Conecta con nosotros

NBA

Los Chicago Bulls deben ayudar a Lauri Markkanen

El joven rookie ha comenzado a gran ritmo, pero su equipo no hace suficiente por su juego.

lauri markkanen

Guillermo Mayol (The Wing)

El joven Lauri Markkanen dejó grandes destellos durante el pasado verano en el desarrollo de un Eurobasket que acabaría centrando muchas miradas sobre su persona. Con la duda de si podría trasladar el impacto demostrado a la NBA, su ritmo inicial comienza a despejar ciertas dudas, aunque hasta la fecha se ha encontrado bastante abandonado por Chicago Bulls.

A pesar de las actuaciones que «The Finnisher» está cuajando, los de Illinois parecen dispuestos a cumplir todos los pronósticos que los situaban como uno de los conjuntos más terribles de la competición, y lo peor de esto es que está ocurriendo sin intentar potenciar al único jugador (con el permiso de Robin Lopez, pues estamos tratando a un rookie) que está ofreciendo algo de esperanza a sus aficionados.

 

Inexplicable infrautilización de sus cualidades

No vale ya abogar por la idea de que Lauri Markkanen sea un mero tirador, pues esta historia ha tardado más bien poco en pasar a mejor vida. Ya le hemos visto en múltiples ocasiones ejecutar desde el poste bajo con un precioso lanzamiento en suspensión además de poniendo el balón en el suelo, penetrando, y finalizando hábilmente ante sus defensores a pesar de la oposición.

Guillermo Mayol (The Wing)

Obviamente, el lanzamiento exterior sigue siendo el arma principal de Markkanen, y no es para menos, pues le está ayudando a anotar de una forma tremendamente eficiente. Si echamos una ojeada a los datos de efectividad, observamos cómo el interior se encuentra en un 56% eFG además de con un 60% en TS, unos datos con los que nadie en el equipo puede competir.

Aunque David Nwaba muestra unos números más positivos en el eFG, la diferencia en el volumen de sus lanzamientos hace que la balanza se decante rápidamente del lado de Lauri, y en este apartado únicamente Robin Lopez se le acerca, aunque manteniéndose ya peligrosamente cerca de caer por debajo del valor del 50%. El caso del TS% es exactamente igual, por lo que no lo discutiremos en mayor produndidad.

Después de ver que Lauri Markkanen es claramente el lanzador más efectivo del equipo, resulta totalmente inexplicable el limitado número de balones con el que cuenta regularmente, y en especial en el último partido. A continuación mostramos una situación del encuentro ante Oklahoma City Thunder que muy bien harían los Chicago Bulls en evitar de ahora en adelante:

Lo peor de esta situación no es simplemente que hasta cuatro jugadores contaran con más lanzamientos que el propio Markkanen, sino que a excepción del ya citado Robin Lopez, los otros tres miembros de la lista muestran unos datos de eficiencia en el tiro completamente devastadores, en especial Jerian Grant, que presenta un pésimo 34% eFG.

Ya no sirve como excusa que Lauri Markkanen sea un novato y se deba repartir la carga con el resto del equipo. Lógicamente el trabajo en conjunto es esencial para un jugador como Markkanen, que brilla con especial fuerza cuando ejecuta tiros exteriores tras previa asistencia de un compañero, pero para que esto se dé debería ser imperativo un incremento en la participación ofensiva del jugador.

 

La dolorosa falta de referencia en el backcourt

Uno de los grandes problemas de Chicago lo encontramos claramente en la posición de base, donde hasta el momento ningún jugador ha mostrado la capacidad necesaria como para dirigir la ofensiva de un equipo. Este problema se agrava todavía más si tenemos en cuenta que en la posición de escolta tampoco existe un jugador con la suficiente habilidad como para generar para el resto de sus compañeros.

Si bien es cierto que Jerian Grant está promediando más de seis asistencias por contienda y que le hemos llegado a ver sumar dobles dígitos en este mismo apartado durante los primeros encuentros, lamentablemente no podemos atribuírselo a su capacidad como organizador, sino principalmente a la idea de pase y ejecución que sostiene el ataque de Chicago Bulls.

Guillermo Mayol (The Wing)

En un rápido vistazo observamos cómo los de Illinois son el tercer equipo que cuenta con mayor porcentaje de triples asistidos, y en los lanzamientos de dos puntos se mantienen entre los diez primeros, en octava posición, más específicamente. Estos datos quieren decir que la ofensiva de Chicago se basa en gran medida en la posibilidad de anotar tras la generación de una buena ocasión mediante un pase, aunque nuevamente, encontramos aquí cierto truco.

Precisamente el juego de Markkanen es un gran ejemplo de cómo suma Chicago y sus jugadores en el apartado de las asistencias, pues el finés basa gran parte de su estilo en la finalización del pick&pop. En general, la ofensiva de Chicago se centra en este simple concepto de movimiento de jugadores y movimientos de balón hasta que se logre un pase en una situación favorecedora (como ha sido posible ver, dicha estrategia ofensiva requiere de innumerables arreglos todavía).

Que los Chicago Bulls intenten desplagar un ataque de este tipo no se debe solo a que precisamente sea lo que busque Fred Hoiberg, sino también al hecho de que a día de hoy, no existe miembro del equipo capaz de generar desequilibrio mediante el bote como para suponer una amenaza penetrando hacia el aro y requeriendo ayuda defensiva extra que pueda crear una brecha en la estructura del rival.

lauri markkanen

Guillermo Mayol (The Wing)

Dos datos especialmente reflejan la nulidad de los jugadores perimetrales de Chicago en este aspecto, siendo por una parte el quinto equipo que menos tiros libros por encuentro intenta (18), y por otra parte contando con el tercer peor registro en lo que a finalizar ataques alrededor del aro refiere, con únicamente un 36.5% de los intentos completados con éxito.

Tras todo esto, podemos concluir que en efectivo, va a ser realmente difícil que Markkanen se vea en situaciones ventajosas gracias al trabajo realizado por sus compañeros, pues hasta que se demuestre lo contrario, nos encontramos ante un conjunto carente de desequilibrio. Ciertamente, el único que había mostrado algo similar a una habilidad latente por desarmar defensas era Kay Felder, pero con el retorno de Kris Dunn, este se verá desplazado en la rotación.

 


 

Realmente no es demasiado difícil comprender que Markkanen se ve como uno de los principales desfavorecidos dada la falta de talento que presenta el roster de Chicago Bulls. El joven finés se encuentra promediando algo más de 15 puntos por partido, y aunque es cierto que en ocasiones la ofensiva de Chicago ha fluido como se pretende, también se le ha tenido que ver ya sumando en situaciones complejas.

Teniendo en cuenta que visto lo visto hasta la fecha sería poco realista esperar que terceros rompieran defensas para facilitar la labor de Markkanen, Fred Hoiberg debería ser el principal encargado de diseñar situaciones para potenciar las capacidades ofensivas de Lauri que a la vez estén al alcance del equipo, una misión que teniendo en cuenta el cartel de «Gurú ofensivo» con el que aterrizó en Illinois, debería ser capaz de cumplir.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This