Conecta con nosotros

Mercado

Por qué LeBron James no va a firmar por los Knicks

Los New York Knicks parecen ser uno de los interesados en firmar a LeBron James en julio.

LeBron James Tristan Thompson

LeBron James, el ‘coco’ del mercado este verano. Guillermo Mayol (The Wing)

Con la llegada de los rumores de los posibles destinos de LeBron James, podemos decir que el verano ya está aquí. Ocho equipos se están jugando el pase a las finales de la NBA, pero los otros 22 equipos ya están mirando hacia el próximo curso. Uno de ellos son los New York Knicks, ya con Fizdale a los mandos de ese banquillo. Scott Perry afronta su segunda temporada como presidente de operaciones baloncestísticas y el primer rumor no podía ser otro que una posible llegada de LeBron James este verano. Como no.

LeBron James está en boca de todos. Máximo anotador en los Playoffs, dos ‘buzzer beaters’, cuatro triples-dobles, cuatro partidos de más de cuarenta puntos… Y el constante debate (cada locura que hace lo provoca): ¿Michael Jordan o LeBron James? Sea como sea, no cabe duda de que estos dos monstruos parten el pan juntos a día de hoy.

«El Rey», es agente libre este verano. Si bien ha habido rumores más o menos lógicos para un posible desembarco (Los Ángeles, Philadelphia…), este de los New York Knicks puede llevarse la palma como uno de los más ‘random’ del verano. Ya no sólo por posibilidades de que pueda suceder o no, si no por varias polémicas que ha habido entre LeBron y algún integrante de la franquicia neoyorquina. Por ejemplo, James comentó que los Knicks deberían haber elegido a Dennis Smith Jr. antes que a Frank Ntilikina; las respuestas de Enes Kanter por redes sociales…

Pero bueno, los New York Knicks, como cualquier  otro equipo, tendrán opción de intentar ficharle este verano. Sin embargo, hay una serie de cosas que deben tenerse en cuenta y por las que, en nuestra opinión, seguramente los neoyorquinos estén fuera de las quinielas en julio.

Lo que sería extraño es que no sonara el nombre de LeBron James para los Knicks. Mucho estaban tardando. Pero, como pasa muchas veces en Hollywood, los rumores abundan y de cada cinco, dos aciertan pero sólo uno consigue hacerse realidad. Una de las razones por las que siempre se relacionan estos dos sujetos es la química que hay entre el jugador y el Madison Square Garden. Se dice siempre «es que LeBron James juega muy bien siempre en el MSG». Claro. Como si no jugara de manera excelente allá  donde vaya. Hasta en Toronto, en estos Playoffs, se han oído onomatopeyas prácticamente de admiración ante sus hazañas. LeBron empieza a tener afinidad allá donde vaya y es también por su figura social y no sólo como deportista. Y no por ello le relacionamos con todas estas ciudades, pero claro: Nueva York, el mejor jugador del mundo… Todo parece encajar a la perfección.

Y no hablemos ya de lo que significaría para el jugador de Ohio jugar ahora en los Knicks. ¿Lo imagináis ahora jugando con Enes Kanter después de todo lo que se han dicho? ¿Después de disparar a la dirección (aquella decisión fue de Phil Jackson) por no elegir a Dennis Smith Jr.? Sí, David Fizdale fue su entrenador asistente en Miami. Seguramente se aprecien un montón. Pero, ¿cuanto puede pesar un ex entrenador asistente en una decisión así? Casi sería más lógico que se volviera a South Beach con Eric Spoelstra y Pat Riley. Vayamos ahora a los dos puntos más importantes.

 

LeBron James y los Knicks: caminos necesariamente distintos

A la edad que tiene ya ‘the King’, ¿créeis que está para ir a levantar a un equipo así de la penumbra? ¿Sin Kristaps Porzingis hasta vaya usted a saber cuando? Es que se hace muy difícil asumirlo, ¿verdad? LeBron James puede buscar seguramente un equipo donde intentar una nueva carrera por el anillo. En cambio, los Knicks tienen demasiado joven verde sin explotar. Ntilikina necesita tiempo,  Porzingis está lesionado, Mudiay debe seguir mejorando… LeBron James no está para mirar a dos o tres años vista. Es inviable. Inasumible que pudiera considerar un equipo en estas condiciones. Y no es el mismo caso que los Ángeles Lakers o los Sixers. Sus jóvenes están ya más preparados y encima tienen una cantidad de espacio en la Agencia Libre que debe darles margen para seguir mejorando. Y esto, precisamente, nos lleva al siguiente punto.

¿Cómo demonios van a hacer el espacio salarial necesario los Knicks? Ahora mismo están justo en el límite si es que Enes Kanter, Ron Baker y Kyle O’Quinn ejercen sus opciones de jugador. Asumiendo  que Ron Baker lo hará por lo civil o por lo criminal, sólo habrá dudas sobre los otros dos jugadores. Entre los dos, liberarían unos veinticinco millones de dólares. Habría que intentar traspasar a Courtney Lee (doce millones), Lance Thomas (siete millones)… Sin contar que este equipo tiene intención de renovar a Trey Burke. No sabemos con qué dinero, claro. Y si Enes Kanter aceptara la opción de jugador, prácticamente podemos dejar de hacer números que no sale de ninguna manera. Y aunque no lo aceptara y a la espera de recuperar a Kristaps Porzingis… ¿Vendría LeBron James a jugar con Baker, Mudiay, Ntilikina, Tim Hardaway Jr, Doston y Joakim Noah? Porque esa sería prácticamente la plantilla neoyorquina – añadiendo lo conseguido  en el Draft.

 


 

En definitiva: ya pueden encender muchas, muchas velas en Nueva York para que LeBron James decidiera plantar allí sus raíces. Los problemas de espacio salarial tanto ahora como a futuro, pues Mudiay y Porzingis deben extender su contrato los próximos meses; los caminos distintos que deben tener los protagonistas y las historias que puede haber en ese vestuario… Pueden ser de traca. Dicho sea de paso, ni me atreví a comentar las fricciones entre LeBron James y Joakim Noah porque ni siquiera el segundo debe estar en el equipo el próximo año si todo sigue su curso.

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This