Conecta con nosotros

NBA

Las dos caras de Kawhi Leonard en el clutch

En los partidos igualados y a la hora de ganar, Kawhi tiene dos versiones muy diferentes. Y las analizamos.

kawhi leonard

Kawhi Leonard con la camiseta de calentamiento de los Raptors | Alejandro Gaitán (The Wing)

La llegada de Kawhi Leonard a Toronto cambió por completo a la franquicia canadiense: se acababa un ciclo, el de Casey y DeRozan y empezaba una nueva era. Llegó el mejor defensor de perímetro de la liga y un top-3 al mejor nivel. Los Raptors son el equipo con mejor porcentaje de victorias cuando ya hemos superado el ecuador de la competición y no dejan casi dudas en su juego. Casi.

El equipo vence y Leonard marca la diferencia –career-high en puntos, rebotes y minutos– como líder. Kawhi gana partidos por sí mismo, como ante Utah o Golden State. Pero hay un punto en su juego que todavía no ha perfeccionado, lo que sorprende si tenemos en cuenta la frialdad de Leonard. El clutch, sobre todo en ataque. Leonard tiene porcentajes muy por debajo del resto de estrellas de la liga.

Si bien su defensa en el tiempo crucial donde los partidos están en juego, sigue siendo tan diferencial como en los otros 47 minutos de partido, a la hora de mirar al aro hay dos problemas: o no acierta, o es otro jugador el que toma el tiro decisivo. Y la NBA no funciona así, hay un star-system que respetar.

 

El clutch de Kawhi en ataque

Para analizarlo, vamos a utilizar la estadística avanzada de Inpredictable. En la web diferencian los tiros en cuatro etiquetas: minutos de la basura, normales, clutchsquared-clutch (o SQ a partir de este momento). SQ son tiros que si entran o no, pueden alterar las opciones de victoria en +20%. Un game-winner en el último segundo lo es; un triple con cinco abajo y a falta de cinco segundos, no lo es.

Hemos elegido a los jugadores que deben luchar por el MVP además de los tres que mejor ratio de veces tirado por porcentaje de eficacia y los hemos comparado. Las tres columnas de la izquierda representan el volumen de tiros, las de la derecha el effective field goal percentage en cada categoría. Por razones obvias, hemos eliminado el tiempo de la basura.

Fuente: inpredictable.com | Elaboración: Alejandro Gaitán

Como podemos ver, Paul George al margen, Kawhi es junto a Durant los únicos jugadores por debajo del 40% en eFG. Si bien Leonard tiene un porcentaje en regular-clutch por encima del resto de candidatos al MVP, cuando el balón quema en exceso, se desploma. En total es un doloroso 6/17 que ha implicado alguna que otra derrota para los Raptors. Y vamos viendo algunos casos, de sus fallos, sus aciertos y sobre todo, las noches en las que otro se jugó el tiro para ganar. Como en el último partido, ante los Wizards.

Kawhi falló el game-winner en el cuarto periodo (con 0:04 por jugarse) y el tiro anterior, si bien había anotado dos canastas previamente. No pudo cerrar un partido que, eso sí, él mismo había conseguido mantener igualado. En las dos prórrogas, primero es Lowry quien se la juega para ganar –y falla– y más tarde Ibaka, que sí acierta. En dos ocasiones Kawhi no toma el tiro, con empate y dos abajo en el marcador. Y no es la única.

CASO I – Ante los Pacers, un partido que acabó con victoria, fue VanVleet el encargado de jugarse el tiro para ganar, después de un rebote ofensivo tras lanzamiento de Danny Green. Antes, con dos abajo, Kawhi fallaba para empatar (a falta 1:24). No volvió a tirar.

CASO II y III – Ante Orlando, es Danny Green quien gana el partido con un lanzamiento para poner el +2 final.  Es más, Kawhi falla tres de sus últimos cuatro tiros y solo anota dos de los 11 puntos finales del equipo. Misma situación un mes después, ante Miami, con un triple de Green para poner a los Raptors +2. Sí que es verdad que Kawhi acababa de poner a los de Nick Nurse uno arriba 30 segundos antes. Los game-winners de Danny Green, asistidos respectivamente por Lowry e Ibaka: sin señales de Kawhi ahí tampoco.

