Conecta con nosotros

NBA

James Harden y Russell Westbrook, los reyes del triple-doble

Russell Westbrook y James Harden hacen historia con sus increíbles estadísticas y récords de triples-dobles.

russell westbrook y james harden son los reyes reyes del triple-doble

Russell Westbrook es, junto a James Harden, el mayor exponente del triple-doble. Guillermo Mayol (The Wing)

Russell Westbrook y James Harden. James Harden y Russell Westbrook. Un MVP y un serio candidato a serlo esta misma temporada. Dos jugadores que están redefiniendo el concepto de triple-doble, convirtiéndolo en algo cotidiano. Su facilidad para anotar y asistir, además de buscarse las habichuelas para conseguir rebotes pese a ser relativamente bajitos les permiten rellenar la hoja estadística con números de otra galaxia más veces de las que cabría esperar.

 

Los números de Russell Westbrook y James Harden

Si nos ponemos a desglosar los apartados en los que suman 10 estas dos superestrellas, véase, puntos, rebotes y asistencias, vemos que lo hacen de forma dispar. En cuanto a la anotación, Harden es uno de los mejores tiradores de la liga. Es capaz de meterla desde donde sea, además de que es habitual verle usar su excelso manejo de balón para crearse sus tiros (solo el 20% de sus canastas vienen tras recibir una asistencia). También es un más que decente penetrador. Russell Westbrook es la potencia hecha persona. Su increíble físico le permite penetrar dejando atrás a los rivales gracias a sus cambios de ritmo y no sufrir penalización tras chocarse contra grandes interiores. También tira mucho de media distancia tras botar y pocas veces recibe asistencias de sus compañeros, en un porcentaje similar al del base de los Rockets.

El año pasado, un Russell Westbrook muy solo anotó más de 30 puntos por encuentro (el mejor registro de la temporada) además de promediar triple-doble. Las llegadas de PG y Melo hace que sus números bajen, aunque sigue deleitándonos con grandes actuaciones. Esta temporada, parece que James Harden será el máximo anotador, mejorando sus números respecto a los del año pasado.

La inversión de papeles también está presente en el apartado asistente, al menos en el tramo que llevamos de temporada. El base de OKC Thunder lidera la liga, siendo el único que llega a los dobles dígitos de media. La eficiencia de Paul George en el lanzamiento exterior y su conexión con Adams le están permitiendo mejorar en este aspecto, el cual se le atragantó más en su histórica campaña. Ya ha tenido dos encuentros con 20 y 21 asistencias respectivamente.

Los números de James Harden han sufrido la llegada de Chris Paul al equipo. Pese a que el exjugador de los Clippers esté pasando demasiado tiempo lesionado, su increíble capacidad de organización merma los números de La Barba, que ha bajado desde las 11’2 a las 9’1. La increíble efectividad de un finalizador como Capela y tiradores como Ariza, Anderson o Gerald Green, además de la pizarra de D’Antoni, facilitan mucho la tarea organizativa y asistente.

No nos vamos a engañar, el hecho de que absorban tanta posesión hace que los compañeros más altos (Steven Adams, Clint Capela) les permitan coger los rebotes defensivos que sean sencillos para poder iniciar el ataque con velocidad. Harden ha bajado sus rebotes respecto al año pasado. Coge cinco por encuentro y el 88% de ellos son estando solo, por lo que sus números no son tan impresionantes (el año pasado llegó a los ocho). Russell Westbrook sigue en su línea y está en la carrera por promediar de nuevo triple-doble. Se le critica por la pasividad de sus compañeros a la hora de rebotear con tal de que los coja él, lo cual es obvio (80% de sus rebotes son sin oposición). De todas formas, su potencia física y su motivación extra permanente también le permiten coger casi dos rebotes ofensivos por encuentro, liderando la clasificación en este apartado entre todos los exteriores de la liga.

