Conecta con nosotros

Mercado

Los Hornets reculan y se hacen con Biyombo para intentar competir

Nombres poco llamativos en un traspaso que tiene más miga de lo que puede parecer en un principio.

Era evidente que esta agencia libre la marcaría el destino que tomase la carrera de LeBron James y, con su marcha a los Lakers y al Oeste, The King ha dejado un vacío de poder en su reino; un hueco a ocupar en las Finales y en los Playoffs. Con el Este más abierto, muchas franquicias no quieren dejar pasar la oportunidad de competir en la postemporada, como los Charlotte Hornets. El conjunto de Michael Jordan había regalado a Dwight Howard, tras una temporada mejor que las anteriores pero con mal ambiente en el vestuario, en una clara jugada por comenzar a reconstruir y dar protagonismo a los jóvenes. Esta estrategia la confirmaba uno de sus jugadores, Willy Hernangómez, declarando en algunas entrevistas que desde la franquicia le habían asegurado que tendrían más minutos esta temporada.

El traspaso, adelantado por Adrian Wojnarowski pero completado por Shams Charania, consiste en el envío por parte de los Magic del pívot africano Biyombo a los Hornets recibiendo a cambio a Timofey Mozgov y Jerain Grant desde Chicago. Los Bulls se hacen con los servicios de Julyan Stone, con contrato no garantizado.

 

¿Qué buscan los Hornets?

jrg1975

El retorno de Bismack Biyombo al equipo que lo drafteó en el 2011, que sin ser un gran jugador aportará más que Mozgov, hace pensar que en Carolina del Norte han cambiado sus objetivos, con todo lo que ello conlleva. Borrego tenía en su poder una serie de buenos pívots con Hernangómez, Zeller y la opción mixta de Kamisnky. Pero todos ellos responden a un perfil similar de talento ofensivo y poca capacidad defensiva; algo que soluciona un Biyombo que, si se mantiene en la NBA, es por su valor como center defensivo.

Si los Charlotte Hornets aceptan añadir un nuevo pívot útil a su plantilla y, además, diferente a los demás, parece indicar que quieren tener un roster lo más competitivo posible con una rotación interior variada sin grandes nombres que, solo por ello, tengan que asumir muchos minutos. El puesto de pívot en el baloncesto moderno se adapta cada partido a su rival y Borrego ahora tendrá las herramientas para conseguirlo. Tras la firma de Tony Parker, esto solo confirma lo que comenzamos a intuir hace unos días.

A nivel salarial, Jordan tendrá que poner algún billete de más, pero todavía sin llegar al impuesto de lujo que superaban con Howard.

 

Los Magic, un 2×1 perfecto

Guillermo Mayol (The Wing)

En Orlando, ahora mismo, necesitaban un base —por eso se rumorea con la llegada de Thomas— y liberar las posiciones interiores para dar el mayor número de minutos posibles al prometedor rookie Mo Bamba, cosa que con Biyombo y Vucevic en el mismo equipo no hubiera sido fácil de solventar.

En un solo movimiento, los Magic han conseguido a un base todavía sin explotar como Grant al que darle minutos y ver si funciona de cara al futuro y reciben a un Mozgov que ya está bastante acostumbrado a no tener minutos y que seguro que agradecerá no llegar a una ciudad como Charlotte y poder disfrutar de su gran contrato en las soleadas tierras de Florida.

Un traspaso muy útil e inteligente por parte de la office de los Magic en su necesidad de encontrar talento joven y otorgarles el mejor escenario para desarrollarlos.

 

A todo esto… ¿Y los Bulls?

Guillermo Mayol (The Wing)

La variante sorprendente en todo este asunto es la participación de los Chicago Bulls. Sin ser Grant su gran apuesta de futuro, tampoco ha sido el base que peores sensaciones había dado la pasada campaña. El único sentido que se puede encontrar, de momento, es el de liberarse de uno de sus bases sin recibir nada «molesto» a cambio. Stone puede ser cortado sin problemas y los Bulls tendrán una plaza extra a su plantilla a cubrirse con un jugador que encaje más con sus pretensiones.

Porque, esto es importante, la liberación de los más de dos millones que cobraba Grant no era necesario por parte de Chicago. Incluso contando el nuevo contrato de Lavine, sigan teniendo muchos millones libres a ocupar en lo que ellos quieran. ¿Qué harán ahora que quedan pocos agentes libres disponibles?

 


Un efecto secundario a este traspaso lo encontramos en Kemba Walker. El base de los Hornets ha sonado para muchos movimientos, más cuando parecía que en Charlotte iban a reconstruir y sabiendo que Walker tiene un contrato manejable y que será agente libre en el 2019. Pero no se entendería la llegada de Biyombo sin la presencia de un Kemba Walker al que tendrán que dar motivos durante esta campaña para seguir siendo el rostro de la franquicia si no quieren que se vaya en verano.

 

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This