¿Qué pasa si Kawhi se la juega?

Sí que hay una canasta clutch (para ganar o empatar en los últimos 30 segundos) de Kawhi esta temporada: ante Denver en el duelo entre #1 del Este y Oeste. A siete segundos del final, Leonard empata el partido que los Raps acabarían perdiendo en la siguiente posesión. El triple final se lo juega Lowry, no Kawhi. Y como hemos visto, no es la primera vez que el balón acaba en manos no apropiadas. Y varias veces ha salido mal. 

Ante los Nets, tras fallar el tiro para ganar (0:12 por jugarse, 98-98), es VanVleet quien se tira el lanzamiento final en prórroga. Falla y los Raptors caen. Pero no será por no intentarlo. En Boston, con 107 iguales en el marcador, Kawhi falló el tiro ganador. Ante Milwaukee, con nueve segundos y tres abajo, Leonard erró el triple. Los mencionados en Washington o ante los Nets o la pérdida de balón ante los Pistons –que acabaron ganando con un buzzer-beater. Su tercera pérdida en tres minutos. 

Y es que Kawhi nunca ha sido clutch. Leonard viene de las escuela de Popovich, del equipo más equipo que la NBA ha visto. Y si los Spurs llegaban al último segundo con empate y el balón, cualquier jugador podía tomar el tiro para ganar: desde Tim, Parker o Manu a Kyle Anderson, Patty Mills o Belinelli. El juego coral alejó a Kawhi de la presión, desde 2015, de tener que ser clutch. Y de hecho es un apartado en el que está mejorando, si comparamos con 2017, 2016 o 2015.

Fuente: inpredictable.com | Elaboración: Alejandro Gaitán

Kawhi gana partidos… en defensa

No tiene que sonar a tópico. Si miramos las jugadas clutch ante los Raptors, Kawhi ha marcado la diferencia en muchas de ellas. Dos robos ante Atlanta o la defensa ante Bradley Beal en la segunda prórroga (ampliaremos sobre ello), los casos más recientes en los que Leonard ha marcado la diferencia. El tapón a Dinwiddie sobre la bocina para evitar la victoria de los Nets, el más evidente. Y no sorprende.

Solo Kevin Durant, la noche en la que se fue a 51 en Toronto, fue imparable para Kawhi: dos triples en los últimos 30 segundos sin respuesta de la defensa y 7/11 defendido por the Klaw. En otros duelos igualados, la figura de Kawhi sobresale. A Blake lo dejó en 1/6 en clutch, a Tatum y Jaylen combinados en 5/11 en 63 posesiones en total, llevándolos al 25% en los momentos clave. Y la lista, en noches igualadas y rivales directos, sigue y sigue:

Middleton, 4/11. Joe Ingles, 0/3. A Ben Simmons, en 74 posesiones le ha forzado 10 pérdidas. A Butler lo dejó en 7 puntos en 41 ataques y 40% de tiros. Podemos estar aquí todo el día, es candidato a jugador defensivo. Y en los momentos calientes sube prestaciones. Y sino, que se lo pregunten a Bradley Beal: en las dos prórrogas, y después de anotar 40 en el partido, se quedó en 1/5, 2 pérdidas y un soberano tapón de Kawhi.

La buena noticia para estos Raptors, una vez Lowry esté de vuelta al 100%, Valanciunas se recupere y por fin puedan jugar con toda la plantilla sana, será la profundidad a al hora de tomar la responsabilidad en ataque. Hemos visto que Green, Lowry, Ibaka y hasta VanVleet, desde el banco, es capaz de tomar ese tiro. En ataque Nurse puede estar tranquilo.

Y mientras, en defensa, Kawhi seguirá defendiendo al mejor jugador rival y marcando la diferencia. Porque de las sus caras, esa es su mejor perfil.


* Estadísticas a lunes 13 de Enero tras los partidos de la mañana. El Raptors @ Wizards sí que aplica, el Warriors @ Dallas por ejemplo, no.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This