Conecta con nosotros

Mercado

Kristaps Porzingis, un traspaso de riesgo para los Dallas Mavericks

Luka Doncic tiene nuevo compañero en Kristaps Porzingis, pero los Mavericks tendrán que luchar para retenerlo.

161215 NYK at GSW-15

Podemos considerar abierta la locura de los traspasos y no por Anthony Davis. El primer gran movimiento de esta temporada tiene como protagonistas a los Dallas Mavericks, a los New York Knicks y a un All-Star bajo sospecha por su físico: Kristaps Porzingis, todavía lesionado y sin fecha de regreso, se convierte en nuevo jugador del conjunto texano en un movimiento sorprendente y muy controvertido, pero que puede tener sentido para ambas partes.

El traspaso es de esos mastodónticos con hasta siete jugadores implicados y, según Charania, dos primeras rondas (2021 desprotegida y 2023 con protecciones por conocer). Un traspaso que plantea muchas variables para los dos equipos.

 

¿Cómo se ha llegado a esto?

Nadie podía esperar hace 12 horas que veríamos con nuestros ojos este traspaso entre los Dallas Mavericks y los New York Knicks; pero los acontecimientos han sucedido de manera muy rápida. Primero, en torno a las 20 horas (hora española) Zach Lowe y Ramona Shelburne informaban de una reunión entre directivos neoyorquinos y Kristaps Porzingis en donde el letón expresó su malestar por la cultura perdedora de estos Knicks y las dudas sobre el proyecto knickerbocker.

Tras esta reunión, la opción del traspaso se abrió y fueron varios equipos los que se interesaron por la situación de Porzingis, lesionado y que, además, será agente libre restringido este próximo verano. Adrian Wojnarowski apuntaba a equipos como los San Antonio Spurs, Toronto Raptors, Miami Heat, Los Angeles Clippers y Brooklyn Nets como los interesados; pero finalmente han sido los Dallas Mavericks los que se lo han llevado gracias a un paquete en el que mezclaron juventud en Dennis Smith Jr. y un futuro pick de primera ronda con veteranos expirings.

 

Los Dallas Mavericks apuestan por Kristaps Porzingis

La franquicia de Mark Cuban ha dado un golpe en la mesa jugándosela con un talento increíble pero en una situación muy problemática. Los Dallas Mavericks han ocupado todo el espacio salarial que tenían para la próxima agencia libre asumiendo los contratos de Tim Hardaway Jr. y de Courtney Lee, además de perder mucha presencia interior con la marcha de DeAndre Jordan sin que llegase ningún hombre alto. La plantilla actual queda más floja, aunque se abren caminos interesantes para Rick Carlisle, que dará más minutos a Maxi Kleber y tendrá en Trey Burke a un sustituto muy adecuado para el lesionado J.J. Barea.

Las dudas están, precisamente, en el gran activo de este traspaso: Kristaps Porzingis. Primero, los Mavs no saben el nivel al que regresará el letón de su grave lesión en uno de sus cruzados, por lo que están moviéndose por el recuerdo de lo que ha sido capaz de hacer sin problemas físicos pero… ¿el cuerpo le dará para volver a hacerlo? Además, no hay que olvidar que no es la primera lesión de Porzingis en la NBA, ganándose la fama de jugador de cristal. Si Porzee sigue con esos problemas y o no recupera su mejor versión, los Mavs habrán pagado claramente de más.

También está su situación contractual. Porzingis será agente restringido este verano y, según Charania, tiene planeado informar a los Mavericks que su intención será aceptar la oferta cualificada y convertirse en agente libre sin restricciones en 2020, lo que sería un gran peligro para los Dallas Mavericks. Aunque Wojnarowski tiene otra versión que es más lógica, afirmando que no ha tomado una decisión y esperará a ver qué le ofrecen los Mavericks, una franquicia que tiene que conocer.

