Conecta con nosotros

NBA

Dónde se sitúan los Warriors entre los mejores de la historia

Tres anillos en cuatro años les colocan entre los mejores equipos de toda la historia de la NBA.

Efectivamente, los Golden State Warriors ha vuelto a ganar el anillo de la NBA. Una temporada en la que prácticamente todo el mundo esperaba que los californianos continuaran arrasando por todos los estadios de la liga ha terminado cumpliendo las expectativas. No fueron los primeros en su Conferencia, llegaron al séptimo partido en las Finales del Oeste contra Houston Rockets y en las Finales han ganado con relativa facilidad, pero sin apabullar como otras veces, aunque es cierto que tampoco les ha hecho falta.

Un equipo con cuatro jugadores capaces de cambiar partidos, buenos compañeros y un gran sistema adaptado al baloncesto contemporáneo. Una maquinaria bien engrasada que ha conseguido, de momento, llegar a cuatro Finales consecutivas, ganando tres de ellas y quedándose a las puertas en otra. Queda un largo verano por delante y pueden pasar muchas cosas, pero si los Golden State Warriors mantienen el núcleo y el estilo, es probable que muy pocos equipos puedan hacerles frente a corto plazo, por lo que se antoja necesario empezar a compararles con los mejores equipos de la historia. Hay varios factores a tener en cuenta.

 

Golden State Warriors, ¿dinastía?

La palabra dinastía aún les queda un poco grande a estos Warriors. Son cuatro años asombrando y dominando, pero aún les queda camino por recorrer para estar entre los más grandes. Puede que, en un par de años, de seguir por el mismo camino, este equipo haya escalado varios puestos hacia la cima de «mejor equipo de la historia». Por el momento, seguro que van a ser recordados durante mucho tiempo y ellos saben que tienen en sus manos codearse con los mejores de todos los tiempos.

Si nos fijamos en los mejores de siempre, vemos que los Celtics primitivos ganaron once anillos en trece temporadas. Los Lakers de Magic consiguieron cinco anillos en nueve años, los Bulls de Jordan seis en ocho temporadas y los Spurs más actuales ganaron cinco anillos en 17 temporadas, lo cual no es una marca perfecta, aunque el hecho de permanecer dos décadas en la élite con el mismo núcleo es tremendamente meritorio.

 

Proceso de formación y protagonistas

La franquicia californiana tiene un mérito enorme por haber llegado hasta donde está con una gran cantidad de estrellas provenientes del Draft. Stephen Curry (2009), Klay Thompson (2011), Harrison Barnes y Draymond Green (2012) fueron grandes protagonistas del primer anillo, en 2015, con la inestimable ayuda de otras incorporaciones como Andre Iguodala o Andrew Bogut. El núcleo del equipo salió de la buena gestión desde los despachos, que confió en un entrenador rookie y acertó de pleno.

Después de dos años y de una dura derrota en 2016, Kevin Durant, el agente libre más cotizado de ese verano, hizo saltar la igualdad de la liga por los aires uniéndose a un grupo que tuvo que sacrificar varias piezas para poder acoger en su seno a uno de los mejores del planeta, ese que ha sido MVP de las dos últimas Finales. Todos los años han de hacer malabares con los salarios, con jugadores cobrando menos y veteranos que solo ganan el mínimo para seguir dominando la liga, por lo que será interesante ver si en el futuro pueden mantener unidas todas las piezas.

Por lo tanto, se han juntado con cuatro All-Star perennes y futuros Hall Of Famers para dominar la liga, lo que es algo habitual. Un hombre no hace un ejército, y si no, que le pregunten a LeBron James o a Kobe Bryant. Todos los grandes equipos han tenido un núcleo de superestrellas clave en la consecución de sus éxitos, sobre todo los actuales, con el concepto de superequipo muy arraigado en la liga. Además, los jugadores de rotación, esos que dan campeonatos, también han de ser los adecuados.

