Conecta con nosotros

NBA

Kyrie Irving cinco meses fuera: ¿cómo afecta al futuro?

Kyrie Irving pasará otra vez por quirófano, se perderá cinco meses y su futuro se vuelve una incógnita.

El futuro de Kyrie Irving pende de una nueva cirugía.

Kyrie Irving en el calentamiento mirando al horizonte | Guillermo Mayol (The Wing)

Kyrie Irving vuelve a pasar por el quirófano. Lo hará este sábado con el objetivo de retirar dos tornillos de la rodilla que se le insertaron tras las finales de 2015. La intervención mínima y no invasiva del pasado 24 de Marzo no ha sido suficiente y habrá una segunda parte. Resultado: cinco meses de baja. Sí, CINCO. 

El base, evidentemente, no jugará más esta temporada y ya piensa en si podrá llegar al inicio del próximo curso. Misma situación que Gordon Hayward, más de la mitad de la masa salarial de los Celtics para 2019. ¿Cómo deparará el futuro de un equipo que tiene sus dos mejores jugadores lesionados? ¿Y el de Kyrie Irving?

A Danny Ainge se le echó en cara durante meses, muchos meses, el haber traspasado a Isaiah Thomas lesionado. Un problema que le ha tenido fuera de las pistas hasta Enero y que le ha obligado a pasar por el quirófano. Y ahora el destino, el karma y todas las fuerzas celestiales de compensación han hecho que Kyrie Irving necesite cirugía.

Pero ahora mismo, karma al margen, sitúa a los Celtics en una coyuntura. ¿Kyrie Irving es piedra angular del proyecto banner #18 o un asset más de la colección de Danny Ainge?

 

Se ha ganado la confianza

Kyrie tiene a favor la edad, 26 añitos recién cumplidos, y la experiencia de haber jugado ya tres finales de la NBA, siendo clave en la única que consiguió ganar. Y se trata del único base que estará en prime para el próximo contrato: Westbrook, Curry y Lowry están en sus treinta ya; incluso Kemba, Lillard y Ricky son dos años mayores que Irving. Kyrie es una ventaja competitiva.

En un año se ha ganado a la afición y a la ciudad. Exhibiciones de 40 puntos y liderazgo de un equipo huérfano. Llegó con un handicap enorme, además: llenar el vacío existencial que Isaiah Thomas había dejado al salir rumbo a Cleveland. Y en parte lo ha conseguido.

Kyrie Irving y LeBron James en una jugada en el pasado Cavs-Celtics | Erik Drost (CC)

¿Puede Kyrie Irving salir de Boston?

En contra, el contrato de Kyrie es una ganga [19 millones para su último año y opción del jugador para 2020] pero le queda solo una temporada más. En Julio de 2019, Danny Ainge tendrá que decidir entre Kyrie, Horford, Rozier y habiendo renovado o no a Smart el año anterior. Y el estado de la rodilla de Kyrie no le convierte en la principal elección [ver caso IT otra vez].

El problema de la rodilla, que le ha alejado 61 partidos en las últimas tres temporadas solo en regular season, apunta a ser crónico y a marcar la carrera de un jugador explosivo y con dependencia de su tren inferior. Y con un base irregular físicamente, no hay proyecto para el anillo.

Solo hay un fijo en los Celtics del futuro: Brad Stevens. Y Brad tiene un jugador al que ve y le brillan los ojos: Gordon Hayward. El de Indiana fue la gran apuesta de los Celtics, por quién dieron a Bradley y dejaron ir a la mitad de agentes libres y por quién han aplazado un año la reconstrucción.

Con la vuelta de Hayward, Tatum y Jaylen pendientes de renovar y algún pick alto en la guantera, vía Philadelphia o Sacramento, el gran sueño de Stevens está cerca de cumplirse: jugar con todo wings con manejo de balón. Kyrie es una estrella, pero en un baloncesto que evoluciona tan rápido, la apuesta de Brad puede ser más importante que un jugador.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This