Conecta con nosotros

Mercado

Jahlil Okafor encuentra cobijo bajo la sombra de Anthony Davis

Okafor competirá con jugadores como Mirotic o Randle por acompañar el mayor tiempo posible a Anthony Davis.

Guillermo Mayol (The Wing)

Uno de los mayores dramas de los últimos Draft, a nivel solamente deportivo, es el protagonizado por un Jahlil Okafor que, pese a haber salido en la tercera posición de una generación que está dando buenos resultados como la del 2015, está tan lejos de cumplir con las expectativas que ya nadie espera de él que sea, ni siquiera, una tercera espada de su equipo. Su pasividad en defensa y un juego ofensivo arcaico, con buenos movimientos en el poste pero sin tiro ni buena visión de juego para abrirla la pelota, desembocaron en la decisión de los Sixers de no aprovechar la opción de equipo que tenían en su contrato como rookie para luego prácticamente regalarlo a unos Brooklyn Nets que, sin mayores objetivos que dar minutos a jóvenes para ver si explotan, tampoco le dieron mucha bola.

Jahlil Okafor, el drama de un jugador “de otra época”

Ya como agente libre sin restricciones,  con 22 años para cumplir en diciembre los 23, tuvo durante más de un mes las puertas del mercado cerradas a cal y canto. No había rumores de que alguna franquicia, competitiva o no, estuviera estudiando la opción de firmar a Jahlil Okafor hasta el punto de haber estado más cerca de China que de la NBA. Sin embargo, los New Orleans Pelicans probarán a ver qué les puede aportar a un juego interior tocado tras la marcha de DeMarcus Cousins; pero que tiene muchas variantes en las que habrá que ver si Okafor consigue entrar en alguna de esas ecuaciones o acaba relegado, otra vez, al fondo del banquillo.

 

Jahlil Okafor, una apuesta sin riesgo

El acuerdo al que han llegado el pívot y los Pelicans es uno de los más mínimos que podían ofrecerle y, por lo tanto, el que menos compromete a la franquicia de New Orleans. Okafor firma un contrato parcialmente garantizado con el que debe demostrar su valía constantemente si no quiere ser cortado y, además, en el caso de funcionar y mejorar su rendimiento, los Pels tienen la opción de prorrogarle el contrato por el mínimo hasta el 2020; pero el valor de Jahlil Okafor en esta agencia libre no le ha permitido ponerse muy duro en las negociaciones y, probablemente acabó aceptando lo que le ofrecieron sin capacidad de respuesta con tal de mantenerse en la NBA e intentar no despedirse de una liga en la que el nivel es tan alto que, cuando uno se va, nunca tiene seguro que pueda volver.

 

¿Cómo encaja Jah’ en los Pels?

La única manera que tiene Jahlil Okafor de sobrevivir en esta liga pasa por conseguir ganarse minutos e importancia con su nueva camiseta. Obviamente, una parte de este éxito o fracaso debe pasar por el trabajo que, sí o sí, ha tenido que hacer este verano para evolucionar en su juego, adaptarse a la NBA actual y pulir tanto sus defectos como sus virtudes. Pero la competencia hace que, a veces, ni haciendo el máximo de trabajo posible uno consigue plasmar su mejora sobre el parqué. Y los interiores en los Pelicans no son precisamente los que mejor pegan con el ex de Duke.

Jahlil Okafor, renovarse o morir

Los New Orleans Pelicans cuentan ya en sus filas con tres interiores que están claramente por delante de Okafor: Nikola Mirotic, el recién llegado Julius Randle y la estrella del equipo, Anthony Davis. Con el montenegrino podría funcionar en ataque; un foward que juega tras la línea de tres puntos y una zona libre para que Jahlil Okafor haga y deshaga a su gusto, el problema reside en la defensa, donde ninguno de los dos destacar por su capacidad de ponerse el mono de trabajo y evitar canastas rivales. Con Randle, la suma se ve menos clara incluso; el ex-laker, aunque sabe lanzar desde fuera, es un jugador más productivo teniendo con el balón en sus manos y por posiciones interiores. Por último, Anthony Davis sí que sería una pieza con la que Okafor podría encajar; La Ceja es un portento defensivo que puede tapar las carencias de su compañero y puede jugar por fuera o desde la media distancia. El problema está en qué si tienes a una estrella como Davis en pista, no puedes condicionar su juego al compañero que tenga en pista, sino que debe ser el otro el que se adapte al All-Star.

Por lo tanto, y aunque el siguiente interior es un Emeka Okafor muy veterano pero que incluso tuvo algún partido como titular la pasada temporada, si no ha habido un cambio importante en el rendimiento de Jahlil, es posible que su andadura por la tierra del jazz sea o poco exitosa o poco duradera. Veremos si llega al Mardi Gras…

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This