Conecta con nosotros

NBA

Kyle Kuzma es el robo del Draft, ¿y ahora qué?

El forward de los Lakers no deja de asombrarnos. Analizamos qué debe mejorar para subir al siguiente peldaño.

Pocos o ninguno nos podíamos incluso plantear que el gran acierto, de momento, de los Lakers en el Draft fuera la 27ª elección. Un Kyle Kuzma que por el momento ha eclipsado los elogios frente al mediático -y jovencísimo- Lonzo Ball. Con 16.7 puntos y 6.1 rebotes por encuentro, el joven ala-pívot está comandando a la perfección la segunda unidad angelina. Tanto es así, que promedia más minutos que jugadores como Jordan Clarkson, a quien se tenía como sexto hombre del equipo de manera prácticamente unánime.

Kyle Kuzma proviene de la Universidad de Utah, donde el año pasado registró estadísticas similares a las de su primer año en la NBA. 16.4 tantos y 9.3 capturas de promedio, estadísticas que pasaron desapercibidas para numerosos equipos y que, por suerte, los Lakers se apropiaron gracias a la ronda conseguida en el traspaso que llevó a D’Angelo Russell a Brooklyn Nets. Cuesta desinflar el «hype» que este jugador ha creado tras un fantástico primer tramo de temporada. En The Wing analizamos su juego y el por qué de este gran y sorprendente rendimiento a partes iguales.

En primer lugar, Kuzma se hizo jugador en la NCAA. Disputó tres temporadas completas en Utah, algo poco común entre las elecciones más altas de Draft. Un jugador que, a pesar de la calidad, realiza un periodo universitario de varios años tiende a bajar puestos en la lotería. Casos similares podemos encontrar con Klay Thompson (undécima elección), Kawhi Leonard (decimoquinta) o Isiah Thomas (60ª). Jugadores poco estimados al aterrizar en la liga y que se han convertido en superestrellas. Kyle Kuzma aún tiene 22 años y una larga carrera por delante en la que demostrar y mejorar aún más sus números.

 

Kyle Kuzma, la productividad máxima

Cualquiera diría que los números generados por Kuzma se debe a un excesivo protagonismo en el juego, posesión de balón e importancia en las jugadas. Desde muy joven, su juego se ha basado en sacar el máximo rendimiento tras crear situaciones de bloqueo, pantallas o un buen movimiento de balón que genere un tiro claro. El de los Lakers es capaz de optimizar su ofensiva sin necesidad de asumir jugadas ni de ser el centro de atención en el ataque. Una bendición para cualquier entrenador que vea en otros jugadores el epicentro de cada sistema.

Durante su periplo NCAA, sus porcentajes fueron decentes pero explotables. Un 50% de acierto en tiros con un 30% en triples. Tras el salto a la NBA, su porcentaje desde la línea de tres ha aumentado hasta el 37% actual, aún mejorable pero que genera grandes esperanzas. Esto se debe a que el estilo de juego «con los mayores» genera muchos más espacios y aquí Kuzma se desenvuelve como pocos. Mayor lanzamiento exterior y muchas más posibilidades de romper la defensa con bote tras un buen movimiento de balón de su equipo. En las siguientes imágenes podemos comprobar cómo disfruta con el «catch and shoot» y las ventajas que saca de cara al aro. Rápido, sencillo y muy, muy efectivo.

 

 

 

Las virtudes de jugar abierto

A pesar de que sigue partiendo como titular la pareja interior Larry Nance Jr y Brook Lopez, no sería raro comenzar a ver desde el inicio a Kyle Kuzma en detrimento del propio Nance Jr, quien a pesar de cumplir con su trabajo, carece de esa capacidad anotadora del ex de Utah. «Kuz» reúne muchísimas cualidades para convertirse en el «cuatro» abierto ideal en un esquema como el de Luke Walton. En primer lugar, porque su rango de tiro permite a los interiores disponer de bastante espacio para anotar en la pintura. Lopez o el propio Julius Randle tienen muchísimo hueco para moverse a sus anchas y generarse sus canastas.

En segundo lugar, por su capacidad para lanzar un contraataque tras coger un rebote. Kuzma ha demostrado que sabe llevar el balón al suelo en situaciones de transición llegando incluso a finalizar él mismo un «coast-to-coast» sin apenas despeinarse. Jugadores como Draymond Green lo llevan a cabo muchas veces y acaba siendo vital para el resto de jugadores, que parten a correr con la confianza de que su ala-pívot actuará como base en situaciones como esa.

