Conecta con nosotros

NBA

Lavar: «Lonzo Ball va a ser ROY». ¿Tiene lo necesario?

Lonzo Ball será Rookie del Año, según LaVar. Analizamos qué opciones tiene de conseguirlo en los actuales Lakers.

Tras una caída en picado por parte de Los Angeles Lakers, juntando el ocaso de Kobe Bryant con la llegada de jóvenes talentos aún por formar, la franquicia angelina ya tiene las herramientas necesarias para comenzar con seguridad su ascenso a la cumbre del baloncesto mundial después de draftear a Lonzo Ball.

Mucho ha llovido desde el fracaso que supuso la llegada de Dwight Howard y Steve Nash al equipo. Nuevos entrenadores y un lavado de cara a la plantilla que a partir de esta temporada, se espera, aunque con paciencia, una sola dirección: la mejoría año tras año.

Para ello, los Lakers cuentan principalmente con la figura joven más mediática de la liga desde la llegada de LeBron James. Lonzo Ball ha sacudido la competición para convertirse en uno de los jugadores que más «hype» ha generado en los últimos años. El reciente número dos del Draft tendrá a sus espaldas el peso de una de las franquicias más célebres de la historia, recogiendo así el testigo de la última leyenda «laker», Kobe Bryant.

Lonzo Ball

Lonzo Ball es especial. No es un feroz anotador, pero quien lo sea agradecerá tenerlo cerca. El mayor de los Ball destaca por su capacidad para generar juego e involucrar a sus compañeros en el ataque del equipo. Tiene un baloncesto alegre, rápido y de puntos fáciles, algo que su entrenador Luke Walton también secunda. Tras los 14.6 puntos, 7.6 asistencias y 6 rebotes que promedió en su año universitario, el de Chino Hills se presentó a la liga ganando el MVP de la Summer League de Las Vegas, con unos promedios más que ilusionantes de 16.3 tantos, 7.7 capturas y 9.3 asistencias, mejor registro pasador de la historia de la Summer League. El chaval apunta muy alto antes de su estreno y estará como fijo en la pelea por el trofeo al «Rookie» del Año. Así lo aseguraba su padre, como también aseguró que su hijo es mejor que Stephen Curry. Igualmente, analizamos sus posibilidades de conseguirlo.

 

1. La respuesta de sus compañeros

El ex de UCLA tendrá plenos poderes en el ataque angelino. En una atmósfera en la que ganar no está entre las prioridades inmediatas, el cuerpo técnico de la franquicia dejará trabajar a Lonzo a verso libre. Es así como resulta más productivo, teniendo la libertad de decisión y de creación de juego. Sabrá labrarse sus puntos y sus asistencias. Sin embargo, ¿estarán sus compañeros a la altura?

Lonzo Ball Brandon Ingram

Ball, por supuesto, estará bien acompañado, pero dependerá del nivel de sus compañeros, también muy jóvenes, a los cuales necesitará para alcanzar sus metas tanto a nivel individual como colectivo. Brandon Ingram, la otra estrella por explotar, está ante su temporada crucial para establecerse como alguien de importancia en la plantilla. La pasada temporada dejó buenas sensaciones pero aún estaba muy verde. Su contribución aumentará o disminuirá el impacto de Lonzo Ball en la cancha. Una vez explote, habrá que analizar cómo pueden coexistir. Ingram es un gran tirador en estático y no tendrá problema en asumir. Si mejora su anotación, el base puede hincharse a asistir.

Caldwell-Pope, que también partirá como titular, es el complemento que mejor viene al joven base. Sin necesidad de utilizar el bote de manera abusiva ni de crearse sus propios tiros, Magic Johnson desembolsó un pastizal por una temporada de contrato para traer al ex de los Pistons. Sin embargo, su falta de regularidad puede ser contraproducente en la ofensiva.

El que quizás está mejor preparado es Brook Lopez. Su veteranía en la liga y su capacidad anotadora pueden ser aspectos más que interesantes para el progreso del equipo. No obstante, su estilo de juego no parece el ideal para compaginar con Lonzo Ball. Sin embargo, tener una referencia ofensiva interior siempre es útil para descargar de responsabilidades a los exteriores. En este caso, está por ver la sincronía del base y su nuevo compañero, que seguramente tenga una mejor asociación con Julius Randle, que compartirá las tareas de generador del juego. Tiene capacidad para lanzar el contraataque y eso en un ala-pívot es un plus en la NBA de nuestros días.

 

2. El impacto mediático de Lonzo Ball

Lo que la familia Ball ha hecho desde que Lonzo comenzó a destacar en UCLA es una de las mejores estrategias de marketing que se recuerdan alrededor de la NBA. Lavar, padre de tres grandes talentos para el basket, ha hecho de Lonzo, su primer hijo en la liga, un icono mediático sin tan siquiera haber debutado. Marca de ropa, su propia firma de zapatillas, canciones de rap… Al nuevo jugador de los Lakers solo le falta ganar el premio al mejor novato del curso para seguir agrandando su nombre y su breve pero intensísima fama.

A pesar de otros «rookies» con opciones de llevarse el galardón (Simmons, Fultz, Jackson, Smith Jr, Monk…) este plus con el que cuenta Lonzo Ball ayudará mucho a la decisión final. A fin de cuentas, la NBA es un mercado y, en caso de estadísticas similares, el premio podría ir sí o sí para el de L.A. Quedan escasos días para que de comienzo una nueva temporada en la que veremos, por fin en acción, a una de las figuras mediáticas más impactantes desde la llegada del que es ahora el mejor jugador de la liga. Ya lo dijo Lavar, «bienvenidos a la Era Ball».

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This