Conecta con nosotros

NBA

Jayson Tatum, el nuevo Paul Pierce

Un rookie de 19 años cuya ética de trabajo y madureza asombran se alza en los Celtics: Jayson Tatum.

Jayson Tatum Boston Celtics

Jayson Tatum recibiendo indicaciones de un entrenador | Guillermo Mayol (The Wing)

El arriesgado movimiento que trajo a Jayson Tatum a los Boston Celtics puede ser la última genialidad de Danny Ainge, y lo necesario para que los GMs de la liga borren su número. Traspasar el #1 de una camada de altísimo nivel, primera vez que lo conseguía la franquicia de los Celtics, por el #3 y un pick que puede convertirse en un Top-5 esta temporada, parecía una locura. Markelle Fultz era el claro prospect de la clase del 2017, 6 meses después seguimos sin una fecha para su vuelta, y Jayson Tatum apunta al olimpo de los ‘Orgullosos Verdes’. Y eso son palabras mayores.

Pasado el ecuador de la temporada, Jayson Tatum empieza a ganarse un hueco como segunda espada del primer equipo del Este y no se le adivina límite. Pasa tanto el test del ojo como el estadístico mientras los aficionados a los Celtics salivan imaginando lo que puede conseguir un núcleo de Jaylen Brown, Irving, Hayward, Horford, Rozier y Smart (si se queda).

Marcado por la lesión de Haward

Menos de un cuarto en la NBA le duró a Jayson Tatum la condición de rookie en unos renovados Boston Celtics. La terrible lesión de Gordon Hayward le catapultó a la titularidad y a cerca de 30 minutos por partido. Y es que los minutos, y el tiro exterior, parecían los grandes obstáculos de Tatum para el Rookie of the Year. Poseyendo ahora mismo el mejor porcentaje de tiro exterior de la liga, 46,8%, y habiéndose saltado cualquiera transición pausada que Stevens tuviese preparada, este es su momento.

“A veces me tengo que recordar que tan solo tiene diecinueve años” Brandy Cole, madre de Jayson Tatum.

Una mente prodigiosa para el baloncesto, eso es lo que posee Jayson Tatum. Le acompañan un coro de alabanzas desde la universidad sobre su capacidad de trabajo y de mejora. Es un rookie de 19 años y la sensación que deja es la de un veterano asentado. Posee un gran físico que le permite jugar en el ‘3’ y en el ‘4’ junto a un toque ofensivo exquisito, de lo mejor que estamos viendo en jugadores jóvenes en toda la NBA. Su mentalidad es su mejor arma y la ética de trabajo, la mejor gasolina para la llama que se ha encendido en su interior.

Baluarte de un cambio físico

Los Celtics han dejado de ser un equipo pequeño y aguerrido para ser un muro de brazos que en las manos de Stevens es ya la mejor defensa de la liga. Del Thomas-Bradley-Crowder se ha pasado a al Irving-Brown-Tatum, una diferencia importante en centímetros en su línea exterior. La capacidad de romper el juego de pases del rival y de aislar a sus armadores en los lados de la cancha, solo se iguala por la facilidad para hacer ayudas en dos pasos, algo fuera del alcance de la plantilla del año pasado. Jayson Tatum es el ejemplo perfecto de ello.

Con 2,03 y unos brazos larguísimos, sus rivales empiezan a reconocer su capacidad de interceptar y desviar balones. Con un poco de trabajo podrá emplear toda esa movilidad para actuar de boya y crear desequilibrios allí por donde actúe. Es actualmente 9º en Defensive Rating de toda la NBA, con 99,3 puntos concedidos. No es algo extraño dado que su equipo es la mejor defensa de la liga, pero es el mismo dato que Marcus Smart.

¿Qué techo encontramos en sus estadísticas?

Asomarse al potencial de Tatum, al igual que con cualquier rookie de esta clase, es una temeridad a estas alturas de la temporada. Demasiados factores pueden afectar su crecimiento o influir en su rol en cancha como para realizar un examen exhaustivo. Pero podremos extraer las primeras conclusiones para tratar de adivinar su dimensión.

 

Rebote

Los Celtics están muy faltos de grandes reboteadores y sus aleros son capitales para cubrir esta carencia. Tatum está demostrando aptitudes en los tableros gracias a unas buenas manos, buena colocación y explosividad en el salto. Fijó su máximo esta temporada en 11 rechaces y promedia 5,5 capturas. Brad Stevens prefiere cuidar su transición y son 20º en rebotes ofensivos, aunque Tatum puede ser un gran arma para ello.

Atrapa el 16% de los rebotes en su tablero y es capaz de bajar el balón desde cualquier punto de la pista, su lugar favorito es de 3 a 6 pies del aro con un 36%, e iniciar un rápido contraataque. Sus brazos le permiten arrebatar balones por encima de sus rivales y ganar algo más de peso le puede hacer muy peligroso bajo el aro.

