Conecta con nosotros

NBA

Harden, Oladipo, Casey… los favoritos para los NBA Awards

Con los finalistas ya conocidos. ¿Quién terminará levantando cada premio?

LeBron James gasta mucho tiempo y dinero en cuidar su físico.

Lebron James podría ganar otro premio MVP con 33 años. Erik Drost (CC)

Todos los ojos están puestos en los Playoffs. En si los Warriors cumplirán con su papel de favoritos o los Rockets podrán superarles. En si LeBron James seguirá con su reinado en el Este o los Celtics darán la sorpresa a pesar de las lesiones. Pero entre jugada y jugada, la NBA ha publicado los finales a los premios del año, que se darán en la gala que se celebrará el 25 de junio a modo de conclusión de la presente temporada.

De los muchos nombres que han sonado para cada galardón, ahora solo quedan los tres últimos finalistas. Y sin grandes sorpresas, los que están merecían estar aunque siempre puede haber dudas con alguno que se haya quedado fuera y también haya hecho méritos para estar.

Porque no nos engañemos, aunque lo más importante siempre sea lo colectivo y ganar el anillo. A los jugadores les gusta, y mucho, recibir estos premios individuales.

 

MVP: La Barba, a por el reinado de la NBA

 

El MVP será el trofeo que cierre la noche y, obviamente, el de más valor. Anthony Davis saltó en la lista de candidatos tras el liderazgo (y los números) que realizó en los Pelicans tras la lesión de DeMarcus Cousins. Sin la plaza de Playoffs cerrada, La Ceja fue una máquina imparable que hacía partidos de 40 puntos y 10 rebotes con una facilidad casi insultante y, sin él, los Pels se habrían hundido claramente. 28.1 puntos, 11.1 rebotes y 2.6 tapones (líder de la NBA en este apartado) han sido sus números.

LeBron James ha sido más rey que nunca este año. Jugando por primera vez todos los partidos de la temporada regultar, los Cavs han obligado a James a ser mejor que nunca ante el pobre rendimiento de sus compañeros… y todo esto con ya 33 años. 27.5 puntos, 8.7 rebotes (mejor dato de su carrera) y 9.1 asistencias (marca de su carrera y segunda de toda la NBA) son los promedios de un jugador que ya está haciendo dudar a más de uno sobre si Michael Jordan es el mejor de todos los tiempos.

Los números de The King serían de MVP en el 95%; y lo lo pueden ser también este año. Pero si hay dudas es por otro hombre de temporada sensacional: James Harden. La Barba ha sonado para este premio desde las primeras semanas de la NBA y ha sabido mantener el nivel durante toda la campaña. Con Paul al lago, no ha necesitado trabajar tanto como asistente (el año pasado hizo 11 por noche) y ha podido explotar su gran talento anotador. En el mejor equipo de toda la liga, Harden ha sido el máximo anotador siendo el único que supera la treintena (30.4), el tercero en asistencias (8.8), top10 en robos (1.8) con 5.4 rebotes.

COY: Los Playoffs no cuentan

Este año ha sido uno de los más complicados para decidir al mejor entrenador. Por ejemplo, se han quedado fuera el del mejor equipo de la NBA (Mike D’Antoni), el del equipo revelación (Nate McMillan), Brett Brown o Gregg Popovich, con sus Spurs sempiternos a pesar de la lesión de su estrella.

El máximo favorito parece ser Dwane Casey por su labor con los Raptors. Los líderes del Este y con la capacidad de, con la misma plantilla, mejorar los números temporada tras temporada. Por suerte para él, que los canadienses volvieran a mostrar su peor versión en los Playoffs y su despido no serán relevantes porque las votaciones llevan semanas cerradas.

Quin Snyder está aquí por la capacidad de saber rehacerse tanto de la marcha su jugador estrella en verano como de la lesión a principio de temporada de Gobert. Con la sorpresa de Mitchell, la mejor versión de Rubio y la vuelta del francés; los Utah Jazz se convirtieron en uno de los mejores equipos de la NBA hasta convertirse en los quintos del Oeste y haber tocado con las yemas de los dedos el factor cancha.

Pero si hay un favorito para el gran público (que no para el resto de entrenadores aparentemente) es Brad Stevens. El entrenador de los Celtics sigue haciendo magia, más ahora en PO aunque no cuente. Pese a no contar durante todo el año de Gordon Hayward, con Kyre Irving perdiéndose 20 partidos y con más de un lesionado casi siempre. Los Celtics se pusieron segundos del Este con un rookie y un sophomore como líderes. Además, estamos viendo la versión más importante (que no la mejor, o la más destacada) de Al Horford. Todo esto gracias a la pizarra de un Stevens que, por ejemplo, es siempre matadora tras tiempo muerto.

 

ROY: ¿Posible co-ganadores?


Simmons o Mitchell, Mitchell o Simmons. Aunque Jayson Tatum brilló al principio y lo está haciendo ahora (quizás ese es el mayor premio que puede tener); el debate está entre el base de los sixers y el escolta de los Jazz.

