Conecta con nosotros

Mercado

Los Angeles Lakers se calman y piensan en clave de futuro

La franquicia comandada por Magic Johnson habría comenzado a poner sus esperanzas en 2019.

jordan clarkson los angeles lakers

Jordan Clarkson y Julius Randle obligan a replantear el futuro de Lakers. Keith Allison (CC)

Durante los últimos meses, y como viene siendo habitual, Los Angeles Lakers parecían tener en su cabeza una simple idea: volver a lo más alto cuanto antes posible. Para ello todo parecía pasar por generar espacio salarial durante este verano y pretender tanto a LeBron James como a una estrella secundaria, unas intenciones que a día de hoy parecen cada vez más cosa del pasado.

En un nuevo artículo, los siempre referencia en la competición Ramona Shelbourne y Adrian Wojnarowski, de ESPN, han indicado que aparentemente Los Angeles Lakers habrían comenzado a pensar en clave de futuro, desplazando sus prioridades hasta el verano de 2019. Tras tanto tiempo planeando una ofensiva a corto plazo, ¿a qué se debe el cambio de objetivos?

 

Las superestrellas se alejan

Como hemos indicado, el plan principal de Los Angeles Lakers pasaba, supuestamente, por hacerse con «The King» y una segunda estrella que les permitiera catapultarse rápidamente hacia lo más alto de los Playoffs. Sin embargo, Magic Johnson ha comenzado a comprender que el dinero y los deseos no siempre pueden sobreponerse a la cruda realidad.

Por una parte nos encontramos con DeMarcus Cousins, recientemente lesionado de gravedad. El ex de Sacramento Kings sigue contando para muchos con el cartel de mejor pívot de la competición, y por primera vez en su carrera estaba dando guerra real por los Playoffs. El a priori extraño experimento de New Orleans Pelicans, juntando a contracorriente a dos claros interiores, estaba dando unos frutos muy bien labrados.

No obstante los dioses del baloncesto suelen sonreír poco de manera constante hacia una misma dirección, algo que Cousins comprobó en sus propias carnes. Con uno de los principales objetivos del verano fuera de combate, sin garantías sobre su recuperación y mostrando New Orleans Pelicans una clara predisposición a renovarle, era el momento de los angelinos de mirar hacia otra dirección.

Guillermo Mayol (The Wing)

Paul George podía convertirse sin problema alguno en un objetivo de Los Angeles Lakers en verano, sobre todo teniendo en cuenta que este mostró gran afecto hacia la franquicia varios meses atrás. Sin embargo, el propio jugador indicó recientemente que Oklahoma le estaba acogiendo de una forma que no esperaba, y que muy posiblemente se encontrarían en cabeza para lograr su firma en verano (pues se espera que no ejerza la opción de jugador en su contrato).

La última bala en la recámara (que en realidad siempre fue la primera) portaba el nombre de LeBron James, y esta tampoco parece que vaya a terminar en buen puerto. A pesar de los numerosos rumores que acercaban a uno de los mejores jugadores de la historia a Los Angeles, las últimas informaciones de la liga dejarían bastante claro el escaso real interés del jugador por recalar en Los Angeles Lakers si no le secundaba otra estrella.

Así pues, observamos cómo en un abrir y cerrar de ojos, aquellos jugadores que parecían contar de una forma u otra con la posibilidad de recalar en los Lakers han desaparecido del mapa de acción sin apenas oportunidad de retorno. A pesar de que las razones que encontramos aquí son de considerable peso, todavía existen más que han podido impulsar el posible retraso en los planes del conjunto angelino.

 

Clarkson, Randle y un rendimiento ilusionante

Con 10 victorias en sus últimos 14 encuentros, Los Angeles Lakers han podido ver que el talento del equipo sigue contando con capacidad para rendir de sobras. Esto, a nivel de futuro, es siempre ilusionante (sobre todo cuando se cuenta con piezas como Brandon Ingram o Lonzo Ball), pero lo verdaderamente determinante ha residido en las aportaciones de Jordan Clarkson y Julius Randle, jugadores abonados al bloque de traspasos del equipo.

Ambos jugadores han sido clave en la mejor racha de la franquicia desde el pasado 2013, y eso no ha pasado desapercibido a ojos de los dirigentes (incluyendo el mencionado Magic Johnson). Los que anteriormente podrían haber sido jugadores traspasados de conseguir una oferta mínimamente convincente, estarían recibiendo ahora una reconsideración por parte de los Lakers.

Clarkson cuenta con contrato garantizado hasta el año 2019, entrando en las aguas de la agencia libre en 2020. Julius Randle será agente libre restringido este verano, por lo que los angelinos seguirían teniendo la mejor mano a la hora de apostar por el jugador. Las condiciones de ambos siguen siendo atractivas, y con la nueva idea de futuro existiría una menor necesidad de darles rápidamente salida.

julius randle los angeles lakers

Keith Allison (CC)

Pensar en clave de 2019 no permitiría solo que los más jóvenes siguieran desarrollando su juego durante la próxima temporada sin notar la presión de una estrella que forzara unas capacidades todavía no establecidas, sino que evitaría la necesidad de realizar movimientos agresivos que acabaran por dejar un inaceptable valor de retorno en el equipo.

Al mismo tiempo, 2019 vendrá acompañado de nuevas superestrellas en el mercado como son Kawhi Leonard, Klay Thompson y Jimmy Butler, todos ellos de los mejores two-way players de la competición que permitiría a Los Angeles Lakers incrementar el nivel de su juego en ambos lados de la cancha. Las opciones siguen abiertas, y aunque no lo parezca, Magic Johnson tiene todo el tiempo del mundo.

 


 

Es importante resaltar que por el momento no es posible descartar al 100% que Los Angeles Lakers terminen por realizar un movimiento (o varios) que impulsen su presencia este verano a la caza de un jugador referencia. Sin embargo, sí es posible asegurar que las posibilidades de que esto ocurra se han visto notablemente reducidas en las últimas semanas.

Los focos atraen a los focos, y en ocasiones la franquicia angelina puede pecar de prematura en sus decisiones por intentar volver a la grandeza. El camino a esta nunca es llano, pero está en las oficinas el poder para intentar hacer que sea lo más fácil posible de superar. Por el momento, Magic Johnson podría estar definitivamente situando a la franquicia en esa dirección.

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This