Bill Russell y Bob Cousy estuvieran rodeados de otros once Hall Of Famers, el trío ochentero Magic-Worthy-Jabbar enamoró al mundo, Jordan tuvo a su lado a dos de los mejores escuderos de la historia, Pippen y Rodman y, aunque ninguno será recordado por su espectacularidad o actitud de estrella, el trío Duncan-Ginobili-Parker siempre estará en la memoria de todos.

Por supuesto, no nos vamos a olvidar de los entrenadores, ya que algunos de los más conocidos están presentes. Red Auerbach capitaneó a los primeros Celtics dominantes, Pat Riley hizo disfrutar a todos los aficionados con el Showtime, Phil Jackson revolucionó la NBA de la mano de Jordan y, posteriormente, del dúo Shaq-Kobe. Tampoco dejamos de lado al bueno de Gregg Popovich, para muchos el mejor entrenador de la historia. Steve Kerr lleva solo cuatro años en la liga, por lo que es imposible empezar con mejor pie. Un entrenador que llegó a California siendo rookie y sigue ganándose su sitio en los libros.

 

Golden State Warriors, espectacularidad y efectividad

Te gusten o no los Golden State Warriors, hay que reconocer que juegan muy bien al baloncesto. Su estilo es muy bonito de ver y fácil de disfrutar, muy adaptado al estilo moderno. Muchos lanzamientos exteriores, versatilidad máxima en todas sus posiciones, ataques rápidos y letales y mucha espectacularidad. En ataque, una maquinaria difícil de frenar por tener a dos de los mejores tiradores de todos los tiempos, uno de los anotadores más versátiles que se han visto y un jugador que se encarga de todo el trabajo entre bambalinas.

Estéticamente, solo aquellos Lakers de los años 80, el llamado Showtime y su líder, Magic Johnson, pueden ganar a estos Golden State Warriors. El resto de franquicias ganadoras mencionadas eran muy efectivas en sus estilos, aunque no tan espectaculares en la ejecución. Los Celtics de los 60 estaba en una liga de 8 equipos y contaban con muchos de los mejores jugadores del momento, por lo que les fue un poco más fácil ganar (lo cual no quita mérito a ese equipo). Los Lakers ganaron y perdieron anillos fieles a su estilo, el cual aficionó a mucha gente a la NBA por la velocidad de juego, las jugadas asombrosas y la facilidad con la que lo hacían.

Los Bulls de Jordan eran un rodillo. Tienen el mejor porcentaje de victorias en temporada regular de una dinastía y también el mejor porcentaje de Playoffs de la historia en sus anillos ganados. Jordan es, para muchos, el mejor jugador de toda la historia. Si no se hubiera retirado dos veces, quién sabe los anillos que tendría ahora. Por último, el estilo de los Spurs era muy reconocible. Una defensa férrea y un ataque basado en el movimiento de balón, sin que ningún jugador destaque excesivamente por encima del resto. La dinastía con más sentido de equipo de todos los tiempos.

 

La clasificación de los mejores

Como hemos dicho, aún es un poco pronto para hablar de dinastía. El tiempo es el único que se opone a que estos Warriors estén en el podio de los mejores con los Celtics de los 60 y los Bulls de Jordan. Creo que aún están un poco por debajo también de los Lakers de los 80 y de las dos décadas de gloria de los Spurs. Por ello, en una clasificación histórica, podría colocarse en quinto puesto, por detrás de estos que he mencionado. Lógicamente, es algo totalmente subjetivo, no hay una vara exacta de medir estas cosas.

En mi opinión, han superado a los Celtics de Bird, McHale y Parish, los Lakers de Shaq y Kobe que dominaron la liga en el cambio de siglo y los Heat que ganaron dos de las cuatro finales a las que llegaron entre 2011 y 2014 de la mano de LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh, que son algunas de las franquicias que más han dominado la NBA. Como siempre, os animamos a dejar vuestra opinión personal en los comentarios diciendo cuál sería vuestra clasificación histórica y si estos Golden State Warriors entrarían en ella.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This