Ben Simmons ha demostrado ser la pieza clave para que los 76ers sean el proyecto serio que es ahora. Ha sabido llevar el ritmo de los partidos como si fuera un veterano y todo esto sin tiro exterior. Ha sido uno de los mejores asistentes de toda la NBA y su juego no es propio de un rookie (tampoco lo es al uso). Pero Donovan Mitchell también ha hecho historia. Pocos son los novatos que han tenido sus marcas anotadoras en la época moderna, pocos han sido capaz de liderar en puntos a un equipo tan competitivo y Mitchell es uno de ellos.

El australiano parece que parte con ventaja, pero todo puede pasar dentro de un mes y todo sería justo. ¿Lo mejor? La cantidad de tiempo que tenemos para disfrutar de estos tres jugadores y de otros muchos de una generación que no ha decepcionado.

 

DPOY: Los hombres grandes mandan

El premio más abierto de todos. Cualquiera podría ser el ganador. También es uno de los premios donde la estadística avanzada es más importante —y aquí un servidor no es un experto sobre ella—.

Joel Embiid es el jugador que más destaca por su habilidad defensiva sin tener una estadística tradicional a su favor. Su capacidad atlética y fuerza han sido básicos para los esquemas en defensa de los sixers. La muestra de que este jugador, más allá de una personalidad extrovertida, tiene mucho talento para ser un gran dominador de la NBA.

Rudy Gobert, el mejor reboteador ofensivo de la liga, es uno de esos jugadores que cambian las dinámicas defensivas de su equipo simplemente por estar. La mejoría de los Jazz llegó cuando Gobert se recuperó de sus problemas físicos y su segunda parte de campaña espectacular nació de tener al francés como muro de contención.

Por último, tenemos a un Anthony Davis que ya salió en la lucha por el MVP y fácilmente podría ganar también este. Controla ambos lados de la pista y ha terminado siendo el mejor reboteador de toda la liga y el mejor taponador. La Ceja lo domina todo y pocos pueden pararlo.

 

MIP: Oladipo forever!

Si T’Challa es el rey de Wakanda, Victor Oladipo es el rey de este premio en esta temporada. Puede haber algún otro opositor al trono que intente luchar contra él, pero al final siempre terminan ganando los que se supone que van a ganar. La mejora de Oladipo entre su temporada con los Thunder y esta con los Pacers es increíble. Numéricamente, ha promediado 7 puntos más por partido (de 15.9 a 23.1) y ha doblado sus números en robo hasta ser el mejor de toda la NBA (de 1.2 a 2.4 por encuentro). Pero su mejora va más allá, se ha convertido en todo un líder, en el jugador franquicia de los Pacers y en el arma que ha provocado que no hayan echado de menos a Paul George.

Clint Capela no ha tenido un ascenso estadístico relevante. Pero sí ha conseguido mostrarse como una pieza imprescindible para sus Rockets y en una de las joyas del mercado por su talento defensivo (podría haber estado en la pugna por el DPOY y nadie se hubiera alarmado). El suizo va paso a paso, pero cada año deja entrever que tiene las tablas para ser un pívot a tener en cuenta, un currante de lujo de los que ganan campeonatos sin que te hayas dado cuenta de ello.

Por último, Spencer Dinwiddie ya ha encontrado su hueco en la NBA gracias a los Brooklyn Nets (y a la lesión de Russell). Él es el típico jugador que gana el MIP: jugador con poco protagonismo que va ganando experiencia y en su tercer o cuarto año explota gracias a jugar más que nunca. Porque Dinwiddie ha jugado 28 minutos por partido (6 más que la campaña anterior que ya había sido su récord, pues antes no había llegado a los 10 por noche) y con eso ha conseguido promediar más de 5 puntos por noche y doblar sus asistencias. El trofeo parece lejos, pero el mayor premio que ha podido recibir es esta oportunidad de ponerse en el mercado como un base más que válido para la NBA.

 

Sexto hombre del año: la historia se repite

La lucha entre Eric Gordon y Lou Williams vuelve a repetirse un año más. Con Jamal Crawford dando sus últimos coletazos, estos dos se repartirán probablemente los próximos premios.

Lou Williams es el gran favorito con una temporada que le ha llevado a estar cerca de ser All-Star. 22.6 puntos por partido (career high) pero con un gran problema, ha sido titular en varias de sus mejores actuaciones. De todos modos, partir de inicio en 19 encuentros cuando has disputado 79 no debería ser problema para que Williams gane su segundo premio tras el de 2015.

Eric Gordon, vigente campeón, ya está estable moral y físicamente gracias al papel de líder del banquillo que le ha dado D’Antoni en los Rockets. Ha mejorado ligeramente sus números pero sus 18 puntos por partido no parecen suficientes para llegar al nivel mostrado por el de los Clippers.

Por último, tenemos a Fred Van Vleet. Y es que el líder del mejor banquillo de la NBA en temporada regular debe estar en la torna aunque como sophomore sea, con diferencia el hombre con peores estadísiticas. De hecho, su mejoría quizás es más propicia para el MIP. Pero el talento que ha mostrado Van Vleet para sustituir a Lowry es indiscutible. Aporta calma al equipo, sabe dirigir y no duda en lanzar cuando debe hacerlo. La clase de jugador que todo entrenador desea tener y que Casey ha sabido llevar correctamente. 


La suerte ya está echada y solo hace falta saber el ganador. Pero… ¿cuáles son vuestros favoritos para cada premio?

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This