Conecta con nosotros

NBA

Lauri Markkanen, el nuevo Simo Häyhä

Lauri Markkanen está sorprendiendo en su temporada de rookie y ya comienzan las comparaciones con Dirk Nowitzki y Kristaps Porzingis.

Guillermo Mayol (The Wing)

No sé que es lo que tendrá Finlandia que tanto nos gusta. Todo es tan distinto: el clima, el idioma, la gente, su personalidad… Una cultura especial que atrae y te invita a ver dicho país. Como curiosidades, cuentan con la palabra más larga que se puede decir en cualquier idioma: ”lentokonesuihku-turbiinimoottoriapumekaanikkoal-iupseerioppilas“. Sí, el finlandés es ese idioma que suena como un choque de trenes. Además, la mítica cinta de ‘La casa de la pradera’ tiene una pegatina que recomienda que no la vean menores de 18 años. Sin embargo, hay nieve. Enormes e impresionantes paisajes nevados que dan rienda suelta a la imaginación y a la creación de historias.

Y de historias va el artículo. Los protagonistas: el legendario Simo Häyhä y, como no, Lauri Markkanen. Aunque de él hablaremos más tarde. Hace 78 años, Simo Häyhä, destrozó su récord de muertes confirmadas, pero este era sólo el comienzo del mito de ‘la Muerte Blanca‘. Simo Häyhä era un sencillo finlandés que vivía como un granjero, capturaba animales salvajes y se resguardaba del frío local. Todo cambió el Diciembre de 1939, cuando Häyhä, se convirtió en una leyenda en los campos de batalla.

La Unión Soviética tenía la seguridad de que la Alemania de Hitler iba a intentar una invasión más pronto que tarde, después de haber invadido Polonia el Septiembre pasado. Los anales de la historia cuentan que el bueno de Simo Häyhä se podía pasar horas y horas esperando al enemigo, completamente cubierto de blanco, con varios días de comida envueltos en tela, y su rifle Sako M/28-30. Llegó a eliminar objetivos a 450 metros de distancia, y se decía que podía dar a un objetivo a 150 metros 16 veces por minuto.

Su técnica era extremadamente depurada y pese a que la Unión Soviética centró sus esfuerzos en acabar con él, parecía que Häyhä iba siempre un paso por delante. En total, Häyhä, consiguió 505 muertes confirmadas. Fue en los últimos momentos de la guerra que finalmente cayó. El 6 de Marzo de 1940 un explosivo impactó en su cara y le dejó en coma. Simo Häyhä acabó recuperándose y vivió una vida larga y normal. No dio importancia a sus proezas (fruto de la práctica, decía) ni de todas las muertes que tenía en sus manos. Hasta su fallecimiento en 2002 a los 96 años, fue un simple granjero al que le gustaba cazar con su rifle. Su leyenda sigue sonando por las calles de Finlandia.

 

Lauri Markkanen, un auténtico francotirador

Finlandia no es un país en el que se respire excesivo baloncesto. Sin embargo, la llegada de Lauri Markkanen ha hecho que se vuelvan a colocar en el mapa y en el pasado Eurobasket ya dejaron muy buenas sensaciones. Al contrario que Häyhä (un hombre bajito), Lauri Markkanen, ha sabido exprimir al máximo sus condiciones físicas y ha puesto rumbo al continente americano para crear su propia historia. Con la puntería del legendario francotirador se consolidó como el mejor ‘4’ del Draft de 2017 y brilló con luz propia en Arizona.

Lauri Markkanen

Markkanen se postula como uno de los interiores con más agilidad del Draft – Sports Illustrated

Su camino no fue sencillo, y es que no llegó con el cartel de jugador principal en su posición. Pese a esto, distintos acontecimientos le llevaron a la titularidad y Markkanen no defraudó. Supo liderar a su equipo a la perfección y ese enorme finlandés con cara de niño se presentaría al Draft con un promedio de 15.6 puntos, 7.2 rebotes, 2.7 asistencias en casi 31 minutos jugados por encuentro con los Wildcats. Su destino, los Chicago Bulls. Una franquicia que había traspasado a su estrella, Jimmy Butler, para hacerse con sus servicios.

Así pues, Markkanen llegaba a un equipo que acababa de comenzar la reconstrucción y que le brindaba la oportunidad de jugar desde el minuto uno. Su versatilidad, tiro de tres puntos y capacidad para correr la pista, encajaban a la perfección con el juego que quería desarrollar su nuevo entrenador, Fred Hoiberg. El ala-pívot finés rindió desde el comienzo y demostró que tenía madera para competir en la NBA. Su tarea era difícil, hacer olvidar a Jimmy Butler, pero a día de hoy puede presumir de ir muy bien encaminado.

