Conecta con nosotros

NBA

Jusuf Nurkic y la transformación defensiva de los Blazers

El interior bosnio está siendo la fuerza estabilizadora de la defensa en el conjunto de Oregón.

Scott Ripley Flickr

Los Portland Trail Blazers son todavía un equipo joven. Su dúo estelar Damian Lillard y C.J. McCollum prácticamente garantiza, temporada tras temporada, que los de Oregón sean de Playoffs. Pero necesitan más. Asaltar la Conferencia Oeste es su objetivo y en su camino encuentran una gran losa: la defensa.

 

La debilidad del backcourt ya no existe

Lillard y McCollum son un seguro en ataque. Cada temporada son mejores y se entienden mejor. Pareja All-Star y que no recibe el reconocimiento que merece. Sin embargo, han sido durante años el inicio de los problemas defensivos de los Blazers.

Un agujero negro en la posición más exigente de la NBA actual. Noche tras noche los Westbrook, Curry o Harden sabían a quién tenían que atacar. Pero eso ya ha terminado. En pretemporada demostraron un cambio de actitud y su defensa crece por momentos. De hecho, ya analizamos esa sustancial mejora.

 

El verdadero cambio: Jusuf Nurkic

Si bien el nivel defensivo que exhiben Lillard y McCollum es una gran noticia, no parece un dato sostenible. Puede que ese camino que encontraban los rivales hacia el aro, especialmente con el escolta, haya terminado. Pero para nada forman una dupla defensiva. Ni es sostenible, ni es su tarea.

¿Cuál es el factor diferencial en estos Portland Trail Blazers? Jusuf Nurkic. Llegó traspasado desde Denver y su impacto fue evidente desde el primer minuto. Protección de aro y rebote. El ancla defensiva que necesitaba el equipo de Terry Stotts para iniciar el camino hacia una defensa positiva.

Jusuf Nurkic influencia todo el sistema. El bosnio de 23 años tiene mucha carrera por delante y potencial para convertirse en uno de los pívots más influyentes en ambos lados de la cancha.

La influencia de Jusuf Nurkic y una temporada importante

La defensa de los Blazers ha pasado de ser la novena peor el curso pasado a ser la tercera esta temporada. Y la influencia de Nurkic es palpable. Con él en pista encajan 99 puntos por 100 posesiones, una buena cifra. Mientras que el año pasado recibían casi 108.

El papel de secundarios como Al-Farouq Aminu o Mo Harkless es clave en este equipo. Su papel como jugadores grandes que ocupan espacio y permiten bajos porcentajes complementan a la perfección el cierre de Jusuf Nurkic y el esfuerzo defensivo extra de Lillard y McCollum.

 


 

Entonces, ¿por qué los Blazers no están más arriba? Con un récord de 13-8 son cuartos en el Salvaje Oeste. Un inicio de temporada muy fuerte, pero que podría ser mejor. Su ataque, sorprendentemente, está entre los diez peores de la NBA después de ser el onceavo mejor en la 2016/2017.

Los bajos porcentajes de Lillard, estrella del equipo, y jugadores de rol importantes como Evan Turner o Harkless dejan a Portland como el cuarto equipo de la liga que peor porcentaje de tiro tiene en ataque.

Al igual que sorprenden sus malas cifras ofensivas, también lo hace su rendimiento defensivo. Todos estos datos tenderán a estabilizarse. Los Blazers serán de nuevo una fuerza en ataque, pero probablemente dejen de ser un equipo débil en defensa.

Es en ese punto donde reside la clave para un equipo que busca asaltar la Conferencia Oeste.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This