Recursos ofensivos

El arsenal del que goza el ‘0’ de los Celtics es sencillamente brutal. Es capaz de generarse un tiro con suficiencia desde casi cualquier zona del campo y no suele abusar del bote para sacar cosas positivas. Está bien integrado en el sistema de Stevens, tanto conduciendo la bola como ejecutando desde el lado débil. Penetra, mata, bota, tira de media distancia y está siendo letal desde el triple, en cuanto ajuste algunos movimientos más, será imparable.

Para muestra, un botón. Según NBA.com, anota 1,12 posesiones desde el poste, percentil 90,7 de la liga, y 1,21 posesiones manejando la bola en pick and roll, percentil 96,7. [1] Comprender esta clase de versatilidad nos va a llevar meses.

 

Porcentajes de tiro

Va camino de romper todos los esquemas en cuanto a porcentaje de tiro real para un rookie.

-Triple: 46,8%. Parecía ser su talón de Aquiles. La regularidad en el tiro desde fuera podía ser la única pega ofensiva para el talento de Duke. Sin embargo, está siendo un tirador letal, sobre todo desde el lado débil y asistido. Tira inteligentemente y no se obceca en tiros innecesarios. Avanzará en tiros más complejos a medida que coja confianza.

-Media Distancia: 43,2 %. Tanto tras bote como en recepción, Tatum está sabiendo resolver posesiones desde la media distancia. Cada vez más jugadas acaban con una recepción en el poste y sus recursos, tanto de espaldas como de cara a canasta, nos recuerdan a los mejores finalizadores.

Tras bote: 51 %. Tatum posee un bote explosivo y acertado con ambas manos. Esto le permite librarse de rivales tanto tras recepción como en jugadas elaboradas. El 60 % de sus tiros son precedidos por un bote, siendo la gran mayoría de 2.

-Catch & Shoot: 49,5%. A Jayson Tatum no le tiembla la muñeca tras recepción. Muchos de sus triples vienen en esta modalidad y anota el 50,5% de ellos. Muy capaz de abrir la cancha para generar espacios por dentro. Al Horford y Marcus Smart son sus pasadores favoritos.

-Con defensa (cuatro pies o -): 51,2%. Dicen que una elección de tiros correcta implica que los tiros más difíciles se tomen en las mejores condiciones. El ‘0’ aplica esta máxima al prácticamente no tomar triples con una marca a menos de cuatro pies. Por otro lado, finaliza cerca del aro con solvencia con las dos manos tanto en tráfico como en contraataque. Es capaz de matar con defensores encima y de resolver jugadas en carrera.

Los únicos rookies de la historia de la NBA en promediar al menos 13 puntos y 5 rebotes con un +40% en T3 son Larry Bird, Paul Pierce y Michael Beasley.

Jayson Tatum debilidades universidad

Fíjense en la debilidad

Amor por el Clutch

Una de las condiciones que reafirman su futura condición de estrella es su capacidad para resolver en los momentos apretados. Con la lesión de Hayward ha podido jugar muchos finales de partidos, algo importante para un rookie. No solo no ha desentonado, muestra datos de eficiencia que son líder en la NBA.

Es segundo en porcentaje de los jugadores con más de 8 tiros, con un 71%. También posee un 3/4 en T3 y un perfecto 8/8 en TL

Jayson Tatum ¿Rookie of the Year?

Luchar el ROY será una exigencia habiendo rascado el potencial de Jayson Tatum. Encontrarse a Ben Simmons, rookie al no jugar ningún partido NBA, pero con un año en la disciplina de una franquicia NBA, es su mayor obstáculo. Donovan Mitchell o Kyle Kuzma parecen los únicos que podrán entrometerse en esa batalla de dos. Después de todo, se han repartido los premios de rookie del mes con uno para cada uno.

Jayson Tatum Rookie of The Month December Boston Celtics

Foto vía Boston Celtics

Ben Simmons es otra hipérbole física a las que nos estamos acostumbrando en la NBA. Con un cuerpo de forward, actúa de base y timonel de los Philadelphia 76ers. Juega más de 35 minutos por partido y mastica las jugadas con el balón en sus manos al tener un tiro de media y larga distancia inexistente. Reducir sus pérdidas, aumentar sus porcentajes y mejorar su defensa deben ser valores que sumar a su monstruosa temporada de 16,9 puntos, 8,4 rebotes y 7,5 asistencias para asegurar el ROY.

El año nuevo marcará un aumento de posesiones e importancia de Tatum en los Celtics, demostrando que merece ser el segundo foco de ataque de este equipo. Ya supera muy claramente a sus rivales en estadísticas avanzadas clave como el net rating o la eficiencia en el tiro y solo un aumento de su Usage nos permitirá ver de qué pasta está hecho.

Comparativa Rookies Jayson Tatum 06-01-2017

 

Danny Ainge lo ha vuelto a hacer, es el momento de que Brad Stevens y los veteranos moldeen uno de los mejores talentos que ha pasado por Boston desde hace décadas.

 

[1] Fuente de datos, MassLive.com, datos de 24 de diciembre.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This