Conecta con nosotros

NBA

¿»Jubilaciones anticipadas» en la NBA?

Ex All-Star y hasta jugadores con anillos se encuentran en esta lista de ilustres veteranos sin equipos.

photocat001 -https://www.flickr.com/photos/46097811@N03/

Ya quedan pocos días para poner fin a agosto y, con él, pone fin el segundo mes de agencia libre de cara a esta temporada 2017/18. Salvo excepciones como la de Niko Mirotic en los Chicago Bulls —que se perderá el EuroBasket por ese motivo— y la de Nerlens Noel en los Dallas Mavericks —cambiando recientemente de agentes, empeñado en conseguir un contrato por el máximo—; las franquicias ya tienen el bloque esencial de sus plantillas perfilado, siendo ahora el turno de las firmas de jóvenes no drafteados o veteranos de poco nombre en busca de una oportunidad de conseguir en la pretemporada un hueco en la NBA. Pese a ello, todavía hay varios nombres conocidos por todos que, por X o por Y, todavía siguen en contacto con su agente pues no saben qué camiseta vestirán la próxima temporada.

 

¿Qué pasa con estos jugadores?

Campeones como Leandro Barbosa o Andrew Bogut, ex All-Star como Deron Williams, jugadores que (en su momento) pudieron ser considerados estrellas como Monta Ellis o Boris Diaw o especialistas defensivos todavía TOP de la liga como Tony Allen son algunos de los numerosos nombres que superan la treintena y no encuentran un puesto en una liga que lleva muchos años siendo su casa.

Los problemas físicos de Andrew Bogut o las malas finales de Deron Williams pueden ser los motivos por los que dos jugadores que, no hace mucho, eran titulares en los Dallas Mavericks ahora estén sin equipo. Pero prácticamente todas las causas  que «expliquen» la no contratación de cualquiera de estos hombres no parezcan tan importantes como las cosas que casi te aseguran en tu equipo: experiencia en la NBA con un rendimiento, limitado en el tiempo, pero de sobra contrastado.

Los veteranos se han visto obligados a evolucionar tan rápido como lo hacía la NBA para estar siempre en la pelea contra unos jóvenes que llegaban «más aprendidos»; por otro lado, estos rookies también aterrizaban (y aterrizan) más verdes, por lo que siempre había un cierto equilibrio entre los dos mundos. Pero con la locura que se vivió en el verano del 2016 —y en mucha menor medida en este del 17—, la situación para muchos de los más veteranos se ha puesto muy complicada.

 

Falta dinero

Paradójicamente, cuanto más dinero tienen los equipos para gastar, menos hay para este tipo de jugador. ¿Quiénes son el principal mercado de los veteranos? Los equipos candidatos al título; ¿quiénes son los equipos inmersos en el impuesto de lujo? Todos los que quieren ganar y varios que están lejos de ser contenders. Los grandes contratos están haciendo una NBA de dos niveles, con jugadores cobrando cerca de 30 millones y otros que, pudiendo ganar más, se deben contentar con mínimos.

El ejemplo perfecto para este caso es el de Derrick Rose. Firmando un contrato por el mínimo de veteranos (2.1 millones de dólares), para los Cavaliers su contrato tiene un coste total de 14 millones apróximadamente tras pagar la multa del impuesto de lujo. ¿Por qué pagar un gran sobre coste por un veterano cuando puedo aumentar un poco la carga de minutos a los titular y firmar a jóvenes por un mínimo inferior?

El apartado económico hace dudar a las franquicias y más cuando las renovaciones serán tan importantes en un futuro a corto plazo. Casi sin espacio salarial hasta que se reparen todos los errores del pasado, encontrar un joven que resulte útil en el futuro te ayuda a no depender de firmar parches cada verano y, además, con cierta tranquilidad de que no te podrán robar a estos jugadores con menos experiencia pero más techo.

