Conecta con nosotros

NBA

LaVar Ball crea una liga profesional para derrocar a la NCAA

La Junior Basketball Association puede convertirse en toda una realidad, ¿qué impacto provoca sobre la NCAA?

Junior Basketball Association, será el nombre de la liga creada por LaVar Ball. Richard Mackson-USA TODAY Sports

Junior Basketball Association, será el nombre de la liga creada por LaVar Ball. Richard Mackson-USA TODAY Sports

Parecía un tarde-noche cualquiera cuando de repente la bomba ha explotado. Según informa el portal ESPN, Lavar Ball planea empezar una liga profesional paralela a la NCAA para aquellos jugadores que no quieran jugar en el circuito universitario. Sí, a alguno le puede parecer una broma pero la Junior Basketball Association parece muy cerca de ser una realidad.

 

Crónica de una liga anunciada

Por todos es sabido que Lavar Ball y la NCAA son más que enemigos. Desde que su hijo Lonzo Ball empezó a despuntar en la liga universitaria, Ball se mostró muy contrario a que Lonzo no ganase dinero a pesar de todos los beneficios que su figura generaba. El sistema de la NCAA en el que los jugadores no cobran, no cuadra en absoluto con el gigante del marketing que se está convirtiendo Big Baller Brand y debido a esto comenzaron todas las disputas.

La situación estaba ya muy tensa cuando su segundo hijo, LiAngelo Ball ,fue la gota que colmó el vaso. Tras su paso por una prisión china por robar en una tienda de lujo, UCLA se disponía a sancionar al jugador pero LaVar Ball no estaba de acuerdo y sacó a su hijo de la universidad.

Toda esta situación, con guerra de declaraciones con Donald Trump incluida, parecía que había sido un error garrafal de LaVar pero el polémico personaje siempre tiene un as bajo la manga. Sin que nadie lo esperara se anunciaba la llegada de sus dos hijos, LiAngello y LaMelo, a la liga profesional lituana, en concreto al Prienu Vytautas.

LaVar Ball

Foto: MerlinFTP Drop

¿Cómo va a ser el funcionamiento de la competición de LaVar Ball?

Hasta aquí llegaba la historia a día de hoy. Pero esto no acaba nada más que comenzar. Volvamos a lo importante, la Junior Basketball Association. LaVar Ball quiere fundar una liga la cual esté completamente patrocinada por Big Baller Brand y donde los jugadores cobren de 3.000 a 10.000 dólares al mes.  Sí, en esta liga del señor Ball los jugadores cobrarán en su etapa pre-NBA, primera gran diferencia.

El objetivo es reunir a 80 jugadores para formar una competición de 10 equipos que se juegue en las pistas de equipos como Dallas, Brooklyn o Los Angeles, con las reglas de la NBA, 12 minutos por cuarto y una línea de tres como la de los profesionales. Según explica Lavar, no tardaran en reclutar a esos jugadores ya que es una forma de hacerles dar un salto en su carrera, ser vistos por ojeadores y cobrar dinero. «Alguien tiene que pagar a estos niños«.

Según el propio Ball las declaraciones de Mark Emmert, presidente de la NCAA, sobre LiAngello fueron el motivante principal que le ha llevado a crear esta liga. El directivo lanzó la pregunta al aire sobre qué era lo qué motiva al hermano mediano a jugar en UCLA, «representar a una institución y a su camiseta o solamente prepararse como su carrera profesional«.

Sin dejar indiferente a nadie Lavar le ha dado la razón a Emmert y ha admitido que estos jugadores que solo quieren estar un año en la NCAA no deberían ir a una liga universitaria que se beneficia vendiendo sus camisetas. Esta es el principal motivo de vida de la Junior Basketball Association, ser una alternativa para la NCAA.

Por lo tanto, esta liga será una opción para aquellos jugadores que quieran dar el salto a la NBA sin pasar el circuito universitario y por ende cobrar un salario que verdaderamente generan. Además, paralelamente la marca BBB consigue dar un golpe sobre la mesa ya que se encargaría de las zapatillas y de las equipaciones de todos los jugadores.

Por último a modo de anécdota, hay que añadir que esta Junior Basketball Association ya cuenta con su propio logo y como no podía ser de otra forma este es Lonzo Ball. «Ya no tiene sentido poner a alguien driblando», bromeaba LaVar refiriéndose al logo de Jerry West de  la NBA.

 

¿Supone esto el fin de la NCAA?

Intentemos hacer una reflexión. ¿A donde lleva esta loca idea de LaVar Ball? Pues tal vez a un futuro donde el baloncesto juvenil estadounidense sea mejor y más justo. La NCAA es una liga completamente corrompida. Hace tan solo unos meses se destapó una gran trama de corrupción que acabó con el despido de personalidades como Rick Pitino.

Es algo claro y justo que los jugadores cobren en la liga universitaria. Esos chavales general auténticas fortunas y a cambio no reciben absolutamente nada. Tal y como está organizada la NCAA (con una gran cantidad de instituciones de diferentes reputaciones) parece imposible que se llegue a implantar un sistema de cobro.

Con este sistema las diferencias en el presupuesto que tienen las universidades provocarían tal descompensación que acabarían con la liga. Por poner un ejemplo, la modesta universidad de Albany jamás, repito, jamás podría competir con la gigantesca UCLA.

Esto provoca que se cometa una injusticia con personas que no tienen la culpa. Los jugadores. Tal vez esto no sea una locura. Quizás es lo que el baloncesto juvenil estadounidense necesitaba. LaVar Ball es un excéntrico pero no es un loco. La NCAA es una liga injusta con las personas que la hacen grande y puede que este sea el fin de su soberanía.

Ni si quiera se sabe cuando se empezaría a formar esta Junior Basketball Association. Aún faltan muchas piezas en el tablero por colocar y por lo tanto es muy pronto para hablar. Pero una cosa está clara, la NCAA acaba de recibir un golpe en toda la cara. O reacciona y responde a esta liga del señor Ball o puede que estemos en el principio del fin de una de las competiciones más mágicas de este deporte.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This