Conecta con nosotros

NBA

Retirada de Gregg Popovich, reconstrucción en los Spurs

Si Pops se retira en un año los Spurs deberán cambiar de rumbo. ¿Fuera Aldridge? ¿Turno de Hammon o Messina?

Gregg Popovich podría retirarse el próximo verano, San Antonio Spurs se vería en una situación insólita

Gregg Popovich podría retirarse el próximo verano, San Antonio Spurs se vería en una situación insólita – Guillermo Mayol (The Wing)

Todos sabemos que el culebrón del año y seguramente del verano tiene en el ojo del huracán a San Antonio Spurs, Kawhi Leonard y por tanto también a Gregg Popovich. Hace escasos días la ESPN anunciaba que «Pops» podría estar planteándose abandonar los Spurs tras la próxima temporada; justo la anterior a la de los JJ.OO. en los que ejercerá de seleccionador del Team USA en sustitución de «Coach K«; para después retirarse definitivamente. Ese año previo la cadena norteamericana comentaba que lo dedicaría a viajar por todo el mundo, hablando con entrenadores y personal técnico además de viendo partidos para nutrirse ante un reto nuevo para él.

 

Gregg Popovich es el ADN de San Antonio Spurs

Si esa información se confirmara (es muy posible, pues Pops tiene 69 años) la franquicia de Texas sufriría un revés duro de superar. El entrenador ha forjado a fuerza de victorias un ADN que ningún otro equipo tiene y muy pocos en la historia han logrado emular.

22 temporadas como líder (junto a Tim Duncan) de la franquicia más estable del planeta; 19 de ellas con más de 50 victorias en temporada regular; cinco anillos de campeón y otro título de Conferencia para un total de un 69 % de victorias en «regular season» y un 60 % en postemporada. Números al alcance de muy, muy pocos.

Tras la retirada de Duncan, Gregg Popovich ha modificado el estilo de juego, ha adaptado a todo el equipo para seguir ganando con menos y peores piezas; lo que implica una mayor sincronía entre entrenador y equipo. Solo el drama de Kawhi se le ha atragantado en una carrera casi impecable y con tantos éxitos que los Spurs no saben ni qué significan las palabras «tanking» o reconstrucción. Algo que irremediablemente cambiaría si se retirara.

 

Kawhi Leonard ha pedido el traspaso

Es como mínimo curioso que días antes de conocerse el rumor de su retirada se produjera una reunión entre el entrenador y su jugador franquicia e inmediatamente después se filtrara que Kawhi habría pedido el traspaso.

Quizás, solo quizás, Gregg Popovich le anunciara sus intenciones de retirarse después del próximo año y Kawhi decidiera entonces salir de un equipo que muy seguramente entraría en una profunda regeneración y reconstrucción; perdidos sin su capitán de las últimas dos décadas y con un grupo de veteranos en seguramente sus últimos momentos de gloria (Pau, Parker o Ginobili).

Solamente Aldridge sería un punto a favor de quedarse, pero en otros muchos equipos hay jugadores de su calidad, así que no sería motivo suficiente. La retirada de Pops implica irremediablemente un cambio de identidad, mentalidad y quizá una crisis en los Spurs que Kawhi no estaría dispuesto a atravesar durante su «prime».

 

El cambio de rumbo en los Spurs

Ese cambio de identidad empezaría con la elección de un nuevo entrenador jefe. Ahora mismo los máximos candidatos serían Messina o Becky Hammon; ambos asistentes del propio Popovich y conocedores por tanto de la franquicia y el estilo de juego.

Fueran ellos o cualquier otro pretendiente que apareciera, ninguno es Popovich; ni debe pretender serlo. Gregg Popovich es ya un ídolo de la franquicia, de la NBA y del mundo del baloncesto (se quedaría TOP3 de entrenadores con más victorias en su palmarés, a unas 100 de Don Nelson), pero también ha tenido sus peros (sobre todo al inicio de su carrera, cuando estuvieron cerca de despedirle) y su relevo debe buscar su propio camino.

Aparte de la renovación del coach, también habría que hacer limpieza en el equipo y a la salida este verano de Kawhi (si se produce finalmente) también habría que añadirle seguramente la de Aldridge; aún con dos años de contrato restante. Posiblemente habría que añadir las retiradas o salidas de Ginobili, Parker y Gasol… un equipo casi nuevo.

Por tanto, sería también el momento perfecto para iniciar un nuevo rumbo, empezar de cero a reconstruir (esta vez sí) y renovarse para no morir.

 


 

Lo desconocido siempre da miedo y para San Antonio Spurs debe ser difícil de imaginar su equipo sin Popovich al frente, pero los ciclos terminan y el de Pops está ya cerca de cumplirse. Así pues, tocará afrontar las novedades y reconocer que quizás habrá que desacostumbrarse a ganar tanto para convertirse en una franquicia más «normal» en la que haya también etapas de vacas flacas. Sin Popovich todo se ve oscuro, pero nada dura para siempre.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This