 

Jugadores prescindibles

A banda del tema económico, lo más evidente es que estos jugadores no tienen un contrato a estas alturas porque son roles fácilmente sustituibles por, otra vez, uno más joven y con mayor proyección. Probablemente, no haya jugadores «no seleccionados» con el talento de Deron Williams o la inteligencia de Andrew Bogut o la defensa de Tony Allen; pero, siendo sinceros, sus papeles puedes intentar que lo empeñen otros jugadores más jovenes y con ganas de hacerse un hueco en la NBA. Si te salen muy buenos, eso que consigues; si te salen buenos, tienes jugador para años; y si terminan siendo un fracaso, siempre puedes firmar por el mínimo a uno de estos veteranos a uno que llegue de China. ¿Conclusión? Vale la pena arriesgarse a principio de temporada por gente joven e ir modificando la plantilla según el rumbo que coja la temporada.

 

¿Cuáles pueden ser sus caminos?

Todo es posible con el mercado abierto; pero sería ilógico pensar que todos los veteranos no están pensando en alternativas por si esa oferta sigue sin llegar. Obviamente tienen todas las vías libres; pero algunas son más probables que otras:

  1. Una firma a tiempo para la pretemporada: La mejor y la que menos recibarán. Algunos de estos «ilustres» podrían llamar la atención de alguna franquicia que, una vez confeccionado todo su puzzle, considere vital hacerse con un jugador que les aporte un rendimiento X de manera inmediata y ahí es donde entran los veteranos. En esta situación, son los especialistas los que más posibilidades tienen de conseguirlo, dejando en un segundo lugar a los jugador con talento pero con el físico venido a menos por los años.
  2. Esperar a una oferta durante la RS: La más habitual y la que más riesgos conlleva. Sin equipos disponibles pero sin las ganas de irse a una liga extranjera; muchos son los jugadores que se dedican a entrenar duramente de manera individual para estar preparados para coger la llamada cuando sea necesario. Con el paso de las semanas, algunos equipos estarán necesitados de talento por el poco rendimiento de algún jugador y los General Managers buscarán en su agenda a nombres que vayan a ser un «seguro», y cuanto más experiencia tengas, mejor.
  3. Mudarse a China —u otra liga—: Para aquellos que quieran seguir compitiendo y llenarse los bolsillos pero mirando de reojo la NBA; la CBA es su solución —Europa podría serlo también pero con temporadas más largas y con la mentalidad estadounidense es mucho más improbable—. Una liga con muchos ex-NBA que te permite sudar la camiseta y que termina justo a tiempo para firmar por cualquier franquicia de cara a los PlayOffs, cuando los directivos buscan dar el toque definitivo a una plantilla.
  4. La retirada: Ya sea confirmada, aunque poco probable de manera tan rápida, o a base de no jugar (como Ray Allen), habrá algunos casos que deban colgar las zapatillas. Entrenarán porque se ven con gasolina para seguir, pero las franquicias mirarán a otro lado y sus nombres irán cayendo en el olvido poco a poco. Al fin y al cabo, es ley natural de cualquier deporte.

 

El caso más llamativo: Tony Allen

Sean Davis (CC)

Ya comentado pero no por ello menos importante. Al 85% (como poco) de las personas al leer el título pensaron en el veterano escolta estadounidense. El ex-jugador de los Memphis Grizzlies siempre ha sido muy valorado en la NBA por sus increíbles aptitudes defensiva y por su mentalidad; es un stopper y un líder, cualidades más que interesantes para cualquier entrenador. Probablemente, Allen —un jugador que siempre ha sido de salarios «poco cuantiosos— saliera a la agencia libre con la esperanza de recibir un contrato corto pero de varios millones; pero se encontró con otra realidad, la de los jugadores que se deben conformar con las migajas de las estrellas. Su edad y su pobre lanzamiento han pesado demasiado en su contra ahora que muchos equipos ya tienen a un valuarte defensivo en su línea exterior (los Warriors a Thompson, los Rockets a Paul, los Celtics a Smart…).

Eso sí, que no tenga equipo es algo que verdaderamente llama la atención. Grandes equipos como Cavaliers, Raptors o Wizards sí que están faltos de un perfil más defensivo en esta zona del campo; algunas franquicias que aspiren a dar un salto en la tabla como los Pelicans también podrían haber estado interesados, por no hablar de proyectos jóvenes que lo quieran como mentor defensivo de sus pupilos —Dallas Mavericks, Orlando Magic, Brooklyn Nets…—.

La realidad es que Tony Allen ni ha firmado por nadie ni hay rumores que le acerquen a ninguna franquicia. Una situación que solo se resolverá con el paso del tiempo.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This