En tercer lugar, y quizás la más productiva de cara al futuro de la franquicia, su habilidad para correr contraataques. Si no se encuentra en posición de rebotear, es probable que veamos a Kyle Kuzma correr como el que más para esperar un pase de contraataque, algo a lo que sí nos está acostumbrando Lonzo Ball, que a pesar de sus graves problemas con el tiro tiene un don para lanzar a su equipo hacia la canasta contraria. Si esto se convierte en un habitual, tendremos muchísimos puntos rápidos en el Staples Center.

 

 

Qué debe mejorar

El nivel mostrado por Kyle Kuzma en estos primeros meses nos hace pensar que se convertirá en una gran estrella de la liga. Aunque aún sea muy pronto para averiguarlo, encontramos ciertos aspectos que tendría que pulir para que su juego fuera lo más completo posible y, entonces sí, habláramos de él como uno de los grandes de la NBA.

Creación de tiros: Si quisiera pasar al siguiente nivel, lo principal para Kuzma debe ser aprender a asumir como jugador principal. Si tuviera un buen nivel para crearse sus propios tiros y tener un perfil resolutivo individual, se convertiría en un arma importantísima para el esquema de Lakers, donde Lonzo Ball e Ingram se encargan de la distribución del juego del equipo. El siguiente paso para Kyle Kuzma debe ser quitarse el traje de ejecutor puro y empezar a convertirse en referente.

El rebote, asignatura pendiente: En el baloncesto actual y contando con un base y un alero reboteadores como son Lonzo e Ingram, Kyle Kuzma no tiene, por el momento, el rebote entre sus principales funciones del equipo. Sin embargo, no deja de ser un jugador interior y mejorar sus registros en capturas es un punto importante que debe asumir. Sus 6.1 rebotes pintan escasos para los 30 minutos de promedio que lleva hasta ahora, más aún cuando Brook Lopez, pívot titular, apenas coge 4.7 por encuentro.

 

El +/- del traspaso con los Nets

Dangelo Russell Kyle Kuzma

Fuente: Keith Allison (CC)

D’Angelo Russell tiene un talento descomunal, lo sabemos todos. Pero en las oficinas angelinas nunca se le vio como alguien con la grandeza suficiente como para reflotar una franquicia con tal peso histórico como son Los Angeles Lakers. Hasta el momento, el traspaso que le envió a los Nets no pinta tan mal para ambos equipos. Hasta su lesión, su aclimatación a los Nets había sido muy buena y encadenaba noche tras noche muy buenos partidos como líder en solitario de un equipo sin presión alguna. El escenario ideal para D-Russ.

Para los Lakers, la irrupción de Kuzma ha sido vital para tapar los agujeros que, por el momento, Lonzo está dejando en las impresiones de los exigentes fans de L.A. ¿Qué hubiera pasado si, con el nivel de Lonzo, Kyle Kuzma no hubiera aparecido? Hablaríamos de error histórico de Lakers, de gestión pésima… Pero con un poco de suerte y con el trabajo del ala-pívot, a Magic Johnson y compañía le salen las cuentas. Un espacio salarial vital para el próximo mercado de Agentes Libres, en el que los angelinos estarán activos casi con total garantía, además de hacerse con el «robo» del Draft. Diversos factores que permiten al «staff» de oro y púrpura ser un poco más pacientes con el mayor de los hermanos Ball.

 

Kuzma ‘The Positionless’

Con un futuro aún convulso por delante, el perfil de Kyle Kuzma es algo muy enriquecedor en cualquier plantilla. Algunos jugadores como Julius Randle pueden salir traspasados viendo que su situación no es la idónea. Otros jugadores pueden llegar en verano, probablemente estrellas. Contar con un jugador como el #0 de los Lakers es algo muy aprovechable por cualquier entrenador. Su versatilidad le permitiría ofrecer garantías tanto en posiciones interiores como de alero alto en un hipotético quinteto en el que figurara Brandon Ingram como escolta, colaborando en labores creativas con Lonzo. En cualquier futuro que nos podamos imaginar de Los Angeles Lakers, tiene toda la pinta de que Kuzma se ha ganado el derecho a estar, y sobre todo, a ser pieza clave en cualquier «roster».

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This