Conecta con nosotros

Mercado

¿Jugará Jrue Holiday en NOLA la próxima temporada?

Los Pelicans pueden decidir dar pistoletazo al proyecto dejando marchar también al compañero de faenas de Anthony Davis.

La reciente encuesta que The Athletic ha realizado a los jugadores ha mostrado reveladoras sospechas. Por ejemplo, dan el MVP a James Harden, Giannis Antetokounmpo es el jugador sobre el que construir una franquicia, y Russell Westbrook y Draymond Green son jugadores sobrevalorados. Pero más allá de lo que piensan los jugadores sobre los temas más morbosos, cabe destacar que también hay preguntas sobre jugadores infravalorados, esos a los que los focos nunca apuntan y que lo dan todo cada año. Esta campaña, Jrue Holiday es el líder en esa categoría, con un 16,3% de los votos.

El guard de los New Orleans Pelicans bien podría no volver a disputar ningún partido para la franquicia, ahora que no jugará más para ellos este curso tras su operación en el abdomen. Los rumores del traspaso de Anthony Davis han trastocado el roster. El ala pívot quiere marcharse tras no disponer de un conjunto competitivo, y NOLA quiere comenzar la reconstrucción. Sin embargo, Holiday, que renovó en 2017 por cinco temporadas, no encaja en ese perfil. Tiene 28 años y restarán dos en su contrato cuando la 2019-20 dé comienzo. Anthony Davis supuso «casi un 90 de las razones» por las que se quedó en la franquicia hace un par de años. ¿Se irá en verano?

TW Podcast: Anthony Davis, un traspaso para transformar la NBA

 

Jrue Holiday, la excepción

Antes de discutir las opciones de los Pelicans a la hora de desmantelar su plantilla, es hora de que se conozca en profundidad a nuestro protagonista, Jrue Holiday. Si en Estados Unidos está infravalorado, en los países de habla hispana más. No somos la excepción.

El mayor de los hermanos Holiday, sin embargo, sí lo ha sido. Dentro de todos y cada uno de los quintetos que, año tras año, los Pelicans han puesto al lado de Davis para, ineficazmente, tratar de ganar partidos, Jrue ha sido la excepción, no el problema. Ha mantenido el listón alto para un guard en NOLA, y ha mejorado como jugador. Capaz de defender bases, escoltas y aleros y de jugar el uno o el dos, puesto que no necesita balón.

A sus 28 años, el prime de nuestro protagonista acaba de llegar. En 2018-19, sus 21.2 tantos, 1.6 robos y 5 rebotes son todo career highs. Sus 7.7 asistencias, jugando un 67% de sus minutos como escolta y tan solo un 5% como base, están a las puertas de otro máximo de carrera.

Jrue Holiday es un jugador muy serio, con un juego bastante efectivo y correcto. No es tan plástico como Zach LaVine atacando la pintura, ni tan imprevisible como Stephen Curry lanzando triples. Tampoco maneja el balón como Kyrie Irving. Quizás por eso está tan infravalorado, en una liga donde en el puesto de guard hay tanto talento escondido. Nuestro Jrue es un jugador correcto, capaz de ser efectivo y productivo sin canalizar los focos sobre él mismo. Su ataque es bastante bueno. Una de sus exhibiciones en este campo vino en uno de sus últimos encuentros ante los Lakers.

El jugador es una delicia en ataque si sabes apreciar el baloncesto y no solo los momentos destacados. Su anotación, desgranada, procede en su mayoría de las canastas de dos (60.4% de sus puntos). En la zona restringida tiene un sorprendente acierto de 63.3%, alto para un base. Un 38.1% de estos tiros son asistidos. Es decir, no necesita el balón en las manos todo el tiempo. Sabe jugar sin balón y desmarcarse para anotar en la zona restringida. De diez a catorce pies, su porcentaje de acierto sigue siendo alto (47.2%), aunque en esta zona, ya más tipo mid range/floater, casi la totalidad de sus tiros provienen del pick & roll o jugadas no asistidas (88.1%).

No obstante, a medida que nos vamos alejando de este rango, su efectividad decae por debajo del 40% de acierto. Y aquí está el gran vacío de su juego: es incapaz de ser regular con los triples. En su primera y segunda temporada en los Pels, un 39 y 38% de acierto parecían prever una consistencia en su anotación perimetral. Sin embargo, desde la temporada 2015-16 en adelante, hemos visto más bien una caída en sus porcentajes. Este año, un 32.5% de acierto no ha mejorado sus registros.

