Conecta con nosotros

Mercado

Los Jazz y el posible futuro sin Gordon Hayward

La probable salida de su jugador franquicia obliga a Utah a buscar otros caminos este mismo verano.

Los Utah Jazz podrían perder a Gordon Hayward. Foto: TonyTheTiger (CC).

Las rupturas son difíciles de tragar. Un día estás tan feliz con la persona que te hace sentir especial, y tras mucho tiempo de sospechas te pide un tiempo para reflexionar. Empieza el verano y explora sus opciones; le han salido otros dos pretendientes y no sabes a quién va a elegir. Poniéndonos en lo peor, podrías tirarte días clamando al cielo por tu mala fortuna mientras visualizas una y otra vez vuestras fotos y vídeos con los mejores momentos, pero hay que mirar para adelante. Como se suele decir, hay más peces en el mar. Si Gordon Hayward decide poner punto y final, la temporada de pesca ha sido inaugurada para los Utah Jazz.

Sin lugar a dudas, la pérdida del que en las últimas temporadas ha sido tu jugador franquicia sería un momento doloroso para la franquicia de Salt Lake City. Todavía desconocemos qué va a hacer el alero natural de Indiana, pero sabemos que la lista de destinos se ha reducido a tres: Miami, Boston y Utah. Hasta que exprese su decisión final, los Jazz pueden verse aún con posibilidades de retener a su estrella, pero en la NBA, que te pillen desprevenido puede ser una condena. Pase lo que pase, las oficinas dirigidas por Dennis Lindsey deben tener ya un plan alternativo. El tiempo apremia.

Al igual que hará Hayward en cuanto se de la salida al mercado de agentes libres, los Jazz deben valorar sus opciones. Pese a que pueden perder mucho, el cuadro dirigido por Quin Snyder no aparece como protagonista en los miles de rumores que nos asaltan cada día. Quizás tienen confianza en la decisión de su alero. Quizás se estén moviendo con nocturnidad y alevosía. Sea como sea, veamos qué puede tener Lindsey encima de la mesa.

Uno de los nombres que ha sonado en la rumorología de Salt Lake City es el de Ricky Rubio. La salida de los dos máximos competidores por el puesto de base rumbo a Chicago parecían asegurar la continuidad del español en los Timberwolves, pero se sigue especulando y mucho con un posible traspaso. En este escenario, los Jazz podrían estar buscando evitar una millonaria renovación de George Hill con el objetivo de ganar espacio salarial para futuras incorporaciones. En caso de que esta operación llegara a buen puerto, Utah ganaría en el aspecto económico amén de hacerse con un base de garantías para su plantilla. Claro está, Minnesota no va regalar a Rubio, y buscará piezas para completar su prometedora plantilla. Aquí saldrá a escena la capacidad negociadora del General Manager del equipo de la ciudad mormona.

 

Destino oculto

Desgraciadamente para los intereses de los Jazz, Salt Lake City nunca se ha caracterizado por ser un lugar atractivo para los agentes libres. A la hora de buscar un nuevo hogar, los jugadores no ven ningún atractivo al Estado de Utah, y prefieren hacer sus maletas rumbo al «glamour». Codearte con el famoseo, el clima, el mar, un equipo campeón, etc. Los Jazz no cumplen ninguna de las partes de esta pequeña lista. Pese a ello, la ilusión es lo último que se pierde, y habrá que marcar el número de muchos candidatos para que se unan a la causa.

Parece que uno de los grandes objetivos no es otro que Andre Iguodala. Tras ganar dos anillos (MVP de las Finales incluido) con los Golden State Warriors, parece que el destino del alero estará lejos de la bahía. Aquí nos encontraríamos con un encaje casi perfecto para los Jazz. Iguodala cubriría la posición de tres que pueda dejar Hayward, aportaría la veteranía necesaria a un grupo joven, y sería otro puntal en la ya espléndida defensa de Snyder. ¿Problemas? Por mucho que el talento de ‘Iggy Pop’ sea incuestionable, su nivel actual dista mucho de lo que ha ofrecido Hayward en los últimos cursos. El puesto de estrella seguiría vacante.

Esta agencia libre llega con nombres de altura, y por qué no pensar en posibilidades más ambiciosas. Sin dudas, uno de esos grandes jugadores es Paul Millsap. El jugador de los Hawks ya ha anunciado su marcha de Atlanta, y su teléfono móvil seguro que echará chispas en los próximos días. ¿Qué tal un poco de melancolía? El ala-pívot ha pasado gran parte de su carrera con los Jazz, y después de su exitosa experiencia en Georgia podría buscar su último gran contrato en «casa». Solo pensar en una pareja interior junto a Rudy Gobert hace suspirar.

Muchas opciones pasará por la renovación o no de George Hill. Si el base abandona las filas de Utah, Lindsey debería poner mucho empeño en cubrir esa posición. Jrue Holiday, y sobretodo Kyle Lowry, serían firmas de muy alto nivel para el cuadro de Quin Snyder, pero tocará rascarse el bolsillo para atraer a algunas de estas figuras a Salt Lake City. Otro que ha sonado con fuerza y que sería una opción más que viable, es Milos Teodosic. El genio serbio ya ha declarado su intención de probar las mieles de la NBA a sus 30 años, y en los Jazz podría tener el protagonismo acorde a su inmensa calidad. La aventura americana podría ser muy feliz en un equipo como Utah.

Al fin y al cabo, de momento todo esto son meras especulaciones. Hasta que Gordon Hayward no anuncie su decisión, el mercado estará en standby. Su cabeza dictará en gran medida el ritmo de este verano, y de momento todos esperan en sus trincheras para mover ficha. Los Utah Jazz confían en que su estrella amplíe su compromiso con la franquicia, pero en el caso contrario no deben caer en una depresión que les impida seguir reforzándose para continuar en la zona noble de la Conferencia Oeste. El mar está lleno de peces.

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This