 

Lauri Markkanen es otro unicornio

El término unicornio se expandió brutalmente con la llegada Kristaps Porzingis a la NBA. La capacidad del letón para anotar desde distintas posiciones de la cancha y cubrir todos los ámbitos del juego le sirvieron para ganarse a pulso el mote de ‘Unicornio’. Una versión 2.0 de Dirk Nowitzki que de seguir así puede llegar a niveles estratosféricos. Aunque este año le ha salido competencia, y por ahora ya le ha ganado tres partidos.

Guillermo Mayol (The Wing)

Lauri Markkanen también tiene todas las cualidades necesarias para ser considerado un unicornio. Al igual que Simo Häyhä suele rendir en zonas alejadas del objetivo. Desde ahí es letal y su altura le permite ser indefendible en el poste alto. Además, es una auténtica maravilla para abrir el campo y puede correr la pista al contraataque como si de un base se tratase. No ha necesitado ni 50 partidos para demostrar que podemos estar hablando de uno de los grandes futuros del baloncesto europeo. Un francotirador letal que busca su sitio, apunta, dispara y acierta.

En sus tres primeros partidos como profesional, Markkanen ya dejó constancia de su talento y firmó unos números de ensueño (16,3 puntos y 9,6 rebotes). Su buena mano, incluso, le ha hecho entrar en la historia de la NBA al convertirse en el primer jugador que anota 10 triples en sus tres primeros partidos. Uno de ellos contra los Cavs de LeBron James, donde anotó cinco triples y se fue hasta los 19 puntos. Las comparaciones con Dirk y Porzingis eran inevitables.

 

¿Está realmente Markkanen al nivel de Dirk y Porzingis?

Que te comparen con Dirk Nowitzki y con Kristaps Porzingis son palabras mayores, pero los números reflejan que son más que merecidas. La temporada de Lauri como rookie no tiene nada que envidiar (por ahora) a las que hicieron los dos compatriotas europeos. Es cierto que eran contextos distintos, pero los números son los números, y los de Markkanen están a la altura de los de Dirk y Porzingis.

Guillermo Mayol (The Wing)

El ‘4’ de los Chicago Bulls está promediando 15.4 puntos, (42.8% TC), 7.6 rebotes y 0.5 tapones. Si fijamos las estadísticas de Porzingis antes del All-Star (pese a jugar más partidos) son ligeramente inferiores a las del jugador de los Chicago Bulls. El ‘6’ de los Knicks se quedó 13.9 puntos, (42.6% TC), 7.7 rebotes y 1.9 tapones. Mientras que el alemán (el cual vivió una temporada atípica por el cierre de la patronal de la NBA) empezaría su campaña en febrero y la terminó con 8.2 puntos, (40.6% TC), 3.4 rebotes y 0.6 tapones.

Sin embargo, como he mencionado anteriormente, todavía es excesivamente pronto como para ponerse a comparar estadísticas globales. El ‘fenómeno Markkanen’ va mucho más allá de cifras, y es que el jugador finés ha demostrado tener un talento especial y pocas veces visto en la NBA. Alejado del tópico de la frialdad de los nórdicos, Lauri Markkanen, ha demostrado tener carácter y garra. Por ejemplo, ya sea por las comparaciones, el morbo o el gen competitivo, pero sus números se disparan cuando tiene delante al jugador de los Knicks. Su doctorado, en un campo tan legendario como es el MSG, fue una muestra más de que había nacido una estrella.

El ala-pívot finalizó con 33 puntos (máxima de su carrera) y un 8 de 15 desde el triple. Es junto a Dirk Nowitzki el único jugador con 213 centímetros capaz de descerrajar esa cantidad de lanzamientos desde el perímetro en un solo partido. Estos números le sirvieron para ampliar su renta de triples a 94 en 39 partidos, cinco más que cualquier otro jugador en ese mismo lapso en la historia de la Liga. Su mejor partido llegó en la Meca del baloncesto, antes su rival Kristaps Porzingis, con dos prórrogas y anotando los dos tiros libres para ganar el encuentro. Un auténtico asesino, y es que el espíritu de Simo Häyhä corre por sus venas.  

lauri markkanen

Guillermo Mayol (The Wing)

Con las carreras de Dirk y Pau dando sus últimos coletazos… es un auténtico lujo saber que el baloncesto europeo no se queda huérfano en la zona y presenciar el nacimiento de una nueva rivalidad. Porzingis y Markkanen, dos interiores europeos. Dos auténticos unicornios.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This