Conecta con nosotros

NBA

Los Angeles Lakers y su salto de calidad defensiva

Los Lakers están ejecutando con efectividad el sistema defensivo de Walton y muestran una sobresaliente mejora atrás.

Algo está cambiando en Los Angeles Lakers. El equipo californiano muestra claros síntomas de mejoría en lo que llevamos de temporada con respecto a las pasadas campañas y si hay un factor a destacar por encima del resto es la defensa.

Julius Randle Los Angeles Lakers

Erik Drost (CC)

Los de Luke Walton se sitúan actualmente como el octavo equipo con mejor rating defensivo de toda la NBA (102.7 puntos encajados por cada 100 posesiones). Echando la vista atrás, los Lakers ocuparon la última plaza en esta estadística avanzada en las dos pasadas temporadas (110.6 y 109.3), la penúltima en la 2014-15 (108.0) y la antepenúltima en la 2013-14 (107.9). Hay que remontarse a la temporada 2012-13 para ver a los Lakers fuera de los peores 10 equipos de la liga en defensa, aunque lo rozaron, situándose en el puesto 19 (103.6).

Luke Walton está consiguiendo que los jugadores plasmen su idea de sistema defensivo en la pista, defender con intensidad, robar balones y estar atentos a las líneas de pase, para poder correr y anotar al contraataque, algo que también se refleja en el ritmo de juego del equipo, situándose entre los cinco equipos que más rápido juegan de toda la NBA.

Son el noveno equipo que más balones roba de la liga, con 8.4 por partido, y el tercero que más tapones coloca, con 5.7 por partido. Son el quinto equipo que más pérdidas provoca en su rival y lideran la NBA en el porcentaje de acierto en triples concedido a su rival, con un 33.6%.

Las estadísticas hablan por sí solas en la mejora de estos Lakers en el aspecto defensivo, y también las sensaciones. Hacía años que en el Staples Center no veían a los de oro y púrpura trabajar un sistema defensivo con claridad y efectividad.

 

Kentavious Caldwell-Pope, clave en la defensa de los Lakers

La llegada del escolta de Detroit a Los Angeles este verano se vio como un muy buen movimiento de la gerencia de los Lakers al apostar por un jugador muy destacado en el ámbito defensivo, algo de lo que carecían estos últimos años.

KCP está siendo clave en esta mejora defensiva de los Lakers. Su intensidad sobre los jugadores exteriores rivales, y su inteligencia a la hora de leer los pases y robar balones para que el equipo corra son vitales en el esquema defensivo de Walton.

En el caso de Caldwell-Pope, las estadísticas también abalan su importancia defensiva. Está en sus mejores números de carrera tanto en defensive rating, como en robos y tapones por partido.

Pero no solo en el escolta recae la responsabilidad defensiva de los Lakers. La inestimable ayuda de un veterano como Corey Brewer, experto en ejecutar el sistema defensivo que pide Walton de cortar líneas de pase y correr, correr y correr. En apenas 11.6 minutos por partido, Brewer tiene un gran impacto en la defensa del equipo, y aunque lejos de sus números en sus mejores años en Minnesota o Houston, promedia casi un robo por partido y un defensive rating de 104.5 puntos.

 

La versatilidad de los interiores también ayuda

Más allá de los jugadores exteriores, otro factor que actúa positívamente sobre la defensa de los Lakers es la movilidad y versatilidad de los jugadores interiores.

Julius Randle y Larry Nance Jr. son jugadores capaces de salir a defender a la línea exterior rival y provocar tiros incómodos y forzados de los tiradores del oponente. Cuando Randle actúa como cinco en un quinteto de small-ball, el equipo defiende mejor que con cualquier otro sistema en los Lakers. Randle mejora incluso el defensive rating de KCP. Es más, es el mejor de toda la plantilla en ese aspecto entre los jugadores que han disputado 20 o más partidos esta temporada, con 101.4 puntos por cada 100 posesiones. Solo Andrew Bogut mejora sus prestaciones dentro de los jugadores que entran normalmente en la rotación de los Lakers, un jugador que ayuda a defender mejor al equipo en sus (pobres) 8.2 minutos por partido.

La mejora defensiva del 30 de los Lakers supone una grata sorpresa, está en su máxima de tapones por partido en su corta carrera (0.8) y jugando una media de seis minutos menos. Y si miramos a sus números en el defensive rating (101.4), el salto de mejora es sobresaliente, permitiendo de media sus dos campañas anteriores más de 113 puntos por cada 100 posesiones.

Esto puede suponerle un mayor valor de mercado en el caso de que los Lakers acaben por buscarle salida o bien para convencer a su entrenador de que es un jugador indispensable para el futuro de la franquicia.

 


 

La mejora de los Lakers atrás es de nota, y si el equipo consigue mantener el nivel, unido al potencial de sus jóvenes jugadores, la ansiada salida de los Lakers del pozo de la NBA podría confirmarse esta misma temporada. De momento han dado el primer paso, el más importante, el de construir un sistema defensivo de nivel.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This