Conecta con nosotros

Draft NBA

El inmovilismo de Phoenix emociona y decepciona

La elección de Josh Jackson sabe a número uno para los Suns. Mientras el no haber hecho traspasos es una desilusión.

Josh Jackson completa el young core de Phoenix | Slam Magazin

Antes de la ceremonia eran conscientes de su importancia. El Draft 2017 significaba el punto de inflexión para un proyecto joven que perfilaba su forma. Una noche en la que los Suns pueden irse felices por lo conseguido y decepcionados por no haber buscado más.

 

No había mejor elección

La duda movía al equipo entre la remodelación o el retoque. Entre buscar al nuevo base del equipo, un verdadero distribuidor; o mejorar un puesto de alero que necesitaba un «upgrade». La duda entre De’Aaron Fox y el que dejasen vivo los Boston Celtics. Y no pudo ir mejor.

Tras Markelle Fultz, Lonzo Ball y Jayson Tatum Phoenix tenía que elegir. Los rumores de traspaso de Bledsoe, más vivos que nunca en el mismo Draft, apuntaban a elegir a Fox como el prototipo de base que precisa el equipo. Sin embargo hay un lema para el Draft: «draft for talent, trade for need». Escoge el talento, traspasa por necesidad.

Y no había mejor elección que Josh Jackson. El «fit» total para los Suns. Llamado a formar un dúo devastador con Devin Booker en los próximos años: el todoterreno y el anotador incansable. Además de dotar a los de Arizona de un arma más para el small-ball. Los quintetos atléticos y verticales se verán más que nunca.

 

El sorprendente inmovilismo de McDonough

Nadie apostaba un duro por esto y ojalá lo hubiésemos hecho. Por primera vez como «General Manager», Ryan McDonough se ha quedado quieto. Por primera vez ha echado el freno a esos impulsos, muchas veces nerviosos, que le llevan a buscar el traspaso. Que le llaman como el Anillo a Gollum para saciar su necesidad. Una necesidad voraz por buscar opciones y enferma por no dejar de usar el teléfono.

Se trata de la maduración del ejecutivo más joven al frente de unos despachos de la liga; o simplemente de la incapacidad para encontrar un traspaso positivo. Si es la primera, en Phoenix respiran aliviados. Si es la segunda, los assets que se acumulan en el desierto de Arizona amenazan con pudrirse.

Bledsoe estuvo cerca de salir durante el Draft | Keith Allison (CC)

Y es que Phoenix necesita traspasos, más de uno. No por grandes estrellas como se ha especulado. Paul George, Jimmy Butler, Paul Millsap, Kristaps Porzingis o DeAndre Jordan son algunos de los nombres relacionados con el equipo en los últimos días. Pero salvo el letón, cuyo exagerado precio muestra que Phil Jackson trama algo (o está completa y perdidamente senil), y quizás DeAndre Jordan, los Suns no necesitan ese perfil.

Necesitan ver qué ocurre con el puesto de base. La figura de Bledsoe, capital en la química y juego del equipo, no es la ideal para el sistema. Knight hace tiempo que dejó de sentirse cómo en Phoenix. Mientras un joven Tyler Ulis exige minutos a golpe de buenas actuaciones.

El juego interior, versátil, con Marquese Chriss y Dragan Bender, deja dudas en el puesto de pívot. Se espera la continuidad del profesor, del veterano Tyson Chandler. Mientras que el decepcionante Alex Len y el enérgico Alan Williams parece que lucharán por un puesto.

Junto a todos ellos, tres «rookies» de los cuales solo dos (Jackson y Reed) deberían estar en plantilla; veteranos cuya continuidad no está garantizada (Barbosa y Dudley); rondas del Draft (todas las de Phoenix, más las primeras de Miami de 2018 y 2021) y un verano en el que McDonough tiene objetivos en la Agencia Libre.

 


 

El Draft era el escenario ideal para moverse. Para que McDonough sacase a relucir sus dotes de GM intervencionista y consiguiese, como mínimo, sacar a Knight y algún veterano. Pero la gran oportunidad ya pasó. Phoenix mira adelante, con el prometedor Josh Jackson bajo el brazo, y una tarea aún por terminar.

Comentarios

Más en Draft NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This