Conecta con nosotros

Especiales

LaVar Ball se juega el futuro de LaMelo por su arrogancia

El polémico padre va a entrenar a su hijo menor en solitario hasta que entre en UCLA, ¿puede ser positivo?

A menudo, los padres creen saber qué es lo mejor para sus hijos. Y que no pueden tener fallo alguno. Y hablando del padre más famoso de Estados Unidos más por sus palabras que por sus hechos, no iba a ser menos. Sí, LaVar Ball lo ha vuelto a hacer. Ha vuelto a sorprender a todo el mundo del baloncesto. Aunque esta vez ha sido más por la acción que por sus palabras (que también).

En este caso, el famoso padre Ball ha innovado en cuanto al mundo del baloncesto de formación se refiere. Utilizando al pequeño de los hermanos como el conejito de indias, siendo este también su última oportunidad de realizar tal tarea.

Y es que LaMelo Ball va a dejar a sus 16 años de asistir a la “High School” y por lo tanto, de jugar con su actual equipo para que LaVar Ball lo entrene a él en solitario.

 

¿Por qué LaVar Ball ha tomado esta decisión?

Como con todas las decisiones que parece tomar en su vida, el polémico padre ha tomado esta decisión por considerarse mejor que el resto. En esta ocasión, tanto del nuevo entrenador que iba a tener esta temporada LaMelo como de las personas que dirigen el Chino Hills, el ya ex instituto del chico de 16 años.

LaVar Ball

Foto: MerlinFTP Drop

Sus palabras, recogidas por Ramona Shelburne, han sido las siguientes:

“No me relaciono ni con el entrenador ni con la administración de allí. No quiero distracciones para LaMelo. Por lo que lo voy a sacar del instituto y lo voy a entrenar en casa para convertirlo en el mejor jugador de la historia.”

“Es un nuevo entrenador y no me gusta un pelo. Él (LaMelo) tiene que ir a UCLA, por lo que no tiene que tratar con estos necios. Ese entrenador tiene decidida su propia manera de jugar. “Ok”, vamos a ver como lo hace sin mi ayuda. Sin todos los chicos pudiendo entrenar en mi casa. Al final, nadie quiere entrenar con él.”

Sin duda alguna, otra de las grandes muestras de las pocas ganas de hacer amigos que tiene LaVar Ball y las muchas de hacer ruido. Pero lo más importante en este asunto, es ¿Qué significará dejar la High School para LaMelo?

 

El apartado negativo

Lo cierto, es que al ser la primera vez que un padre realiza este método en uno de los jugadores llamados a ser importantes en la NBA dentro de unos años, resulta más fácil pensar en que podría salir mal.

Para empezar, el menor de los Ball va a entrenar en solitario. Es decir, las situaciones de 2×2, 3×3, 4×4 o 5×5 han desaparecido de su juego hasta la universidad. Y el 1×1 será posible y de provecho si su padre es algo de todo lo bueno que él se cree. Si bien es cierto que en el baloncesto de formación en Estados Unidos no se caracteriza por ser un juego muy colectivo, otros factores que también se deben tener en cuenta es que LaMelo no podrá trabajar aguantar diferentes tipos de contacto o visión defensiva, entre otros.

En segundo lugar encontramos que, hasta los 18 años, es decir que hasta de aquí a dos temporadas, LaMelo Ball no va a jugar ningún tipo de competición. Por lo que no podrá competir contra jugadores que se suponen están a su nivel, vivir situaciones de partido, momentos más tensos, otros que deba cambiar el ritmo del partido. E incluso adaptarse a lanzar últimas posesiones. Momentos que no podrá vivir hasta su primer año de universidad.

Al irse a entrenar con su padre, tampoco podrá conocer diferentes estilos de juego y ver a cual se adapta mejor y cual no quiere ver ni en pintura. Lo que puede limitar su rango de conocimientos.

 

El apartado positivo

Por mucho que resulte forzoso sacar positivas de este nuevo invento de LaVar, existen cosas positivas.

Por ejemplo, LaMelo Ball va a dejar de estar sometido a toda la presión mediática que tenía a su joven edad (aunque su padre se irá encargando de soltar perlas por el camino). Cuando anotó los 92 puntos con 61 tiros de campo en un encuentro de la pasada temporada, fueron diversas las opiniones que se generaron al respecto. Y muchas para nada amables.

Otro factor es que por mucho que se crea siempre un peldaño por encima de los demás o busque la gloria, LaVar Ball quiere que sus hijos sean los mejores. Por lo que seguro que se encargará de que su hijo mejore en todos los aspectos posibles y hará el entrenamiento adecuado y necesario para ello.

 


 

En líneas generales, podemos pensar que sin duda alguna, es una apuesta arriesgada la que ha tomado LaVar para conseguir el éxito de su hijo. Pero hay ocasiones en la que el talento se impone a toda lógica y consigue triunfar. En exhibiciones como en el encuentro en el que anotó 92 puntos, LaMelo ha demostrado tener el talento. Ahora LaVar ha hecho la apuesta y debe dar con la tecla que explote todo el talento de su hijo.

Tal solo el tiempo podrá enseñarnos si su decisión ha sido la correcta.

Comentarios

Más en Especiales

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This