De 118 triples anotados, 70 han sido asistidos (un 59.3%). Es decir, Jrue ha sido considerado durante toda la campaña como una referencia ofensiva exterior para los esquemas de su entrenador. Quizás haya que cambiar esto, considerando un bajo acierto por una luz quizá demasiado verde (5.4 intentos por partido). Esta es la única pega para el jugador, que tendrá que trabajar en su tiro durante lo que le resta de carrera para tratar de ser más efectivo.

Con respecto a su organización, poco hay que destacar: sexto máximo asistente de la liga este curso, promediando menos pérdidas que tres integrantes del TOP 5. Además, su uso, del 25%, es reducido para un guard de sus prestaciones y talento. La productividad por bandera. En este ejemplo, aparte de un gran partido defensivo y lecturas ofensivas, observamos grandes rasgos de su pase. Es un jugador con gran IQ y sabe que es una amenaza interior para ser un guard. Aprovecha las ayudas para encontrar jugadores perimetrales libres, sin necesidad de explosividad (como hace Russell Westbrook, por ejemplo), ritmo alto o mismatches. Simplemente, posee un gran timing.

En este otro vídeo, se observa su capacidad para aprovechar las pantallas (de élite) de Anthony Davis. Es incluso difícil para un base no aprovechar este tipo de oportunidades. Jrue lo ejecuta todo muy fácil.

Lo realmente impresionante es su defensa. Viene de acompañar a Victor Oladipo en el backcourt del «First Team All-Defense» del año pasado. Sorprendería si este año no alcanzase alguno de los equipos defensivos. Un perro de presa, una de las defensas más temidas. Capaz de manejarse defendiendo las posiciones de 1, 2 y 3, posee una versatilidad que no tienen la mayoría de jugadores de su posición.

Se trata de uno de los bases más activos. Es el líder en tapones fuera de la pintura en la liga entre los guards. Uno de los cuatro guards en ostentar más de 100 robos y más de 50 tapones en la temporada (con Ben Simmons, James Harden y Bradley Beal). Cuarto en tapones entre sus compañeros de posición, habiendo disputado al menos diez partidos que todos los que le superan. Segundo que más tapones por partido promedia… La definición de un lockdown defender. Además, es uno de los mejores defensores perimetrales. Es el que más tiros por partido puntea (6.8), de los cuales le anotan 2.4, un 34.8% (NBA Stats).

El siguiente vídeo muestra algunos de sus momentos destacados en defensa esta campaña.

 

Detalles de contrato y posibles fits

Jrue Holiday podría encajar en cualquier conjunto de la liga que no tenga un escolta con defensa convincente. Por desgracia, la liga debe ser competitiva, y tiene unos estándares salariales fijos que hacen que sea difícil su encaje en muchas franquicias que realmente le necesitan. Recordemos, en 2017, el jugador firmó una renovación con los New Orleans Pelicans, su actual franquicia. El contrato, a razón de 131.805.000 millones de dólares, posee una opción de jugador en su última temporada y en torno a 4.7 millones en incentivos.

El producto de UCLA comenzaría el año que viene con dos campañas restantes en su contrato, de $26,131,111 y $25,396,111 respectivamente. Saldría de su acuerdo con 30 primaveras (si no acepta su opción de jugador), marchando a la agencia libre a por un último gran contrato. Teniendo esto en cuenta…

victor oladipo, Jrue Holiday, New Orleans Pelicans, Indiana Pacers

Oladipo y Holiday serían el mejor backcourt defensivo de la NBA – Alejandro Gaitán (The Wing)

… Marchamos al morbo. A lo jugoso. Uno de los principales destinos que surgen cuando el nombre de cualquier guard talentoso salta a la palestra son los Indiana Pacers. El conjunto de McMillan ha demostrado ser capaz de competir sin Victor Oladipo en el Este. Una operación sencilla: Victor Oladipo + Jrue Holiday = mejor backcourt defensivo de la NBA. El año pasado ambos formaron parte del primer equipo defensivo, y no vemos por qué no pueden repetir en un futuro como compañeros de equipo. El Este y la NBA tendrían problemas para anotar ante estos dos perros de presa.