Sin embargo, estos Mavs pueden asumir este riesgo. Los texanos tienen muy complicado firmar por la agencia libre a un jugador del talento de Kristaps Porzingis, aunque ahora tengan que convencerle de que se quede, y tenían complicado salir del pozo pese a Luka Doncic en los próximos años. Ahora el proyecto tiene otra pinta, la pareja Doncic-Porzingis, si se queda, es una base increíble para que los Mavericks compitan en los próximos 10 años y los contratos de Lee y Hardaway son asumibles viendo los salarios que hay en Dallas y, de nuevo, la consideración que los agentes libres han tenido de Dallas en estos años.

La opción del tanking para los Dallas Mavericks y añadir un nuevo talento joven vía Draft podría ser una puerta a abrir por parte de la franquicia de Mark Cuban para sumar un mayor arsenal con el que convencer al letón de quedarse en Dallas ahora que han debilitado su plantilla y han asegurado tanto que se lo quedarán si tienen mal récord. Sin olvidar que esas dos rondas de 2021 y 2023 deberían estar lo suficientemente lejanas como para que los Mavs no las echen de menos.

 

Los New York Knicks, a por la agencia libre

Aunque pueda parecer una locura, tiene sentido que los New York Knicks hayan traspasado a Kristaps Porzingis. Si el letón estaba descontento y su renovación iba a ser un problema más que una solución, lo mejor es separar caminos y sacar lo máximo por un jugador que puede ser MVP como también puede ser una sombra de lo que ha sido.

A nivel piezas de futuro, probablemente hay ofertas mejores que una primera ronda y Dennis Smith Jr.; pero la mira de los Knicks no estaba en el eje Porzingis-Smith; sino en el eje Matthews-Jordan/Hardaway Jr.-Lee ¿Por qué? Porque con ese cambio se liberan de ambos salarios, reciben a dos jugadores que será agentes libres en unos meses y consiguen crear hasta 74 millones de dólares de espacio salarial con los que firmar hasta dos contratos máximos.

Pero por muy saneada que tengan las cuentas en la Gran Manzana… ¿Será suficiente para convencer a Kevin Durant, Kyrie Irving o a alguna otra superestrella? La plantilla actual de los Knicks, sin contar con los próximos agentes libres o el futuro pick del Draft que seguirá siendo bueno (Matthews y Jordan fácilmente pueden ser cortados y seguir perdiendo partidos), no tiene ningún atractivo a corto plazo para este tipo de jugadores que solo piensan en ganar y la única manera de atraerlos sería convencerles de crear un grupo ganador de la nada gracias a su presencia.

Si no firmasen a sus objetivos este verano, la pérdida de Kristaps Porzingis alargaría la reconstrucción varios años, cosa imperdonable para unos aficionados cansados de ver a su equipo en esta situación pero que a nivel estructural no cambiaría la perspectiva de futuro de los New York Knicks para los siguientes años; que dan la sensación que con Porzingis o sin Porzingis seguirían estando abajo si no se hicieran con un all-star en la agencia libre.

Con Dennis Smith Jr., por otro lado, tienen a un base joven que, más con la lesión de Mudiay, tendrá las llaves de estos Knicks y que puede crecer ya sea para ser un base suplente de una estrella o para liderar un proyecto joven en un gran mercado como Nueva York, en la que esas dos primeras rondas serían clave y más si Porzingis sigue en esta dinámica.

 


 

Estamos ante un traspaso en el que, ahora mismo, no hay ni ganadores ni perdedores; ya que ambos equipos están a la espera de que sus apuestas salgan bien. Si los Dallas Mavericks firman a Porzingis al largo plazo y el letón vuelve a su nivel, será un gran movimiento mientras que si se acabase yendo a otro equipo habrían tirado a la basura los primeros años de Luka Doncic en la NBA. Por otro lado, si los Knicks firman a esos grandes nombres que siempre suenan para Nueva York, la pérdida de su mejor jugador quedará paliada tenga el rendimiento que tenga Porzee en su nuevo equipo; pero si no llegase nadie a la Gran Manzana, los New York Knicks habrían alargado su estancia en la zona baja de la liga, un lugar donde nadie quiere estar.

Foto: Scott Daniel Cooper | starting5online.com

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This