Conecta con nosotros

NBA

Los Angeles Lakers, denunciados: explicamos el caso

Los Pacers denuncian a los Lakers y la NBA ya les investiga. Todo, por Paul George. ¿Qué ha pasado?

Joseph Glorioso Photography (CC)

Salta la alarma en Los Angeles. La NBA está investigando a los Lakers después de que los Indiana Pacers hayan presentado una denuncia en su contra. ¿El motivo? Un posible contacto (prohibido) entre Magic Johnson y Paul George antes de ser traspasado a Oklahoma.

 

 

Por qué denuncian a los Lakers

De sobra es conocido uno de los culebrones del verano. Paul George comunicó a los Pacers que no renovaría con ellos en 2018 para que decidiesen si traspasarle o no. El problema llegó al filtrarse la información, que rebajó en gran manera su valor de mercado. Junto a las nuevas de que George dejaría Indiana surgió otra: el alero pretendía jugar en los Lakers.

Por supuesto Magic Johnson quiere, al igual que toda la parroquia oro y púrpura, que Paul George sea Laker. De hecho el plan de Magic ha sido generar espacio salarial y traer jugadores por un año de contrato con 2018 en el objetivo. Los angelinos tendrán dinero incluso para dos estrellas.

Con el propietario al frente, los Pacers denunciaron a los Lakers. Así inician un conflicto que puede alcanzar dimensiones históricas. Nunca en la NBA hemos presenciado un caso de estas características. Indiana denuncia a los californianos por mantener conversaciones con Paul George sobre un futuro en común. Conocido como «tampering», algo habitual en la liga, Magic podría haber conversado con George mientras este estaba bajo contrato con los Pacers.

De momento no hay más que un anuncio oficial de la NBA. No hay pruebas y ambas franquicias están colaborando. Una pregunta importante a hacerse es, ¿tienen los Pacers alguna prueba? Al fin y al cabo son quienes denuncian.

 

¿Realmente son culpables los Lakers?

Más de un equipo y más de un caso de tampering se ha dado. En los últimos años jugadores como Chris Paul o Dwight Howard han llevado a equipos a recibir multas por negociar con ellos. La diferencia es que en aquellos casos las conversaciones se daban en los días previos al periodo de moratoria de la Agencia Libre. Este, sin embago, se produce con un jugador bajo contrato y en un contexto complicado.

El planteamiento veraniego de Magic Johnson no es suficiente para presentar una denuncia. Los angelinos quieren espacio para firmar estrellas, pero esto no significa absolutamente nada. Cierto es que con Magic al frente y con Rob Pelinka como «GM», los Lakers disponen de dos piezas atractivas para atraer agentes libres. Falta saber si realmente Johnson habló con George para que se incorpore a la franquicia.

Por supuesto el equipo se ha declarado inocente ante las acusaciones de los Pacers, mientras esperan la investigación de la NBA que lidera el bufete Wachtell, Lipton, Rosen & Katz. Además no pueden desvelar detalles sobre el caso.

 

 

El caso del árbitro Tim Donaghy

Este mismo bufete ya se encargó de un caso de la NBA en 2008. El árbitro Tim Donaghy fue acusado de apostar en partidos que él arbitró y de compartir información clave con apostantes. Por supuesto dejó de arbitrar y el caso terminó con una «multa» de más de un millón de dólares para que Donaghy recuperase su puesto.

Se llegó incluso a comentar la posibilidad de que Tim terminase en la cárcel por un periodo de hasta tres años. Finalmente no fue así y la NBA, con dicho bufete al frente, trató de minimizar el impacto del escándalo.

 

Qué puede pasar

De momento solo se puede esperar a que el caso evolucione y recibir nuevas informaciones. Y especular, que nos encanta. Al ser un caso diferente es imposible saber lo que pasará, pero si descifrar lo que podría pasar de ser declarados inocentes o culpables los angelinos. Aunque la situación previa nos indica que la NBA quizás quiera contener lo sucedido.

Si los Lakers se declaran culpables el castigo será mayúsculo. Quitar «picks» del Draft (un aspecto en el que no tienen la mejor situación), una multa que llegue hasta los cinco millones de dólares y sanciones a los ejecutivos de la franquicia. Pero sin duda la mayor represalia sería la prohición de firmar a Paul George.

Y de ser declarados inocentes pues… serían inocentes. Fin de la historia.

 

 


 

Caso imposible de predecir. La NBA nos sorprende con un «escándalo» de tampering que marcará el futuro de otros sucesos similares. Y de ser culpables Los Angeles Lakers, marcar el futuro de uno de los transatlánticos de la mejor liga del mundo de baloncesto.

 

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This