Conecta con nosotros

NBA

Luka Doncic se doctora en el Eurobasket

Medalla de oro, motor del equipo y solo 18 años. Luka Doncic: ¿el futuro del basket europeo en la NBA?

En un campeonato de Europa con una más de una decena de ausencias relevantes, todavía ha habido varios aspectos que merecen la atención del gran público. Una revolución eslovena coronándose campeones en la ¿despedida? de Goran Dragic de la selección nacional. El adiós de uno de los más grandes de toda la historia del baloncesto FIBA, Juan Carlos Navarro —¿y el de Pau Gasol?—. Lauri Markkanen siendo la pieza clave de Finlandia aumentando las esperanzas de los Bulls en él tras una discreta Summer League. Y, cómo no, el gran rendimiento mostrado por un joven imberbe de tan solo 18 años al que el baloncesto (y en concreto la NBA) le puede tener reservado muchos momentos históricos: Luka Doncic. Mención especial a una Serbia mermada de bajas que destacó como EQUIPO, aunque con el claro liderazgo de un Bogdan Bogdanovic al que esperan ansiosos en Sacramento.

El jugador del Real Madrid era uno de los focos mediáticos de este torneo, medio mundo ha estado muy atento a sus quehaceres en su debut como internacional en un EuroBasket, y Doncic no ha decepcionado. Elegible para el Draft del 2018, su nombre lleva sonando para los primeros picks ya desde hace varios meses; pero es ahora cuando debe demostrar su valía. Y bien, ¿cómo lo ha hecho el «77» de la selección campeona del Eurobasket del 2017?

 

Sus números

Sin contar con la final —terminó con 8 puntos, 7 rebotes y 2 asistencias pero salió lesionado a mitad del tercer cuarto—, Luka Doncic ha firmado un campeonato muy completo. 15.1 puntos, 8.3 rebotes, 3.8 asistencias con 55% en tiros de dos puntos, 31.1% desde el triple, 84.8% con los tiros libres y un +/- promedio de +10.6. Es el único jugador en todo el EuroBasket que ha promediado más de 10 puntos, 8 rebotes y 3 asistencias, casi nada. Como colofón, ha estado en el quinteto ideal del campeonato, compartiendo foto con Goran Dragic, Alexey Shved, Bogdan Bogdanovic y Pau Gasol.

El esloveno ha ido de menos a más durante la competición, cuajando actuaciones más flojas en los dos primeros partidos de la fase de grupos pero explotando desde entonces. Cabe destacar que, además, ha jugado sus mejores encuentros en los dos partidos más complicados (salvo en una final donde se le vio algo tensionado). Contra Letonia en cuartos con 27 puntos y 9 rebotes y ante España en semifinales, en el partido que mejor puede definir sus cualidades, cerca del triple-doble con 11 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias.

 

Un motor de 18 años

Con Eslovenia se ha visto, de manera exponencial, la versión que se le exige a Luka Doncic en el Real Madrid; Doncic ha estado acompañado durante toda la temporada de un base extremadamente anotador y poco generador (Sergio Lull en el conjunto español y el NBA Goran Dragic con la escuadra nacional). Con tal compañía, sus respectivos entrenadores han confiado en su joven pupilo para ser el director de juego. Eslovenia ha jugado al ritmo que ha querido Doncic, y esto está por encima de cualquier estadística. Wonderboy ha demostrado, pese a su juventud, tener la madurez y la velocidad mental suficiente para ser un base de más de 2 metros de altura.

De menos a más en la anotación, ha sido uno de los puntos más irregulares de su torneo. Ha tenido buenos porcentajes y algunos partidos de gran anotación; pero en algunos momentos no se ha atrevido a lanzar a canasta pese a tener ventaja para ello. Pese a todo, cabe destacar que en la pizarra de Igor Kokoskov ha habido poco espacio para el «yo» más allá de algunas exhibiciones, necesarias, de un excelso Goran Dragic. La anotación de la selección eslovena ha estado bastante repartida durante casi todo el europeo, por lo que no necesitaban una versión anotadora de nuestro protagonista.

Defensivamente, Luka Doncic se ha mostrado como un jugador con dedicación a ese lado de la pista. Más allá de su indudable, y ya mencionada, capacidad reboteadora, tiene piernas, desplazamiento lateral y fuerza para emparejarse con cualquier jugador exterior del baloncesto europeo. Tal vez algo lento ahora mismo para la mejor liga del mundo, tiene las condiciones para terminar adaptándose al ritmo y a las exigencias físicas de la NBA.

La importancia en su equipo se evidenció al final del campeonato, cuando sus compañeros (como se puede ver en el tweet inferior) le llevaron en volandas a la entrega de medallas.

 

¿Pick uno del Draft?

Quedan muchos meses para que se celebre la ceremonia donde Doncic sabrá cual será su primer equipo en los Estados Unidos. Pero los mocks draft y las previsiones ya están que arden no solo con el esloveno, sino con otros jugadores de gran proyección como Michael Porter Jr., Marvin Bagley III o Mohamed Bamba. Hasta ahora, Luka Doncic parece ser un TOP5 claro pero, dentro de esos cinco primeros, parece estar lejos de esa primera elección.

Es difícil hacer pronósticos ahora, hay que ver su juego y el de sus compañeros de generación en esta temporada, qué franquicia controla ese pick y sus necesidades, el hype con el que lleguen, etc. Aunque, probablemente, Luka Doncic no será el primer nombre que diga Adam Silver esa noche, su situación en la Real Madrid le abre una ventana para conseguirlo. La baja de larga duración de Sergio Lull y la presencia del argentino Facundo Campazzo como único base (aparte de él) le debería permitir gozar de muchísimos más minutos de los habituales en el baloncesto europeo, por lo que tendría más oportunidades de demostrar su talento, tal vez convertirse en uno de los líderes de una de las mejores plantillas de Europa y que esto sea su catapulta definitiva hacia el Draft.

El futuro siempre es imprevisible y Luka Doncic todavía tiene mucho que aprender y mejorar para poder llegar a ser una estrella del basket mundial; pero está en su mano poder conseguirlo. De momento, el Eurobasket ya es suyo.

FIBA

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This