El único impedimento de Indiana es que tendrían que traspasar por Holiday tras renovar a sus jugadores en la agencia libre. Para la próxima campaña solamente tienen ocho contratos garantizados, siendo intocables Oladipo ($21.000.000) y Myles Turner ($18.000.000), mientras que el tercero más pagado sería Doug McDermott ($7,333,333). Pierden a Thad Young, Darren Collison, Tyreke Evans, Bojan Bogdanovic y Cory Joseph como posibles piezas a intercambiar en el traspaso. Todo depende de lo que consigan en la agencia libre, dado que tienen todas sus primeras rondas disponibles y las segundas dependen de su récord (de caer en los puestos 31-44, iría a los Nets, hasta el año 2023).

Utah Jazz Donovan Mitchell, Jrue Holiday

Donovan Mitchell necesita ayuda en Utah – Scott Ripley (The Wing)

¿Iría Jrue Holiday a engrasar otra de las mejores maquinarias defensivas de la liga? Sin dudarlo. Quin Snyder estaría encantado de tener otro engranaje para su sistema defensivo, que todas las temporadas termina por sorprender asfixiando a sus rivales. Además, todo sea dicho, Donovan Mitchell necesita un poco de ayuda si quiere ganar en un Oeste con unos rivales duros.

El movimiento tiene muchas papeletas para ser win-win, al mismo tiempo. Utah tiene algunos contratos ganga (Jae Crowder cobrando poco más de 7 millones de dólares, 11 millones para la navaja suiza Joe Ingles) y jóvenes con potencial (Dante Exum, 10.6 millones de dólares; Grayson Allen) que podrían incluir en un trato con sentido para unos Pelicans que sacarían los tanques y la bandera blanca de reconstrucción. El espacio salarial no será problema: Ricky Rubio termina su contrato de $14.8 millones (por lo que un base es necesidad clara), y la opción de equipo de Derrick Favors (por $16.9 M) puede ser declinada para abrir hueco y renovar al interior a menor coste.

gregg popovich

Gregg Popovich utilizaría a Jrue como un gran arma en ambos lados de la cancha – Pablo Espinosa (The Wing)

¿Quién no querría ser entrenado por Gregg Popovich? Otro fit, otro entramado defensivo en el que Jrue Holiday aportaría con creces. Pops es conocido por sacar lo mejor de sus jugadores y exprimir a las demás franquicias en defensa. Sin embargo, su franquicia lo lleva pasando mal unos años y la plantilla de los Spurs ya no es lo que era.

No obstante, sangre nueva puede llegar. Con Dejounte Murray recuperado y Holiday aportando off ball desde el puesto de escolta, DeRozan puede jugar como alero en un quinteto small ball. Este tipo de lineups ya no son ninguna sorpresa en el baloncesto moderno. Además, según las métricas de Basketball Reference, Holiday ha pasado el 28% de sus minutos este año en pista como alero, por lo que es un sustituto válido para los minutos sobrantes en dicha posición. Aldridge, DeRozan y Holiday formarían un curioso Big Three.

El traspaso podría encajar si algún contrato medio (como los 13 millones de Patty Mills) entra en él. San Antonio tiene algunos jugadores jóvenes que pueden interesar a NOLA (Lonnie Walker, Derrick White) y rondas del Draft.

 


 

Su preferencia está clara. El jugador ha manifestado en varias ocasiones que no quiere jugar como ‘uno’, sino que está más cómodo en la posición de escolta y sus habilidades off ball junto a su IQ le avalan. En todas y cada una de estas franquicias puede partir como jugador menos generador, al tener todas ellas uno o dos amasadores que generen (Oladipo en Indiana; Rubio -si renueva- o Donovan en Utah; Dejounte o DeRozan en San Antonio).

New Orleans puede quedarse con él, está claro, pero también dejarle marchar a cambio de una camada de jóvenes y/o rondas que refresquen el panorama y se sumen a los assets que dejará, seguramente y si no se produce ningún milagro, Anthony Davis. Si se marcha el 90% de sus razones para estar en los Pels, Holiday preferiría cambiar de aires.

¿Qué os parecen los posibles destinos? ¿Se os ocurre alguno mejor? ¡Dejadlo en los comentarios!

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This