Conecta con nosotros

NBA

Kris Dunn florece en la NBA tras un marchito año rookie

El base de Chicago Bulls está demostrando por qué habían tantas expectativas con su potencial en su segundo año NBA.

kris dunn

Guillermo Mayol (The Wing)

Cuando un jugador como Kris Dunn llega a la NBA con edad de senior universitario y con papeletas para considerado como candidato a ROY, encontrarse con una primera temporada tan decepcionante hace que muchos comiencen a mirar hacia otro lado. Muchos, a excepción del propio Dunn, el cual ha demostrado valer tanto como se presagiaba desde los scoutings.

Contando con un rol mucho más destacado en Chicago Bulls, el ex de Minnesota Timberwolves está viendo cómo puede aprovecharse de la gran libertad que le ofrece el juego de Fred Hoiberg, algo que está consiguiendo ampliamente. A pesar de que todavía queda mucho trabajo por delante para pulir sus múltiples defectos, el increíble salto del base de un año a otro no ha pasado desapercibido a los ojos del gran público.

 

Mayor (y más efectivo) peso ofensivo

Echar un rápido vistazo a las estadísticas tradicionales de Kris Dunn ya sirve para hacerse una idea de lo mucho que ha cambiado la productividad del jugador respecto al pasado año:

Tal y como podemos observar, Kris Dunn anota prácticamente 10 puntos más por partido que en su primera temporada NBA (mayor incremento de puntos por parte de cualquier jugador esta temporada), pero lo mejor de ello es que lo logra con una incrementada efectividad en absolutamente todos los parámetros de medida de acierto.

En un artículo de FanRagSports nos encontramos con unas declaraciones de su actual entrenador, Fred Hoiberg, en las cuales este destaca la gran cantidad de problemas que detectaron en la forma de tiro de Dunn. A pesar de que sigue mostrándose como un jugador ineficaz de cara al aro, que en tan poco tiempo se haya conseguido un desarrollo de este tipo debería dar muchas esperanzas de cara al futuro para los de Illinois.

Además, no es menos relevante el casi triplicar el número de asistencias por encuentro de su primera temporada, algo que se ve ligeramente ensombrecido por un dato similar en cuanto a pérdidas. Destacar que si en lugar de quedarnos con las estadísticas de toda la temporada, echamos un vistazo a las de los últimos 15 partidos, mientras que el número de pérdidas se mantiene en 3.3, las asistencias realizan un pequeño salto de las 6.2 a las 7.8.

A su vez, es importante remarcar el drásticamente aumentado USG% del jugador, uno de los apartados que claramente le están permitiendo producir a un volumen mucho más destacado:

Que Kris Dunn cuente con la posibilidad de finalizar un mucho mayor número de jugadas no debería suponer necesariamente el incremento que se ha visto en todos los apartados de su juego. No cabe duda de que las mejores noticias para Chicago Bulls no están siendo solo los números del jugador, sino la confianza y la capacidad con la que se está desarrollando en un contexto muy distinto al que tenía la pasada temporada.

Posiblemente con los resultados que presentó hace tan solo un año pocos imaginarían que meses después sería capaz de tener una actuación como la que representó ante Dallas Mavericks, en la cual finalizó con 32 puntos y 9 asistencias. Aunque estas actuaciones por su parte llegan todavía de forma irregular, que logre completarlas es ya un absoluto éxito.

 

Kris Dunn y la capacidad de superación

Una característica verdaderamente esencial en todo jugador NBA que pretenda tener una exitosa carrera en la liga debe ser indudablemente la capacidad de superación. La derrota llega en todo momento, pero solo aquellos que utilizan esta como motivación para progresar en el futuro son los que seguirán asegurándose grandes victorias, y por el momento Kris Dunn parece haberse incluido en este carro.

Las casualidades en un nivel tan alto no ocurren, y si el base de Chicago Bulls ha logrado situarse en una posición tan favorable como la que ostenta a día de hoy ha sido a base de trabajo duro, una característica que nuevamente Fred Hoiberg ha mencionado y elogiado en múltiples ocasiones.

El entrenador de Chicago Bulls ha mencionado de manera regular que Kris Dunn es todo un estudioso del juego. Ya sea tras entrenamiento o partido, no duda en sumergirse en repeticiones de sus jugadas para determinar dónde se encuentra el error y buscar de esta forma corregirlo con la intención de que no se repita en futuras ocasiones.

Lógicamente, solventar cierto tipo de problemas puede requerir de un considerable tiempo, pero si ello le ayudará a seguir mejorando su juego es algo que Dunn no dudará en llevar a cabo. En esta línea, deberíamos esperar que, tal y como era posible predecir, el base siga trabajando en su tiro exterior y su capacidad para jugar sin producir un alto número de pérdidas, los cuales son los grandes impedimentos en su desempeño a día de hoy.

 


 

Si bien es cierto que el gran desarrollo de Kris Dunn está siendo una de las principales noticias para Chicago Bulls, lo más probable es que a día no estemos tocando más que la punta del iceberg. Con el retorno de Zach LaVine cada vez más cercano, es posible que en el futuro podamos ver a Dunn incrementar su aportación.

Todavía resta algo más de mitad de temporada para los de Illinois, pero con la capacidad de desarrollo que está presentando el base titular del equipo, cada partido jugado, indistintamente del resultado, debería ser comprendido como una nueva oportunidad de seguir permitiendo que el talento de Kris Dunn florezca de una manera tan agradable como está logrando hasta la fecha.

 

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This