Conecta con nosotros

NBA

Los Jazz tienen que buscar más 2vs1 a James Harden

Utah es de las mejores defensas de la NBA y se quedan sin respuesta ante Harden.

Utah Jazz pelea por meterse en PlayOffs tras una buena racha
Uyah no consigue reducir a James Harden | Scott Ripley (The Wing)

Nueva victoria de Houston, con un James Harden sublime y unos Rockets muy comprometidos con su estilo. Los Jazz necesitan cambios y tienen que empezar por la defensa.

El innegociable rendimiento defensivo

Utah tiene carencias en ataque. La pobreza del espacio y la falta de anotadores hacen del equipo de Quin Snyder una pieza inestable y de baja calidad en la ofensiva. Tienen talento en Donovan Mitchell y ciertos recursos que el sistema trata de explotar. Aun así no les llega.

Lo que es innegociable es la defensa. Los dos primeros partidos son paseos militares de Houston. James Harden como general ha encontrado pasillos al aro jugada tras jugada. La estrategia no funciona.

En el primer partido Snyder trató de replicar la defensa que vimos aplicar a los Bucks a finales de temporada. El resultado fue desastroso porque la ejecución fue desacertada. Harden les barrió del mapa.

En este segundo partido cambian. Dejan la zona menos 1-2-2 y confían en la individual. Aquí el primer problema lo encuentro en el principal defensor de James Harden. Parar a la Barba es imposible aunque se puedan poner trabas a su trabajo.

Afrontar la serie con Ricky Rubio sobre Harden parece una misión suicida. El español es un base promedio, muy inteligente y que lee a la perfección al rival y las líneas de pase. Sobre James se queda muy lento.

¿Qué situaciones creo deben practicar más? Los 2vs1. Apenas los han hecho y ponen en mayor aprieto al equipo. Primero porque confías el acierto o bien a la genialidad de Harden a jugar sobre dos defensores -siempre será mejor esto para la defensa- o un triple de cualquier otro jugador.

Ahí Ricky me encaja más. Flotando las líneas de pase, atento a lanzar el brazo y robar. Usar su envergadura para llegar en el lado débil al tirador desmarcado y ponerle la mano encima.

El problema es que en este Game 2 los Rockets tenían espacio desde James Harden y unos contra unos favorables para el actual MVP y tiros claros para los secundarios, que además hoy estaban enchufados.

La defensa y James Harden

El partido quedaba prácticamente resuelto en el primer cuarto. Desde el 19-39 todo lo que ha hecho Houston es aguantar el marcador. Una ventaja de 20 puntos que se reflejaba al final (98-118).

Las activas manos en defensa marcaban las diferentes para los Rockets: robar, correr y anotar. Muchos triples en situaciones rápidas y de contragolpes disparaban el ritmo del partido, algo que no interesa a Utah.

Y otra vez más.

El problema de Utah en ataque reside más en sus propios fallos que en la defensa de los Rockets. Houston debe mejorar todavía. Rotan bien y cierran la cabecera.

Desde arriba ponen en aprietos a los Jazz, seleccionan a qué jugadores flotar más (Rubio) y son permisivos con la media distancia.

39 de 98 en tiros de campo y 8 de 38 en triples. Un 39% y un 21% respectivamente. El número de fallos en tiros bien defendidos o por malas selecciones forzadas por Houston es importante.

Ahora, hemos visto a unos Jazz repitiendo un grave problema: la incapacidad para anotar. Tienen jugadores que por separado tienen talento ofensivo y se consideran buenos lanzadores. Sin embargo en conjunto viven momentos de bloqueo donde nadie anota.

Los Utah Jazz necesitan plantear cambios serios en su estrategia defensiva. James Harden ha hecho lo que ha querido con su defensa, una de las mejores de la NBA, y los secundarios de los Rockets encuentran buenos tiros.

Probar más 2vs1 es el primer paso. Lo de meter los tiros claros ya lo pediremos para el Game 4, que quizás sea demasiado todo para el próximo. La serie viaja a Salt Lake City y el 3-0 mataría la eliminatoria.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This