Conecta con nosotros

NBA

Jamal Crawford busca un nuevo banquillo que liderar

El rey del croosover y sexto hombre por excelencia sigue sin encontrar un equipo donde mostrar sus talentos.

Jamal Crawford en un partido con los Clippers, donde ganó dos veces el premio al mejor sexto hombre/Scott Ripley Flickr

La NBA se encuentra ya en la recta final de su offseason y las plantillas ya están prácticamente cerradas más allá de invitaciones a las pretemporadas o algún contrato dual y o parcialmente garantizado. Sin embargo, todavía hay dos casos excepcionales que, pese a su veteranía y contrastado talento, siguen esperando pacientemente (o quizás no tanto) en sus casas para estampar su rúbrica en un nuevo contrato. El primero, el de un Dwyane Wade que se debate entre la retirada y la presencia, una temporada más, en sus Miami Heat. El segundo, el de Jamal Crawford, y es que el escolta tres veces nombrado mejor sexto hombre de la temporada sigue sin equipo después de rechazar la opción para prorrogar un año más su antiguo contrato con los Minnesota Timberwolves con un salario nada despreciable de 4.1 millones de dólares. ¿Quiere aterrizar en un nuevo equipo o se está planeando la retirada?

Dwyane Wade, ¿un último baile en Miami Heat?

Con 38 años y tras 18 temporadas de experiencias en la NBA, Crawford no ha mostrado grandes signos de decadencia en su juego en su última campaña, donde sí es cierto que bajó sus estadísticas hasta dos puntos hasta los 10.3 por noche; pero causado esencialmente por la poca confianza que Tom Thibodeau da a sus hombres de banquillo —con poco más de 20 minutos por partido, el veterano escolta no jugaba tan poco desde su año rookie— y la necesidad de compartir balón con jugadores como Butler, Towns o Wiggins.

Una vez Jamal Crawford decidió abandonar la franquicia de Minneapolis, no se esperaba que su nuevo destino se demorase en demasía, algo que está pasando casi por sorpresa para seguidores y también para los mismos jugadores, como así lo demostró la estrella de los Charlotte Hornets, Kemba Walker, en declaraciones en Scoop B Radio:

«No tengo ni idea de porqué es agente libre. Todo el mundo adora a J.C. Él es una gran persona primero y respecto al baloncesto, bueno, todos sabemos lo que hace. Lo hará cada noche, puede anotar como los mejores».

A estas alturas, todas las vías posibles están abiertas para el próximo paso en la carrera de Jamal Crawford; firmar por un contender, hacer de mentor en algún equipo en reconstrucción al más puro estilo Vince Carter o incluso la retirada. ¿Por qué opción se terminará decantando el rey del crossover?

 

¿Los Warriors al acecho?

Entre los diferentes candidatos al título que han podido o podrían tocar a la puerta de un jugador como Crawford, los Golden State Warriors son los que más han sonado. A final de junio, el periodista de The Athletic Marcus Thompson informaba que tanto Draymond Green como Kevin Durant habrían intentado convencer al escolta de regresar a la que su casa durante 54 partidos en la temporada 2008-09, con el objetivo de fortalecer un banquillo que no terminó de rendir al nivel que esperaban con Nick Young en esa posición.

El trato se hubiera hecho con mucha facilidad ofreciendo lo único que pueden ofrecer los de la bahía: un contrato por el mínimo salarial y la posibilidad de ganar el anillo que redondearía su carrera profesional. Es por eso que da la sensación que ese interés o no se llegó a materializar en una propuesta seria o el mismo Jamal Crawford desechó la opción de que «le regalasen» un campeonato sin él poder sentirse importante.

 

Decir adiós, algo cada vez más real

Ya desde el principio del verano se jugó con la posibilidad de que grandes jugadores que en cuanto se retiren pasarán a ser leyendas como Ginobili o Wade colgasen la botas; otros como Dirk Nowitzki o Carter no tardaron mucho en dejar claro que tenían cuerda para una temporada más como poco; pero nadie pensó en Jamal Crawford, pese a estar cerca de los 40. Pero pasan los días y aunque la última versión que tenemos del sexto hombre por excelencia es una más que digna y con la sensación de tener cuerda para más, es indudable que, cada día que pasa, la retirada es un escenario cada vez más posible. Poniendo fin a una carrera profesional muy meritoria, sabiendo encontrar cual era su mejor papel en la NBA y maximizarlo hasta el punto de haber hecho historia como, hasta la fecha, uno de los mejores jugadores de banquillo en la historia de la liga y uno de los más queridos por los fans.

Además, pondría este punto y final habiendo mostrado un buen nivel en un equipo competitivo y despidiéndose con el premio como mejor compañero del 2018 debajo del brazo y de una manera discreta, como demuestra ser cada día como jugador destacando solo por lo que hace en la pista.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This