Conecta con nosotros

NBA

El Kyrie Irving más líder y menos MVP

El base se planteó un reto: “Quiero liderar al equipo en defensa”. Y por ahora, está cumpliendo.

Kyrie Irving Boston Celtics MVP

Kyrie Irving ha dejado el rol de MVP para ser el líder de los Boston Celtics | Guillermo Mayol (The Wing)

Que Kyrie Irving anote 22.2 puntos por noche, con el currículum que arrastra, no es ni una sorpresa. Es más, incluso podría ser algo malo, estando por debajo de los guarismos de sus últimos dos años. En bruto, el homo-boxscorista podría pensar que Kyrie está en una temporada promedio, nada destacable, uno más. Pero la verdad dista mucho de los números –al menos de estos. Irving está jugando el mejor baloncesto de su carrera, lejos de tener que anotar 40 por partido.

Kyrie Irving ha dejado su vestido de súper héroe y se ha puesto uno nuevo, uno distinto que nunca había llevado pero que le queda incluso mejor: el traje de líder de franquicia candidata al anillo. Y en un equipo con Horford, Hayward, Tatum, Jaylen o Morris, que la capacidad ofensiva es más que evidente, el trabajo de Kyrie empieza en la parte defensiva. Y ese fue su reto. “Tengo un reto” decía el propio Kyrie a Tom Westerholm. Y para Irving no hay reto imposible –ni el terraplanismo.

“This year, I want to take that challenge and stop my man and lead these guys on the defensive end first. We all feel good when we get out in transition and get easy baskets and everyone’s playing hard. That for me is a challenge, just internally, that I’m taking on.”

Y bueno, así en pocas palabras y en idioma del pueblo… CONSEGUIDO [voz de Quequé a poder ser].

¿Números? Sí, hay números

A lo básico, Irving está en career-high en asistencias, rebotes, robos y tapones y solo el año pasado tiró mejor en su carrera (eFG% de 55.4%, por 56.8% el curso anterior). Con Kyrie en pista, los Celtics son mejores en ataque y solo ligeramente peores en defensa. Con Kyrie en el banquillo, el drama es mayúsculo. Si miramos solo los últimos nueve partidos, desde la victoria ante los Raptors, los datos ya son demenciales. Con Kyrie en pista, el equipo es +11.6 puntos mejor que el rival por cada 100 posesiones; sin Irving, 11.5 puntos peor (total, net rating de +23.1).

Pero centrémonos en la defensa. Kyrie consigue bajar los porcentajes de su rival en un 5.2%, cifras de Ricky Rubio o Chris Paul y por encima de Danny Green o Marcus Smart, por ejemplo. Especialmente destacado es su defensa dentro de la pintura: cuando el rival tira de menos de dos metros, Kyrie reduce las opciones en un 9.5%. Y desde el ejemplo, predica con la palabra y silencia las alarmas.

Solo Baynes (6) ha forzado más faltas ofensivas en los Celtics, Kyrie se ha dejado la cara por el equipo [ver vídeo a continuación]. Pero su IQ le ha puesto en élite de la liga, imperceptible al ojo del espectador, pero imposible dejarlo pasar con estadística en mano. Irving es top-10 en deflections, desviar un pase o balón, tercero de la liga en porcentaje de balones muertos recuperados y lo más importante, el que más pelotas perdidas recoge en campo defensivo.

Eso genera, por ende, los 15.3 puntos al contraataque de los Celtics –top 8 NBA– o que el rival tenga 15.4 pérdidas por partido –top 6 NBA–. Boston, todavía cocinando un ataque que tiene que encontrar las piezas clave, vive de la defensa. Y Kyrie Irving la lidera.

Kyrie Irving, la cara B

Pero tampoco es todo positivo ni esto va a ser un artículo publicitario sobre las bondades de Kyrie Irving y obviar los –pocos– fallos que está teniendo. El primero, el más grave y el que más daño está haciendo a la ofensiva de los Celtics es su poco ataque a la pintura rival. Este año lanza 3.1 tiros libres por noche, solo un 11.5% de sus puntos vienen desde la línea cuando su promedio en Cleveland era superior al 17%.

Y pese a liderar la liga en secondary assists y estar en su máximo de carrera en asistencia, todavía le queda margen de crecimiento en el juego on-ball. Y abandonar, de una vez por todas y más con la vuelta de Old G, el hero-ball que no lleva a buen puerto. En solo seis de los 22 partidos que Kyrie Irving ha jugado, más de la mitad de sus canastas han sido asistidas. En nueve, un tercio o menos.


Pero que no cunda el pánico. Que Kyrie Irving sea más líder no significa que vaya a dejar de ser candidato a MVP. En un mundo utópico donde los Celtics no han empezado con 10-10 la temporada, Irving sin duda estaría en la lista de nombres. En el mundo en el que vivimos, solo el tiempo y el buen récord de los Celtics le pondrá en la carrera.

Porque si Boston gana es por Kyrie Irving. Y si Kyrie Irving hace ganar a los Celtics, estará a la larga en la carrera por el MVP.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This