Conecta con nosotros

NBA

Los Grizzlies apuestan por Marc Gasol y Mike Conley

¿Aciertan los Grizzlies en seguir depositando su futuro en manos de Gasol y Conley?

170106 MEM at GSW-46

Los Memphis Grizzlies tienen claro sobre qué jugadores quieren seguir construyendo su presente y su futuro, y esos jugadores no son otros que Marc Gasol y Mike Conley. Parece ser que la franquicia no se plantea negociar con ningún equipo interesado en estos dos jugadores, y de esta forma contestan a los fuertes rumores que han surgido este verano en torno al interés de los Boston Celtics en hacerse con el pívot español. Matt Moore, de CBS Sports, ha informado que la directiva ha colocado el cartel de intocables a sus dos jugadores franquicia.

La palabra “intocable” en realidad es más una forma de dar importancia a un jugador franquicia que una realidad en el mundo de la NBA. Hemos visto en innumerables ocasiones cómo jugadores que son líderes de un proyecto, ídolos de la afición, jugadores que dan todo por el equipo, son finalmente traspasados en pos de un nuevo proyecto o una oferta más jugosa para la franquicia a nivel económico (y a veces también a nivel deportivo, aunque a largo plazo). El caso más reciente, el de Isaiah Thomas y los Celtics, tema sobre el que ha dejado unas palabras nuestro compañero Javier Rodríguez

Marc Gasol y Mike Conley simbolizan todo eso en Memphis. Son los actuales líderes del equipo, sin duda los ídolos de la afición Grizzlie, y son jugadores que salen cada noche a dejarse la piel por el bien común del equipo. Por esas razones, desde la franquicia se les ha dado el reconocimiento de intocables, pero ¿es la mejor opción?

 

Reconstrucción, pero no del todo

Ambos jugadores son, además de los jugadores sobre los que se mueve el juego de los Grizzlies, las voces más autorizadas en un vestuario plagado de jugadores jóvenes nacidos en la década de los 90. Son un gran ejemplo de cómo liderar, de cómo interponer siempre el conjunto a la individualidad, y eso es algo impagable para cualquier proyecto. Al fin y al cabo, una guía para los chavales, una fuente de aprendizaje muy enriquecedora.

La plantilla cuenta con jugadores con mucho talento pero que no tienen el suficiente material para liderar un proyecto, como puedan ser Ben McLemore, Tyreke Evans o el decepcionante la pasada campaña Chandler Parsons, pero que pueden ser grandes complementos para un dúo que trabaja a las mil maravillas juntos y que tanto han dado por sus Grizzlies.

Por otro lado, los Memphis Grizzlies acaban de perder a jugadores veteranos y que también ejercían su liderazgo en el vestuario, y que además seguían siendo de gran importancia para la rotación del equipo, como Zach Randolph, Vince Carter, o Tony Allen, que aún se encuentra sin equipo. El proyecto ha dado sus frutos en siete temporadas seguidas entrando en Playoffs y llegando a unas Finales de Conferencia, que no está nada mal para un mercado como el que ofrece Memphis. Ese proyecto ha acabado, y los Grizzlies han comenzado una pequeña reconstrucción haciendo cambios significativos, pero no a los más importantes.

Pero el Oeste es, a priori, más duro que nunca. Va a estar muy caro entrar en Playoffs, y un equipo que siempre ha estado ahí y ha sabido dar la cara (incluso con todos los problemas de lesiones que sufrieron en la temporada 2015-16) para competir por las eliminatorias por el anillo, puede que este año no les dé para llegar a ese objetivo, y las cosas empiecen a complicarse.

 

Marc Gasol no se cierra las puertas

Hay otro detalle importante en todo este asunto, el deseo del jugador. Es cierto que en el negocio de la NBA, los jugadores tienen poco que decir sobre su futuro en la mayoría de los casos, pero aún así, si un jugador quiere irse, puede cambiar el planteamiento de los directivos de la franquicia, y que se vean obligados a buscar una salida a su jugador antes de que este se vaya gratis. Marc Gasol ha dicho públicamente que no descarta una salida de los Grizzlies de ver que el proyecto se estanca, ya que el pívot quiere ganar.

Al mediano de los Gasol le quedan todavía dos años de contrato, más un tercero sujeto a ‘Player Option’, por lo que tienen ese tiempo para convencer a su estrella de que se quede. De todas formas, cuando ese contrato se acabe, Marc Gasol tendrá ya 34 años, por lo que puede que por aquel entonces ya no sea tan intocable para los intereses de la franquicia.

Mike Conley, por su parte, firmó el verano de 2016 el que fue por aquel momento el contrato más lucrativo de la historia de la NBA, y su contrato vigente durará hasta la temporada 2020-21. Los Grizzlies depositaron gran confianza en su base, le dieron las llaves del equipo tanto a Conley como a Gasol, y quieren que así siga siendo.

 


 

Pero como siempre suele pasar en estos casos, las palabras se las pueden llevar los resultados. Veremos cómo funciona el equipo ofensiva y defensivamente sin jugadores que han sido baluartes en este periplo, cómo encajan las nuevas piezas, y si los jóvenes no acusan su inexperiencia y dan los frutos necesarios para que uno de los gallos del Oeste (se han ganado el cartel por derecho propio) siguen dando guerra a sus rivales y vuelven a pisar la postemporada. De momento, la apuesta por Conley y Gasol es clara, el caso es no perder dicha apuesta.

 

Foto: Scott Daniel Cooper / starting5online.com

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This