordando el paralelismo de en el inicio de sus carreras por haber sido ambos elegidos en el puesto 3 del Draft por los Atlanta Hawks para ser inmediatamente traspasados a otro equipo. ¿Se arrepentirán los Hawks como ya lo hicieron con el catalán? Eso esperan en Dallas.

La próxima agencia libre será clave para ver el camino por el que irá el conjunto de Rick Carlisle. Pero, ahora mismo, las dos opciones más probables pueden ser beneficiosas para el vigente MVP de la Euroliga y de la ACB, que «solo debe» centrarse en ser el mejor jugador posible y confirmar las altas expectativas que todo el universo de la NBA tienen puestas en él.

Opción 1: Un pívot y a competir

Los Dallas Mavericks tienen un buen equilibrio entre jugadores jóvenes —el propio Doncic, Smith Jr., Powell, etc.—, veteranos —Matthews, Barea y, obviamente, Dirk Nowitzki— y el caso de Harrison Barnes, que están en el medio y cerca de entrar en su prime de rendimiento. Todo esto bajo la batuta de uno de los mejores entrenadores, Rick Carlisle.

Al roster que ya tienen, hay que sumarle ser una de las pocas franquicias con dinero disponible (algo más de 30 millones) en esta próxima agencia libre dónde tienen un claro objetivo: hacerse con el mejor interior disponible. En un mercado con DeMarcus Cousins, Clint Capela, Julius Randle y, tal vez, DeAndre Jordan; los Mavs tienen la oportunidad de hacerse con un jugador diferencial que juegue de «5» y sea el factor clave en el quinteto titular de esta temporada.

Si firman a uno de estos agentes libres, Dennis Smith Jr. confirma las sensaciones positivas de la campaña pasada dando un paso adelante y Luka Doncic tiene impacto inmediato, el objetivo de los Mavericks sería clasificarse para los Playoffs, por duro que pueda ser en el Oeste. Dando un salto de calidad que acelere el proceso de reconstrucción y puedan aspirar a luchar en la postemporada durante muchos años, mejorando progresivamente su rendimiento a medida que sus jugadores crecen, maduran y mejoran.

El único problema para Luka Doncic en esta situación es que la presión por conseguir resultados sería prácticamente instantánea y al esloveno se le pedirían números y buenas sensaciones desde su año rookie pese al proceso de adaptación al país y a la liga que todo novato, incluso alguien que ha triunfado compitiendo contra profesionales, debería tener.

 

Opción 2: sin presión para Luka Doncic

Es fácilmente visible cuál es el fallo de esta estrategia: depender de convencer a un gran jugador (y algunos encima siendo restringidos, por lo que ni aceptando su oferta tendrían seguridad de llevárselo). Dallas, pese a estar en Texas y ser un mercado apetecible por el tema de impuestos, nunca ha sido una ciudad que atraiga a grandes agentes libres y no hay seguridad de que lo consigan este verano tampoco.

Si no aterrizase el deseado interior, los Mavs tendrían un problema de desequilibrio de su roster que los alejaría mucho de los equipos competitivos en el Oeste y los objetivos cambiarían radicalmente. De todos modos, el lado positivo de este panorama sería que, al intentar mantener el pick del Draft del 2019, Luka Doncic no sentiría la presión de conseguir resultados y podría avanzar con pasos mucho más firme en su ruta hacia el estrellato.

En este escenario, alguna de las tres segundas rondas de este Draft —Brunson, Splading y Kostats Antetokounmpo— podrían tener más protagonismo, sobre todo el primero y el tercero, si pueden convertirse en «mini robos del Draft» y ser útiles para el futuro de los Mavs.

 

El futuro pasa por la conexión Doncic-Smith Jr.

Más de una cuenta de Twitter no ha dudado en afirmar que el backcourt formado por el base estadounidense Dennis Smith Jr. y el comboguard Doncic es uno de los más interesantes para el futuro de la NBA. Conseguir una buena relación entre sus dos promesas es, en estos momentos, el gran reto que debe afrontar Rick Carlisle.

El esloveno debe aterrizar a la NBA para tener más referencias, pero su talento all around y su gusto por amasar el balón y ser el director de juego podría combinar muy bien con el atletismo y la explosividad de su nuevo compañero. Defensivamente, los dos deben seguir mejorando esta faceta, si bien ambos tienen condiciones para ello. En esta pareja, Doncic estaría más liberado para defender jugadores más corpulentos (como él) y menos rápidos mientras que el «1» maverick se encargaría de los rivales rápidos. En definitiva, la buena noticia para Luka Doncic es caer en un equipo con el que no estará solo en las posiciones exteriores y más en esta temporada en la que los dos jóvenes seguirán teniendo el apoyo de un Wesley Matthews que si en algo destaca es por sus grandes aptitudes defensivas.

De lo que no podemos dudar es de la titularidad de ambos en la próxima campaña. La de Smith Jr. por el rendimiento que ya demostró como base titular el año pasado y la de Luka Doncic porque así lo ha confirmado el propio Rick Carlisle en una rueda de prensa que dio junto a Donnie Nelson después de la elección del esloveno:

«No estoy seguro de cuál va a ser su posición en la NBA… creo que su posición será la de estar en la pista, jugando«.

«Yo lo proyecto como titular desde ya. Sus habilidades son muy refinadas para alguien que solo tiene 19 años, es el tipo de jugador que puede jugar virtualmente junto a cualquiera, y creo que la velocidad de Dennis (Smith Jr.) también le ayudará. También podemos ayudarle a mejorar su físico, tenemos que prepararle para el largo plazo».

 

De Wurzburgo a Liubliana

Los Dallas Mavericks no podían dar por terminada su etapa más gloriosa sin otro europeo que pueda liderar la próxima. Dirk Nowitzki lo es todo en Dallas por derecho propio y coincidir, aunque sea una única temporada, es algo que ilusiona a todos los aficionados europeos, sean del equipo que sean.

El alemán no será su mentor a nivel de juego más allá de algunos aspectos anotadores, pero sí que puede serlo a la hora de darle las llaves del equipo y llevar la capacidad de liderazgo que ha demostrado en el Real Madrid al siguiente nivel.

De todos modos, tanto para europeos como estadounidenses, esto no significa que Luka Doncic vaya a ser tan bueno como Dirk Nowitzki. El alemán es el mejor europeo en la NBA y nadie debe esperar ni del esloveno ni de nadie acabar con una carrera de leyenda como la del germano, porque son pocos los que lo consiguen y solo el tiempo nos enseñará cuál será el nivel del nuevo jugador de los Mavs.


Ver a Luka Doncic con la gorra de los Dallas Mavericks ha sido una alegría prácticamente unánime para todos sus aficionados. Es, evidentemente, el jugador más preparado que llegó al Draft y uno de los candidatos más sólidos a convertirse en una estrella. En Dallas, se encontrará con una franquicia que sabe cuál debe ser la ruta por la que volver a ser competitivos y tienen en este verano una oportunidad para conseguirlo.

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This