Conecta con nosotros

NBA

Lesión de Chris Paul, ¿puede seguirle el ritmo a los Rockets?

Los Rockets pierden un jugador fundamental. Impacto en pista, posibles sustitutos… Analizamos la lesión de Chris Paul.

Ha sido uno de los momentos más marcados de este verano. El jugador más importante de la franquicia de Los Angeles Clippers renunciaba a una renovación monstruosa para salirse de un proyecto que él creía agotado. Entre lesiones de sus estrellas NBA y mala suerte, un gran equipo no pudo nunca alcanzar su potencial. Abandonó la oferta de Blake Griffin y Doc Rivers para sumarse a James Harden y sus Houston Rockets. Un equipo de tempo muy alto y con clara vocación ofensiva. Saber adaptarse a su pareja de baile, compartir el balón y conformar una defensa de nivel medio alto eran y son preguntas claves por resolver. Sin embargo, un golpe contra Mario Chalmers en pretemporada le ha hecho arrastrar lo que es la primera lesión de Chris Paul en su nueva etapa en Texas.

Tras 33 minutos jugados, su rodilla dijo basta y vio los últimos minutos del season-opener contra los Golden State Warriors desde el banquillo. Muchos pensamos al principio que esto respondía a una estrategia de Mike D’Antoni que debe introducir a estas dos estrellas poco a poco en el clutch time. Nada más lejos de la realidad. El cuerpo técnico decidía darle descanso ante los Sacramento Kings pero los últimos informes sobre su evolución no son nada buenos. Y es que el jugador de 32 años no mejora y para evitar otra lesión de Chris Paul en Playoffs, los Rockets están siendo muy cuidadosos. El resultado es una primera predicción de dos a cuatro semanas alejado de las canchas.

 

La lesión de Chris Paul puede afectar a todo el equipo

 

Perder a Chris Paul tantas semanas puede dañar seriamente una química en construcción. Cierto es que este traspaso estaba pactado por los dos grandes damnificados, Harden y CP3, pero las dudas son claras. Dos jugadores que necesitan tanto el balón en sus manos y con cualidades muy marcadas, deben compartir pista sin ocasionar problemas. Afortunadamente, su contexto es muy bueno ya que los Rockets tienen una legión de aleros intercambiables y ejecutores desde la línea de 3. Con un banquillo de secundarios de lujo, que comanda Eric Gordon, y una pareja de pívots enfocada al pick and roll y a rebotear, los Rockets tienen mucho ganado.

Pese a todo, a sus 32 años y con un historial de problemas físicos muy amplio, Chris Paul tendrá que jugar más rápido que de costumbre. Los contraataques son puntos fáciles y la falta de un base propiamente dicho el año pasado hizo que los Rockets corriesen todo lo posible. A pesar de la experiencia e inteligencia del base y de haber liderado a un equipo con tendencia a correr como en los primero Clippers, su físico puede verse resentido. Las posesiones largas donde dos interiores trabajen espacios para su equipo no son las preferidas en Houston. Y Paul se verá lejos de la acción esperando en la línea de tres junto al resto de tiradores.

Lesión de Chris Paul

Scott Ripley Flickr

Además Harden suele reservarse en defensa, por lo que puede absorber el monstruoso uso ofensivo del año pasado y llevar contraataques. Al experto base se le pedirá que muestre sus galones en defensa, tanto a nivel individual como organizando cambios y trampas defensivas. Todas estas tareas para un jugador que no ha llegado a 82 partidos de temporada regular NBA en ninguna temporada jugada menos una, entraña una gran dificultada. Su compromiso por el anillo será puesto a prueba ya que ya ha tenido antes muestras de su gran carácter. Una transición suave era lo esperado en la liga, en cambio esta lesión de Chris Paul puede atrasarla.


 

Recordemos que los Daryl Morey ha hipotecado el futuro de su franquicia con un movimiento muy arriesgado dado el poderío de los Golden State Warriors. Chris Paul será agente libre sin restringir este verano cuando Paul George, LeBron James o Derrick Rose entre otros salgan al mercado. Personalmente se me hace difícil que los Lakers, un destino más que apetitoso para todos estos agentes, atraigan al base de vuelta a LA. Sin embargo, una debacle esta temporada, romperá un proyecto muy prometedor. Sí, ya sé que estamos sobreactuando. Pero, ¿qué sería el deporte sin ello?

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This