Guillermo Mayol (The Wing)

Pese a haber logrado algunos durante sus primeros años en la liga (ocho en las primeras seis temporadas), fue la lesión de KD en la temporada 2014-2015 la que le hizo explotar, con 11 esa misma temporada. Los 18 de la siguiente fueron el prolegómeno de lo que se convertiría en historia en la 2016-2017. Harden no logró ninguno en OKC. Sus primeras cuatro temporadas en Texas vieron 9 en total, por lo que nadie pensaba que el año pasado la cifra ascendería a 22, octava mejor marca de la historia. Westbrook lleva un total de 94, aún muy lejos de los 181 de Oscar Robertson y de los 138 de Magic Johnson, aunque solo a 13 del tercer puesto del podio, que lo ocupa Jason Kidd. James Harden es noveno en la lista histórica con 34. Este año, Westbrook sigue siendo el líder indiscutible en este apartado, con 15 por el momento. James Harden y su disminución en el apartado reboteador caen en la clasificación con solo tres en lo que llevamos de temporada.

 

Los reyes del triple-doble contra la historia

 

Ambos jugadores están rompiendo todos los récords posibles en cuanto a triples-dobles se refiere. Están convirtiendo en algo casi habitual el hecho de hacer triples-dobles anotando más de 40 y de 50 puntos, números más propios de la saga NBA 2K. Un dato que llama la atención es que, entre 1961 y 1975 se hicieron los seis primeros triples-dobles con más de 50 puntos (dos de Wilt Chamberlain, dos de Elgin Baylor, uno de Richie Guerin y otro de Kareem Abdul-Jabbar). Desde 1975 hasta 2016 no hubo ninguno más. Desde el inicio de la pasada temporada, estas dos bestias han igualado el récord conjunto de los más de 4000 jugadores de la historia de la liga, sumando tres cada uno. Entre ellos, destacan dos de James Harden. Un partido de 53 puntos, 16 rebotes y 17 asistencias, con un dominio generalizado muy complicado de ver en la era actual y lo que hizo hace pocos días, el único triple-doble de la historia de 60 puntos, algo fuera del alcance de cualquier humano promedio. Además, cabe destacar que, de las cinco veces que Russell Westbrook ha anotado 50 o más puntos en un encuentro, tres han sido con triple-doble. En el caso de Harden, el ratio se reduce a tres de nueve.

El año pasado, Russell Westbrook hizo 42 triples-dobles, superando los 41 de Oscar Robertson, único jugador que había promediado esos números hasta la llegada del base californiano, un récord que parecía inalcanzable. Además, consiguió la segunda mejor racha histórica de triples-dobles consecutivos, con siete (el récord es 9, de Wilt Chamberlain). La marcha de Kevin Durant le sumió en la soledad y la motivación más absolutas, lo que le permitió ganar partidos prácticamente él solo, pasando por encima de todos los que le criticaban (muchas veces con fundamento) por su egoísmo y su manera de maquillar los números. Hace ya casi cuatro años que protagonizó el triple-doble más rápido de la historia, con 13 puntos, 14 asistencias y 10 rebotes en apenas 20 minutos (la mejor marca de James Harden está en 27 minutos)

Los números que hicieron el año pasado (42 para Russell Westbrook y 22 para James Harden) son las mejores marcas individuales que se hayan visto en la NBA desde 1967 (en el caso de Harden al menos, ya que la única marca equiparable a la de Westbrook es la de Oscar Robertson. De hecho, en lo que llevamos de siglo XXI, la mejor marca individual era de 13, de Jason Kidd.

 

El baloncesto evoluciona hacia el triple-doble

Lo de estos dos jugadores es solo una muestra excepcional dentro de una tendencia. Los jugadores evolucionan hacia la versatilidad extrema, como es el caso de Draymond Green, LeBron James y Giannis Antetokounmpo, esos jugadores con alturas propias de un interior que manejan el balón como un base. El récord de más triples-dobles en una temporada entre todos los jugadores era de 78, en el año 1988. El año pasado, con los dos protagonistas de este artículo a la cabeza, ese récord quedó absolutamente ridiculizado por los 117 triples-dobles totales de la temporada 2016-2017. Este año llevamos 57, por lo que es muy poco probable que se igualen esos baremos, aunque el dato probablemente se situará entre los mejores desde que se tiene constancia. Además, cabe destacar que la media en las 10 temporadas anteriores era de apenas 40, por lo que la evolución queda más patente aún.

 


 

Para acabar, queda decir que esto es lo que nos queda por ver en los próximos años, donde los triples-dobles seguirán siendo parte de la rutina diaria en la mejor liga del mundo. Lo que sí se puede garantizar es que va a ser muy complicado que en la liga coincidan de nuevo dos jugadores como Russell Westbrook y James Harden, que son los reyes del triple-doble.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This