Conecta con nosotros

NBA

La juventud, respuesta de Phoenix Suns al Salvaje Oeste

Playoffs en 2020, ese es el objetivo de los Suns. La franquicia confirma sus intenciones con dos nuevos movimientos.

Digital Plume Hunter | Modificada por Nacho Losilla

Parecía que iba a ser un verano movido en Arizona. Parecía. Los Phoenix Suns se han visto involucrados en rumores de traspaso desde los días previos al «Draft» y muy activos desde los despachos. Finalmente la franquicia opta por tomar la decisión más inteligente que podían: creer en sus jóvenes.

 

Robert Sarver sorprende y confía en McDonough

El primer movimiento que confirma esta postura es la renovación de Ryan McDonough. El «General Manager», el más joven de la liga con 37 años, tenía una sola campaña más de contrato (con opción de franquicia) para la temporada 2017/2018. Dicha opción fue aceptada por el «front office» de Phoenix, decisión que parecía estar al 50/50.

La extensión de contrato de McDonough es por dos temporadas, hasta la 2018/2019. Lo primero que muestra la renovación es la sorprendente paciencia del dueño, Robert Sarver, uno de los más intransigentes de toda la liga. Los Phoenix Suns suman siete temporadas sin pisar «Playoffs» y se preparan para la octava. De lejos, la etapa más dura de la franquicia.

El inmovilismo de los Suns y la renovación del GM tienen como detonante el brutal verano que protagoniza la Conferencia Oeste. La presencia de los Golden State Warriors ya imposibilita en gran parte acceder a Las Finales por un par de años, como poco. Además se juntan los eternos Spurs, los sorprendentes Rockets, los Thunder con Westbrook y George, Jimmy Butler como nueva estrella en Minnesota, etc. Parecía que no podía ser más duro, pero los Playoffs del Oeste son más caros que nunca.

Así Robert Sarver parece alinearse con McDonough. El propietario ha confesado sufrir la fiebre de la postemporada durante varios años, pero dice ser cosa del pasado y quiere dar al proyecto la oportunidad que merece. Puede ser todo fachada o no. Puede que Sarver solo quiera mejorar la imagen de la franquicia, pero la realidad es que los jóvenes de Phoenix tendrán la ocasión que necesitan.

Dos años de margen para McDonough y el proyecto, con el objetivo de entrar en Playoffs en 2020.

 

James Jones, para inculcar cultura en Phoenix

170604 CLE at GSW Finals G2-39

La segunda decisión, contratar a James Jones. Nada más retirarse Jones vuelve a los Phoenix Suns, donde se estableció en la NBA al inicio de su carrera como profesional. El alero es uno de los hombres más respetados de la liga, uno de los considerados mejores compañeros y uno de los ojitos derechos de LeBron James.

James Jones firma para ser el asistente personal y primario de McDonough, que solo le saca un año de edad, y para firmar a LeBron el próximo verano. Jones participará de forma activa en las decisiones del equipo, tanto traspasos, agentes libres, como Draft. Pero su labor no se queda en las oficinas, también estará con el staff técnico y ayudará al equipo en los entrenamientos. Un puesto que dice Sarver ser su creador (por características), el de vicepresidente de operaciones baloncestísticas.

El resumen es que Jones hará de todo. Desde ser una voz importante en las decisiones del «roster», hasta ayudar en todo lo posible al equipo durante la temporada. Los Suns añaden otro jugador (ya cuentan con Mehmet Okur como entrenador de pívots) a su organización, aunque este es un caso especial. James es un jugador respetado, que mejora la imagen de la franquicia y otorga al proyecto un jugador que conoce de primera mano lo que significa una cultura ganadora.

Varios jugadores, entre ellos LeBron James, Dwayne Wade o Kevin Love, han felicitado a Jones por su nuevo puesto y también a los Phoenix Suns, por conseguir una firma que les ayudará en el camino. De hecho el punto curioso del asunto es que McDonough ha confesado que ha tratado de hacerse con los servicios de James Jones vía traspaso durante los últimos tres o cuatro años. No le quería para jugar, sino para ayudar a crear una cultura ganadora.

 


 

Los Phoenix Suns cuentan con los mimbres para un poderoso futuro: jóvenes con potencia y una buena situación salarial y de picks. Pero ser contender es mucho más. Dar a luz una cultura ganadora mientras un proyecto joven se desarrolla es tan fundamental como contar con buenos jugadores. Y con estos dos movimientos los Suns confirman sus intenciones de apostar por su «young core».

El camino será largo y nada sencillo. Sin embargo estamos ante el renacer de uno de los perennes equipos de Playoffs del Salvaje Oeste. Cuidado con el alzamiento del Phoenix.

 

Foto: Scott Daniel Cooper / starting5online.com

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This