Conecta con nosotros

Mercado

La lógica tras la no renovación de Zach LaVine con Chicago

A pesar de ser la pieza central del proyecto, llegará al verano de 2018 como agente libre restringido.

Zach LaVine

Disney | ABC Television Group (CC)

Aunque ya se sabía con anterioridad que la clase de agentes libres restringidos de 2018 iba a presentar figuras de notable talento como Jusuf Nurkic, Marcus Smart o Zach LaVine, muchos de estos no han logrado llegar a un acuerdo con sus respectivos equipos para ampliar su estancia en el mismo. En esta ocasión nos centraremos en el mencionado LaVine, cuyo curso de negociaciones ha seguido un paso lógico.

No siempre es una tarea sencilla la de extender un contrato multianual por grandes cantidades a un jugador, y a pesar de que Zach LaVine cuenta con el talento suficiente para optar a uno de estos, hay circunstancias de sobras como para entender el porqué de no haberse logrado antes de la fecha límite. En concreto, detallaremos dos aspectos de relevancia, uno tratando su lesión, y otro centrado en el aspecto económico.

 

Una lesión con miga

Como todos sabemos, la lesión que sufrió Zach LaVine cuando todavía militaba en las filas de Minnesota Timberwolves conlleva un largo proceso de recuperación que en ciertas ocasiones ha tenido un negativo impacto en el posterior rendimiento del jugador. A pesar de que todo parece ir sobre ruedas, el temor a no estar a la altura es más que razonable.

Sí, es cierto que se ha repetido ya en múltiples ocasiones que LaVine va con bastante ventaja sobre los plazos establecidos; de hecho, recientemente se mencionó que a mediados de noviembre se le permitiría entrenar con contacto, y que muy posiblemente vuelva a las canchas alrededor del mes de diciembre, por lo que todavía contará con más de la mitad de la temporada para mostrar sus cualidades.

También es cierto que se ha llegado a mencionar que en sus últimos tests físicos había mostrado una capacidad de salto superior a la que presentaba en sus días de Draft. Sin embargo, nada de todo esto cuenta realmente hasta que Zach LaVine salte de nuevo a las canchas y demuestre que, como mínimo, su rendimiento no se ha visto afectado por la gravedad de la lesión.

Obviamente, liberado de las ataduras de Towns y Wiggins, y siendo claramente el máximo referente ofensivo de un equipo en reconstrucción, para el retorno de LaVine se espera que rápidamente pueda erigirse como el líder del equipo en múltiples apartados, tanto dentro como fuera de la cancha, algo que hasta la fecha no se ha podido comprobar.

Todo el mundo cuenta con ello y él lo sabe perfectamente, este ha de ser el año en el que por lo menos durante un número limitado de partidos, Zach LaVine demuestre que puede ser un jugador capaz de controlar una ofensiva. Una nueva etapa en su vida como profesional que potencialmente determine su rol como jugador en los años venideros.

 

Flexibilidad económica

Resulta incluso gracioso ya nombrar el tópico de la flexibilidad económica con Chicago Bulls; junto al «younger and more athletic» que tanta mofa generó en los últimos años, el aspecto salarial ha sido algo que ha obsesionado a la directiva. La más que probable multimillonaria renovación del escolta, era algo que lógicamente iban a cuadrar dentro de sus planes de actuación.

Si los Chicago Bulls llegaban a una extensión de contrato con Zach LaVine, esto tenía un impacto directo sobre el espacio salarial del que iban a disfrutar este próximo verano. Recordemos, que por ejemplo, Isaiah Thomas y DeMarcus Cousins serán dos estrellas de la liga a disposición de todos los equipos, y solo cinco franquicias cuenta con espacio salarial suficiente como para tantear a uno de estos.

Chicago se encuentra precisamente entre esas cinco franquicias, y aunque es obvio que muy probablemente ninguno de los dos esté interesado en aterrizar en un conjunto que para ese entonces habrá sumado una de las peores temporadas de la competición, sí que puede que haya otros jugadores con talento y proyección que estén interesados en los millones de la franquicia de Illinois.

¿Qué supone la no extensión de Zach LaVine en este contexto? Pues que los Chicago Bulls encararán el verano con la cantidad ocupada por el jugador de poco más de cuatro millones de dólares, lo que supone su «Cap Hold». Esto impacta directamente sobre los salarios totales del conjunto, por lo que si hubieran realizado la extensión, los Bulls posiblemente contarían con alrededor de 18-20 millones menos para invertir en la agencia libre.

Puede que uno no esté habitualmente de acuerdo con los acercamientos que plantea la directiva de Chicago, pero este es el movimiento acertado a la hora de administrar de la forma más inteligente posible los recursos económicos del equipo para el próximo verano. El plan parece estar encarrilado a que esta sea la única temporada de «tanking», por lo que contratar a los jugadores adecuados será clave para acelerar la reconstrucción.

 


 

La conclusión más clara que podemos extraer de este desenlace es que ninguna de las dos partes esperaba realmente llegar a un acuerdo durante esta época del año. Tanto Zach LaVine como la directiva de Chicago se han mostrado aprecio y respeto mutuo de forma constante, por lo que todo el mundo parece encontrarse en la misma página.

Al escolta se le ha visto tremendamente ilusionado con el nuevo proyecto en el que se encuentra, y es que a pesar de que probablemente sea consciente de que durante los primeros años le tocará volver a sufrir una buena cantidad de derrotas, a la larga puede convertirse en el máximo exponente de un proyecto de futuro que quién sabe el ritmo al que puede recuperarse.

Por el momento, los aficionados de Illinois deberán mentalizarse para soportar un año frustrante en lo que a resultados conlleva, pero siempre teniendo en cuenta que en el caso de que LaVine llegue en perfectas condiciones y muestre ser capaz de convertirse en una estrella ofensiva, los Chicago Bulls presentan toda la predisposición del mundo a igualar cualquier oferta que llegue por él.

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This